LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY PRESENTE VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS CONSCIENCIA VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES UCDM

FRASES Y CITAS UCDM

VER ARTÍCULOS UCDM

UCDM: Hace falta mucha conciencia para dejar de juzgar.

UCDM: Enseña solamente el Amor, porque tú eres sólo eso.

UCDM: Nada que se desee completamente puede ser difícil.

UCDM: No tienes miedo de lo desconocido sino de lo conocido.

UCDM: La Voluntad de Dios es que seas completamente feliz ahora.

UCDM: La iluminacion es simplemente un reconocimiento, no un cambio.

UCDM: Cuando se dice la verdad, las palabras fluyen con simpleza y continuidad.

UCDM: Un carcelero no puede ser libre, pues se encuentra atado al que tiene preso.

UCDM: No «hay» pensamientos fútiles. Todo pensamiento produce forma en algún nivel.

UCDM: Cuando seguimos su guía, el ego nos conduce incesantemente a un estado mental infernal.

UCDM: La elección de la que dispones es siempre la misma: expandir tu conciencia o contraerla.

UCDM: Cuando atacas te estás negando a ti mismo. Te estás enseñando específicamente que no eres lo que eres.

UCDM: Ningún copo de nieve cae nunca en el lugar equivocado. Todo ocurre como debe, cuando debe y tal como puede.

UCDM: La resurrección es el triunfo completo de Cristo sobre el ego, no a través del ataque, sino de la trascendencia.

UCDM: El ego no se creó en un día, y no va a irse rápidamente. Hace falta tiempo para disipar las nociones erróneas y acabar con la confusión.

UCDM: Cuando te encuentras con alguien, recuerda que se trata de un encuentro santo. Tal como lo consideres a él, así te considerarás a ti mismo.

UCDM: El mundo es seductor y resulta fácil pensar que la herramienta de aprendizaje es una Realidad, pero solo es una herramienta de aprendizaje.

UCDM: Cuando aceptaste la verdad como meta para tus relaciones, te convertiste en un dador de la paz con tanta certeza que tu Padre te dio la paz.

UCDM: Estés seguro de que toda la respuesta que el Espirito Santo da para solucionar cualquier problema siempre será una respuesta en que nadie pierde.

UCDM: La perfecta felicidad viene cuando descubrimos la realidad del Ser interno, donde siempre hay orden, independientemente de las condiciones externas.

UCDM: La meta de la vida es hacer que el latido de tu corazón sintonice con el latido del universo, que tu naturaleza esté en concordancia con la Naturaleza.

UCDM: Es indudable, no obstante, que jamás encontrarás satisfacción en fantasías, de modo que tu única esperanza es cambiar de parecer con respecto a la realidad.

UCDM: La totalidad del mundo ha comprado el juego del ego. Somos adictos al ego, adictos a nuestros sueños. Resulta difícil deshacer una adicción si no sabes que la tienes.

UCDM: Toparse con Un curso de milagros no es un accidente, un tropezón, un error, ni una caída. Nadie está donde está por accidente, y la casualidad no existe en el universo.

UCDM: Dile solamente al Espirito Santo: «Decide por mi», y así se hará. Ya que sus decisiones son reflejo de lo que Dios conoce sobre ti y en esa luz todo error será imposible.

UCDM: Lo que hace que el proceso parezca difícil es nuestro deseo de «arreglar» el sueño en lugar de despertar de él. Al intentar «arreglar» el sueño, nos identificamos «con» él.

UCDM: El ego nunca existió y nunca puede existir excepto como un pensamiento que no tiene eternidad (es decir, realidad). Lo máximo que puede hacer es poseer la mente temporalmente.

UCDM: Los apetitos son de la mente, no del cuerpo. Si la mente puede curar el cuerpo, pero el cuerpo no puede curar la mente, entonces la mente tiene que ser más fuerte que el cuerpo.

UCDM: Casi toda la humanidad es más o menos infeliz porque casi todos desconocen el verdadero Ser. La felicidad Real solo reside en el Autoconocimiento… en realidad tus errores nunca ocurrieron.

UCDM: Yo soy responsable por lo que veo. Yo elijo los sentimientos que experimento y yo decido la meta que quiero alcanzar. Y todas las cosas que parecen sucederme, yo las pido y las recibo según he pedido.

UCDM: Tal vez creas que eres responsable de lo que haces, pero no de lo que piensas. La verdad es que eres responsable de lo que piensas porque es solamente en ese nivel donde puedes ejercer tu poder de decisión.

UCDM: El ego trata de enseñarte que tu deseo es oponerte a la Voluntad de la existencia. Esta lección antinatural no se puede aprender, y tratar de aprenderla viola tu libertad, lo cual hace que tengas miedo de tu voluntad porque es libre.

