AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

LA BIBLIA EVANGELIOS

JESUS DE NAZARET

21/03/2017

Grafica 'La biblia evangelios' Categoria 'Religiones' Palabra 'Biblia'

CATEGORIA N° 20 RELIGIONES y BIBLIA

Queridos hermanos, queridas hermanas:

En nuestra vida terrenal hay días en los que despierta el deseo de alejarse del trajín diario, para reflexionar uno sobre sí mismo o sobre las situaciones del mundo actual.

Lo que distingue a la persona despierta es que no se da por satisfecha con las apariencias de la existencia terrenal, sino que en la vida diaria y en el acontecer cotidiano busca el por qué de las cosas y saca de ello sus conclusiones. Quien analiza de forma autocrítica su forma de sentir, pensar y actuar y pone en práctica los reconocimientos derivados de ello, para en el futuro estar a la altura de normas éticas y morales más elevadas, consigue también una visión clara de lo que sucede a su alrededor y en el mundo.

Una persona moderna despierta organiza su propia vida, en lugar de dejar que otros se la organicen, es decir que la adoctrinen y estructuren. Una persona así hace uso de su libertad de pensar y de decidir por sí misma. No suelta de la mano el timón de su vida, para que no le suceda como a ese animalito llamado leming*, apático, ciego y sordo, que corre correr con la masa hacia donde otros quieren tenerlo.

* El leming es un roedor de aprox. 7,5 a 15 cms. que habita en la zona polar del norte de Europa. Es célebre por sus migraciones que emprende en enormes cantidades, dirigiéndose directa y casi ciegamente hacia la costa, pereciendo a millares bajo el ataque de aves de rapiña y animales carnívoros que los escoltan. En su desesperación se lanzan por miles al mar. (N.d.l.T)

Si nos analizamos a nosotros mismos, encontraremos a menudo la expresión “¿por qué?” en el centro de nuestra autocrítica. Nos preguntaremos por ejemplo: “¿Por qué estoy a favor de uno de mis semejantes y menos a favor de otro, o incluso en contra suya?” Pero la vida nos pone frente a otras preguntas, que van más allá de lo personal: ¿Por qué existen en el mundo éstas y aquellas situaciones? ¿Por qué las guerras, si nosotros los occidentales somos cristianos? ¿Por qué el terror, el asesinato y las muertes violentas, si somos cristianos? ¿Por qué la Madre-Tierra tiene que sufrir indeciblemente por culpa de nosotros los hombres? ¿Por qué muchos insultos se basan en nombres de animales, cuando por ejemplo se dice “¡Eres un perro rabioso!” “¡Sabandija!” “¡Gusano asqueroso!” “¡Burro!” “¡Cerdo!” y muchos otros más?

Sobre todo esto podría decirse sin más: “Este es el deterioro de todos los valores y de las buenas costumbres en nuestro mundo”. Esta respuesta es por cierto evidente y no es falsa, pero apenas si nos lleva más allá. En su lugar sería recomendable seguir preguntando “¿Por qué es ésto así?”, incluyéndonos también a nosotros mismos al preguntarnos: “¿Contribuyo también a ello?” Y: “¿Por qué hago ésto?” La palabrita “por qué” es una y otra vez el punto central; en definitiva está siempre ante nosotros.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017