LA ILUMINACION ESPIRITUAL

AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GRAFICOS | FRASES | INDEX
Home - La iluminacion Espiritual   Facebook   Twitter   Instagram   Pinterest   Blogspot   Ajedrez Paisa   Registro y Comentarios   Whatsapp   Buscador

ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES



IMÁGENES WHATSAPP

Unete al Grupo Whatsapp

CLIC ACÁ

ÚNETE AL GRUPO WHATSAPP

Imágenes prediseñadas con mensajes de espiritualidad y crecimiento para tu Whatsapp, que además puedes usar para usar como fondos para tu celular. Comparte imágenes con frases de reflexión en Facebook, Twitter, Whatsapp o por correo electrónico. Las reflexiones de personajes célebres que te ofrecemos aportan una visión crítica de la realidad e invitan a pensar, motivan la reflexión y proponen cambios en los hábitos y las actitudes espirituales.

GRAFICAS WHATSAPP

EVOLUCION O REGRESION

OMRAAM MIKHAEL
Nos gustaría creer que todo representa progreso, y se mueve en la dirección de la evolución. Pero, desafortunadamente, no podemos evitar observar que a veces hay regresiones.

evolucion-o-regresion

MISTICO 7 DIAS

OMRAAM MIKHAEL
En la espiritualidad, se querrá ser místico durante los siete días, ser puro los siete días, tener buenos pensamientos los siete días, meditar los siete días… toda la vida.

mistico-7-dias

RIQUEZA INTERIOR

OSHO
La meditación es una de las riquezas que puedes llevarte más allá de la muerte.

riqueza-interior

RIQUEZA EXTERIOR

OSHO
Y hay gente rica que tiene de todo pero que es absolutamente pobre, vacía. En su interior sólo hay un cementerio.

riqueza-exterior

SOLEDAD Y AMOR

ERICH FROMM
Paradójicamente, ser capaz de estar solo es la condición para ser capaz de amar.

soledad-y-amor

AMOR CONTINUADO

ERICH FROMM
El amor es una actividad, no un efecto pasivo; es un estar continuado, no un súbito arranque.

amor-continuado

VERDAD Y RELIGION

ECKHART TOLLE
Todas las religiones son igualmente falsas e igualmente verdaderas, dependiendo de cómo se las utilice. Se las puede utilizar al servicio del ego o al servicio de la Verdad.

verdad-y-religion

VERDAD ABSOLUTA

ECKHART TOLLE
Solamente hay una Verdad absoluta de la cual emanan todas las demás verdades. Cuando hallamos esa Verdad, nuestros actos ocurren en armonía con ella.

verdad-absoluta

AMOR RESPETUOSO

JIDDU KRISHNAMURTI
Si realmente sintierais respeto, seríais respetuosos con los inferiores y no sólo con los llamados «superiores»; Y si ese respeto no lo tenéis, en vosotros no hay amor.

amor-respetuoso

AMOR POSESIVO

JIDDU KRISHNAMURTI
Mientras la mente sea el árbitro no hay amor, pues la mente sólo arbitra poseyendo, y su arbitraje es mera posesividad en diferentes formas.

amor-posesivo
[1 de 47]

CUESTIONANDO LA VERDAD RELATIVA Y LA ABSOLUTA

ECKHART TOLLE

15/08/2019

VERDAD - ABSOLUTA

LA VERDAD: ¿RELATIVA O ABSOLUTA?

Las palabras no son la Verdad. Sólo apuntan a ella.

Más allá del ámbito de los hechos simples y verificables, la certeza de que «yo tengo la razón y los demás están equivocados» es peligrosa en las relaciones personales y también en las relaciones entre las naciones, las tribus, las religiones y demás.

Pero si la idea de que «yo tengo la razón y los demás están equivocados» es uno de los medios de los que se vale el ego para fortalecerse, si considerar que tenemos la razón atribuyendo a otros el error es una disfunción mental que perpetúa la separación y el conflicto entre los seres humanos, ¿quiere decir entonces que no se puede hablar de creencias, comportamientos o actos buenos y malos? ¿Y no sería ése el relativismo moral al cual algunas enseñanzas cristianas consideran el gran mal de nuestro tiempo?

