LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY EGO VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS DESPERTAR VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES RAJINDER SINGH

FRASES Y CITAS RAJINDER SINGH

VER ARTÍCULOS RAJINDER SINGH

Rajinder Singh: El amor es contagioso, contágialo.

Rajinder Singh: Sana el mundo, un corazón herido a la vez.

Rajinder Singh: Todo un mundo nuevo se abrirá para ti.

Rajinder Singh: La honestidad comienza donde el ego termina.

Rajinder Singh: Danza con la música rítmica del amor de Dios.

Rajinder Singh: La ira hiere principalmente a quien la envía.

Rajinder Singh: El cuerpo perecerá, pero el alma es inmortal.

Rajinder Singh: Nuestro destino es nadar en la embriaguez divina.

Rajinder Singh: El temor se anula con la valentía de nuestra alma.

Rajinder Singh: Persevera en la meditación y bebe el néctar divino.

Rajinder Singh: Sacrifica tu ego en el altar de la devoción a Dios.

Rajinder Singh: La no violencia nace de la humildad y la compasión.

Rajinder Singh: El amor convierte la vida en un paraíso floreciente.

Rajinder Singh: El servicio es el fruto más dulce del árbol del amor.

Rajinder Singh: Más grande que el poder del átomo es el poder del alma.

Rajinder Singh: La espiritualidad es un baile sin fin con nuestro Amado eterno.

Rajinder Singh: El entorno más natural del alma, es el océano de néctar divino.

Rajinder Singh: La meditación es un refugio privado de los problemas del mundo.

Rajinder Singh: La textura espiritual de la vida es la textura del amor.

Rajinder Singh: La fuerza bruta se neutraliza con la humildad espiritual.

Rajinder Singh: La divinidad crece en las cenizas de los deseos materiales.

Rajinder Singh: Atraviesa la ilusión del mundo con el poder de la meditación.

Rajinder Singh: Experimenta la danza cósmica de la unión del alma con el Señor.

Rajinder Singh: El carnaval de la vida disminuye nuestra conciencia espiritual.

Rajinder Singh: Nuestro único trabajo mientras vamos por la vida es amar a Dios.

Rajinder Singh: El paso más difícil hacia la paz es el primero, y ese es el perdón.

Rajinder Singh: La Luz de la vida está dentro de ustedes; es sin igual e inmaculada.

Rajinder Singh: ¿De qué le sirve al Amado visitar nuestra casa si no estamos en ella?.

Rajinder Singh: El alma escucha el llamado de Dios mediante el instrumento del anhelo.

Rajinder Singh: La miel del amor divino, neutraliza la amargura de la existencia física.

Rajinder Singh: En la meditación apagamos el canal del mundo y encendemos el canal de Dios.

Rajinder Singh: La vida ética y la meditación son el alfabeto de Dios, en el libro de la vida.

Rajinder Singh: Los ecos de la dulce voz de Dios conmueven al alma hasta el éxtasis espiritual.

Rajinder Singh: La fuerza espiritual de nuestra alma nos impulsa del mundo físico, al más allá.

Rajinder Singh: El mundo está espiritualmente iluminado con la trémula luz de millones de almas.

Rajinder Singh: Deja de analizar. Deja de evaluar. Deja de quejarte. Siéntate y permanece quieto.

Rajinder Singh: Cuando cruzamos el umbral del más allá, lo que era material; se vuelve inmaterial.

Rajinder Singh: En este mundo, la enfermedad y el dolor son inevitables; el sufrimiento es opcional.

Rajinder Singh: La meditación abre nuestra visión para ver la unidad en el tejido diverso de la vida.

Rajinder Singh: En vez de compartir con los demás un pedazo de tu mente, compárteles la paz de tu alma.

Rajinder Singh: No podemos iluminar a los demás con palabras, pero podemos inspirarlos con nuestro brillo.

Rajinder Singh: Dentro de nosotros hay riquezas mucho más grandes que las que se pueden acumular en la tierra.

Rajinder Singh: Los seres humanos no fueron hechos para el tiempo; el tiempo fue hecho para los seres humanos.

Rajinder Singh: Al tiempo que los lazos de seda del amor por Dios se estrechan, las cadenas del mundo aflojan.

Rajinder Singh: Niños, escuchen: Siéntense y permanezcan quietos. Estas cuatro palabras son la clave de la meditación.

