EL TIMO DEL AGUA DE MAR

JBN

27/03/2017

El timo del agua de mar (IMPRIMIR # 1133)

AGUA Y SALUD

LA MODA DEL AGUA DE MAR

El engaño que puede causarte serios problemas.

El consumo de agua de mar está de moda, tanto es así, que desde distintos medios de comunicación nos hablan de sus supuestas virtudes. Sin embargo, ¿qué hay de cierto? En el presente artículo vamos a desmontar los argumentos de quienes intentar hacer del agua de mar un gran negocio, hoy, os hablamos del timo del consumo de agua de mar.

Quienes sostienen la teoría sobre las virtudes del agua de mar lo hacen en base a los estudios que hace más de 100 años llevó a cabo un tal René Quinton, quien aseguraba que el consumo de este agua era un magnífico remedio contra numerosas enfermedades. Este médico francés ideó el llamado “plasma de Quintón”, una solución creada a partir de agua de mar esterilizada.

La idea es mantenida en la actualidad gracias, en parte, a diversos discípulos de Quirón, como el colombiano Laureano Domínguez, que ha llegado incluso a afirmar que el consumo de agua de mar podría ser la solución para acabar con el hambre en el mundo. Esta pseudoterapia se promociona, a día de hoy, en congresos pseudocientíficos del estilo de “ciencia y espíritu” donde se tratan terapias naturales sin ninguna base científica como la homeopatía o la acupuntura.

¿Qué sucede cuando nos inyectamos agua de mar?

La concentración de sales dentro de nuestras células permanece en equilibrio gracias a una seria de mecanismos que se encargan de ello. Este equilibrio es esencial para el correcto desarrollo de las reacciones enzimáticas que se llevan a cabo dentro de las células, pero, además, es decisivo para otros procesos esenciales, como la transmisión del impulso nervioso.

Para conseguir este equilibrio las membranas celulares tiene la capacidad de dejar pasar libremente algunos compuestos, como el agua, mientras que otros la atraviesan de manera más controlada a través de transportadores o canales. Si la concentración de sales en nuestro organismo se dispara, el agua saldrá de las células para intentar equilibrar el sistema.

Mientras que la concentración en el interior celular se sitúa en torno al 0,9%, el agua marina presenta una media del 3,5%. Beber agua de mar solo puede contribuir a elevar la concentración salina alrededor de las células, lo que provocará que el agua que éstas contienen salga a través de su membrana. Si el interior celular se mantiene durante mucho tiempo con una concentración salina elevada puede producirse un fatal desenlace.

¿Es entonces recomendable beber agua de mar?

Tanto el biólogo José Miguel Mulet, como el nutricionista Juan Revenga han escrito artículos en los que ponen al descubierto las disparatadas teorías de Chitón y sus discípulos. Para ellos el asunto está claro; beber agua de mar en pequeñas cantidades no te va a matar, pero tampoco te va a servir para aliviar enfermedad alguna. Beber agua de mar solo provocará una deshidratación de nuestro cuerpo.

www.lailuminacion.com

* Version impresa