Claro está que la historia del cristianismo es un ejemplo de cómo la idea de ser los únicos poseedores de la verdad, es decir, los únicos en tener la razón, puede corromper los actos y el comportamiento hasta el punto de la locura. Durante siglos se pensó que estaba bien torturar y quemar vivas a las personas cuyas opiniones se apartaban aunque fuera ligeramente de la doctrina de la Iglesia o de las interpretaciones miopes de las Escrituras («la Verdad») porque las víctimas estaban en «el error». Era tan grande su error que debían perecer. La Verdad adquiría preeminencia sobre la vida humana. ¿Y cuál era esa Verdad? Una historia en la cual había que creer, es decir, un paquete de pensamientos.

Entre el millón de personas a quienes el dictador orate de «Cambodia Pol Pot» ordenó asesinar estaban todas aquellas que utilizaban anteojos. ¿Por qué? Porque para él, la interpretación marxista de la historia era la verdad absoluta y, según su versión, los usuarios de anteojos pertenecían a la clase culta, a la burguesía, a los explotadores de los campesinos. Debían ser eliminados para dejar libre el camino hacia un nuevo orden social. Su verdad también era solamente un paquete de pensamientos.

La Iglesia católica y otras iglesias en realidad están en lo cierto cuando identifican el relativismo, la idea de que no hay una verdad para guiar la conducta humana, como uno de los males de nuestro tiempo. El problema es que no se puede encontrar la verdad absoluta donde no está: en las doctrinas, las ideologías, las normas o los relatos. ¿Qué tienen todos ellos en común? Están hechos de pensamientos. En el mejor de los casos, el pensamiento apenas puede señalar la verdad, pero nunca es la verdad. Es por eso que los budistas dicen que «El dedo que señala a la luna no es la luna». Todas las religiones son igualmente falsas e igualmente verdaderas, dependiendo de cómo se las utilice. Se las puede utilizar al servicio del ego o al servicio de la Verdad. Si creemos que solamente la nuestra es la religión verdadera, la estamos usando a favor del ego. Utilizada de esa manera, la religión se convierte en una ideología, crea un sentido ilusorio de superioridad y siembra la división y la discordia entre la gente. Cuando están al servicio de la Verdad, las enseñanzas religiosas representan señales o mapas del camino dejadas por los seres iluminados para ayudarnos en nuestro despertar espiritual, es decir, para liberarnos de la identificación con la forma.

Solamente hay una Verdad absoluta de la cual emanan todas las demás verdades. Cuando hallamos esa Verdad, nuestros actos ocurren en armonía con ella. Los actos humanos pueden reflejar la Verdad o la ilusión. ¿Puede la Verdad ponerse en palabras? Sí, pero las palabras no son la Verdad. Sólo apuntan a ella. La verdad es inseparable de nosotros mismos. Sí, usted es la Verdad. Si la buscamos en otra parte, sólo encontrará desilusión.

Ese Ser que somos cada uno de nosotros es la Verdad. Jesús trató de comunicarla cuando dijo, «Soy el camino, la verdad y la vida» Estas palabras de Jesús apuntan poderosa y directamente a la Verdad, cuando las interpretamos correctamente. Sin embargo, si las interpretamos equivocadamente, se convierten en un gran obstáculo. Jesús habla de ese «Yo Soy» más profundo, de la identidad esencial de cada hombre y de cada mujer, de todas las formas de vida en realidad. Se refiere a la vida que somos. Algunos místicos cristianos han hablado del Cristo interior; los budistas hablan de nuestra naturaleza de Buda; para los hindúes es atman, el Dios que mora en nosotros. Cuando estamos en contacto con esa dimensión interior (y estar en contacto es nuestro estado natural, no un logro milagroso) todos nuestros actos y relaciones reflejan la unicidad con toda la vida que intuimos en el fondo de nuestro ser. Ese es el amor. Las leyes, los mandamientos, las reglas y las normas son necesarias para quienes están separados de su esencia, de la Verdad que mora en ellos. Sirven para prevenir los peores excesos del ego y a veces ni siquiera eso logran. Agustín dijo, «Ama y haz tu voluntad». No hay palabras que se acerquen más a la Verdad que esas.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

COLOMBIA - MEDELLIN

1997 - 2019