UCDM: La evolución es un proceso en el cual aparentemente pasas de un estado al siguiente. Corriges tus pasos anteriores equivocados caminando hacia el frente. Este proceso, es de hecho incomprensible en términos intemporales, en la medida en que avanzas.

ARTICULO RELACIONADO

EL EGO ES LA NEGACIÓN DEL LIBRE ALBEDRÍO

UCDM

SENDAS DE LIBERTAD

UN CURSO DE MILAGROS

¿A que Maestro el hijo de Dios debe dirigirse para encontrarse a si mismo?

Descalifica ahora mismo al ego como tu maestro, el solo puede sobrevivir en la limitación de una mente. Haz caso omiso de todo lo que el ego enseña, entra en la quietud y obsérvalo, no juzgues nada, no califiques, esta elección abre tu Mente a la extensión total y libre del Universo, donde todo se converge en la Singularidad de tu Presencia Santa, recordando que eres amor, recordando tu Naturaleza, tu Realidad.

Aprender es placentero si te conduce por la senda que te resulta natural, y facilita el desarrollo de lo que ya tienes. Mas si se te enseña en contra de tu naturaleza, lo que aprendas supondrá una pérdida para ti porque te aprisionará. Tu voluntad forma parte de tu naturaleza, y, por lo tanto, no puede ir contra ella.

El ego no te puede enseñar nada mientras tu voluntad sea libre porque no le escucharías. Tu voluntad no es estar aprisionado porque tu voluntad es libre. Ésa es la razón de que el ego sea la negación del libre albedrío. No es nunca Dios el que te coacciona, ya que comparte Su Voluntad contigo. Su Voz enseña solamente en conformidad con Su Voluntad, mas ésa no es la lección que enseña el Espíritu Santo, pues eso es lo que tú eres. Su lección es que tu voluntad y la de Dios no pueden estar en desacuerdo porque son una. Esto supone la anulación de todo lo que el ego trata de enseñar.

El ego trata de enseñarte que tu deseo es oponerte a la Voluntad de Dios. Esta lección antinatural no se puede aprender, y tratar de aprenderla viola tu libertad, lo cual hace que tengas miedo de tu voluntad porque es libre. El Espíritu Santo se opone a cualquier forma de aprisionamiento de la voluntad de un Hijo de Dios porque sabe que la voluntad del Hijo es la Voluntad del Padre. El Espíritu Santo te conduce firmemente por la senda de la libertad, enseñándote cómo descartar o mirar más allá de todo lo que te impediría seguir adelante.

No hay límite en lo que puedes aprender porque tu mente no tiene límites. Las enseñanzas del Espíritu Santo no tienen límites porque Él fue creado para enseñar. Al comprender perfectamente cuál es Su función, la desempeña perfectamente porque ése es Su gozo y el tuyo. Hacer la Voluntad de Dios perfectamente es el único gozo y la única paz que pueden conocerse plenamente, al ser la única función que se puede experimentar plenamente. El Espíritu Santo sabe cómo enseñar esto, pero tú no. Ésa es la razón por la que lo necesitas, y por la que Dios te lo dio. Únicamente Sus enseñanzas pueden liberar a tu voluntad para que se incorpore a la de Dios, uniéndola a Su poder y gloria y estableciendo a éstos como tuyos. Los compartes tal como Dios los comparte porque ése es el resultado natural de su existencia.

Cuando te encuentras con alguien, recuerda que se trata de un encuentro santo. Tal como lo consideres a él, así te considerarás a ti mismo. Tal como lo trates, así te tratarás a ti mismo. Tal como pienses de él, así pensarás de ti mismo. Nunca te olvides de esto, pues en tus semejantes o bien te encuentras a ti mismo o bien te pierdes a ti mismo. Cada vez que dos Hijos de Dios se encuentran, se les proporciona una nueva oportunidad para salvar. No dejes de darle la salvación a nadie, para que así la puedas recibir tú. Yo estoy siempre contigo, en memoria tuya.

Será aprisionado o liberado de acuerdo con tu decisión, al igual que tú. Nunca olvides la responsabilidad que tienes hacia él, ya que es la misma responsabilidad que tienes hacia ti mismo. Concédele el lugar que le corresponde en el Reino y tú ocuparás el tuyo. Por ser aceptable para Él, es el regalo de la libertad, que es lo que Su Voluntad dispone para todos Sus Hijos. Al ofrecer libertad te liberarás. La libertad es el único regalo que les puedes ofrecer a los Hijos de Dios, ya que es el reconocimiento de lo que ellos son y de lo que Él es. La libertad es creación porque es amor.

LA LIBERTAD

Un carcelero no puede ser libre, pues se encuentra atado al que tiene preso.

¿Quién puede nacer de nuevo en Cristo sino aquel que ha perdonado a todos los que ve, o en los que piensa o se imagina? ¿Quién que mantenga a otro prisionero puede ser liberado? Un carcelero no puede ser libre, pues se encuentra atado al que tiene preso. Tiene que asegurarse de que no escape, y así, pasa su tiempo vigilándolo. Y los barrotes que mantienen cautivo al preso se convierten en el mundo en el que su carcelero vive allí con él. Sin embargo, de la liberación del preso depende que el camino de la libertad quede despejado para los dos.

EL LIBRE ALBEDRIO

¿No te das cuenta de que oponerte al Espíritu Santo es luchar contra ti mismo?

Él sólo te dice lo que es tu voluntad; Él habla por ti. En Su Divinidad radica la tuya. Y del único conocimiento de que Él goza es del tuyo, que ha sido salvaguardado para ti a fin de que puedas hacer tu voluntad a través de Él. Dios te pide que hagas tu voluntad. Él se une a ti, pues no estableció Su Reino solo. Y el Cielo mismo, donde todo lo creado es para ti, no representa otra cosa que tu voluntad. Ni una sola chispa de vida fue creada sin tu grato consentimiento, tal como tú quisiste que fuese. Ni uno solo de los Pensamientos que Dios jamás haya tenido pudo haber nacido sin tu bendición. Dios no es tu enemigo. Él sólo quiere oírte llamarle "Amigo".

¡Qué maravilloso es hacer tu voluntad! Pues eso es libertad. A nada más debería llamársele por ese nombre. A menos que hagas tu voluntad no serás libre. ¿Y hubiese podido Dios dejar a Su Hijo sin lo que éste eligió para sí mismo? Lo único que Dios hizo al darte Su perfecta Respuesta fue asegurarse de que nunca perdieses tu voluntad. Escúchala ahora, para que te puedas acordar de Su Amor y conocer tu voluntad. Dios no podría haber permitido que Su Hijo fuese un prisionero de aquello que no desea. Él se une a tu voluntad de ser libre. Y oponerte a Él es decidir ir en contra de ti mismo y elegir estar encadenado.

APRISIONAMIENTO Y LIBERTAD

La diferencia entre aprisionamiento y libertad.

El ego no te puede enseñar nada mientras tu voluntad sea libre porque no le escucharías. Tu voluntad no es estar aprisionado porque tu voluntad es libre. Ésa es la razón de que el ego sea la negación del libre albedrío. No es nunca Dios el que te coacciona, ya que comparte Su Voluntad contigo. Su Voz enseña solamente en conformidad con Su Voluntad, mas ésa no es la lección que enseña el Espíritu Santo, pues eso es lo que tú eres. Su lección es que tu voluntad y la de Dios no pueden estar en desacuerdo porque son una. Esto supone la anulación de todo lo que el ego trata de enseñar. Por lo tanto, no es solamente la dirección del programa de estudios lo que tiene que estar libre de conflictos, sino también el contenido.

El ego trata de enseñarte que tu deseo es oponerte a la Voluntad de Dios. Esta lección antinatural no se puede aprender, y tratar de aprenderla viola tu libertad, lo cual hace que tengas miedo de tu voluntad porque es libre. El Espíritu Santo se opone a cualquier forma de aprisionamiento de la voluntad de un Hijo de Dios porque sabe que la voluntad del Hijo es la Voluntad del Padre. El Espíritu Santo te conduce firmemente por la senda de la libertad, enseñándote cómo descartar o mirar más allá de todo lo que te impediría seguir adelante.

Hemos dicho que el Espíritu Santo te enseña la diferencia que existe entre el dolor y la dicha. Eso es lo mismo que decir que te enseña la diferencia que hay entre estar aprisionado y ser libre. No puedes hacer esta distinción sin Él porque te has enseñado a ti mismo que el aprisionamiento es libertad. ¿Cómo ibas a poder distinguir entre una cosa y otra cuando crees que ambas son lo mismo? ¿Cómo ibas a poder pedirle a la parte de tu mente que te enseñó a creer que son lo mismo que te enseñase de qué manera son diferentes?

Las enseñanzas del Espíritu Santo apuntan en una sola dirección y tienen un solo objetivo. Su dirección es la libertad y Su objetivo es Dios. El Espíritu Santo, no obstante, no puede concebir a Dios sin ti porque no es la Voluntad de Dios estar sin ti. Cuando hayas aprendido que tu voluntad es la de Dios, tu voluntad no dispondrá estar sin Él, tal como Su Voluntad no dispone estar sin ti. Esto es libertad y esto es dicha. Si te niegas esto a ti mismo, le estarás negando a Dios Su Reino, pues para eso fue para lo que Él te creó.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD





LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019