Rajinder Singh: Andamos buscando el amor por todo el mundo sin saber que este yace escondido precisamente dentro de nosotros.

Rajinder Singh: La meditación nos eleva por encima de las nubes tormentosas de la vida, hacia los cielos radiantes de la luz interna.

Rajinder Singh: Si podemos cultivar la no violencia en nuestra vida diaria, llegaremos a ser un refugio de paz y tranquilidad para quienes nos rodean.

Rajinder Singh: La mediación es un proceso espiritual por medio del cual retiramos nuestra atención del mundo externo, y la concentramos en el asiento del alma.

Rajinder Singh: 1946 Convoco la Primera Conferencia Internacional sobre la Integracion Humana. Viaja por el Mundo enseñando a las gentes como lograr la paz interior.

Rajinder Singh: El propósito es elevarnos por encima de nuestro pequeño ser. Que nuestro amor se expanda hasta abarcar toda la existencia y finalmente llegar a Dios.

Rajinder Singh: En la meditación demostramos que en nuestro interior hay luz y sonido, mayor conciencia y sabiduría. No convencemos a otros de esta realidad; la verdadera prueba está en experimentar y probar por nosotros mismos.

Rajinder Singh: Si retiramos los sentidos a un punto dentro de nosotros, conocido como el asiento del alma o conciencia, situado entre y detrás de las dos cejas, nuestra atención se enfocará allí. Ahí podremos ver la luz y escuchar el sonido interior.

ARTICULO RELACIONADO

MEDITACIÓN PARA VER TU LUZ INTERIOR

RAJINDER SINGH

MEDITACIÓN EN LA CIENCIA DE LA ESPIRITUALIDAD

La meditación es la verdadera prueba donde podemos demostrar a nosotros mismos que en nuestro interior hay luz y sonido, mayor conciencia y sabiduría.

La ciencia de la espiritualidad

La ciencia siempre ha buscado explicar lo inexplicable, resolver lo irresoluble y conocer lo incognoscible. Los científicos se dedican a encontrar respuestas a los misterios de la vida. La sed de conocimiento de los seres humanos ha llevado a la gente a explorar todos los aspectos de la existencia para saber por qué y cómo todo llegó a ser.

Los seres humanos no se conforman con mirar las estrellas; quieren volar entre ellas para buscar respuestas sobre quiénes y qué son y cómo llegaron a existir. No contentos con nadar en el océano, quieren bucear en sus profundidades y descubrir lo que hay en el fondo. No basta con que el ser humano se mire en un espejo para verse a sí mismo; quiere explorar no sólo cada célula del cuerpo, sino que quiere aprender el código genético que es el «manual de instrucciones» que explica por qué cada parte del cuerpo es lo que es y por qué el cuerpo se ve y funciona como lo hace.

La ciencia es impulsada por la curiosidad de encontrar respuestas a qué, por qué y cómo. La ciencia es impulsada por la curiosidad innata de todo ser humano por encontrar respuestas a las preguntas de qué, por qué y cómo.

No contentos con mirar los planetas y las estrellas, los humanos idearon una forma de caminar sobre la luna y enviar satélites para fotografiar los planetas y confines más lejanos de nuestras galaxias. Incluso construyeron robots en el lejano planeta de Marte para estudiar el suelo y las rocas buscando pruebas de agua y de vida. ¿Quién podría imaginar que un grupo de personas pudiera guiar una nave espacial hasta otro planeta como Marte, lograr ahí un descenso seguro, desplegar dos laboratorios de ciencias del tamaño de un carrito de golf, e incluso repararlos mientras están sentados en un laboratorio en la tierra? ¿No es verdaderamente extraordinario lo que los humanos pueden hacer cuando fijan su mente en algo?

La gente ha elaborado un mapa con todo el código genético de la vida humana, explicando por qué nos vemos como nos vemos y cuáles son las pequeñas diferencias entre nosotros. Es fascinante que los investigadores afirmen que, de acuerdo con varios estudios sobre el genoma humano, entre el 99% y el 99.9% de todos los seres humanos somos iguales, y que tan sólo en menos del 0.1% y el 1% hay diferencias entre nosotros, lo que explica variaciones menores como el color del cabello, el color de los ojos, el color de la piel, el tamaño y la forma.

Se han producido avances similares en todos los demás campos de la actividad. Cuando pensamos en toda la investigación y los avances científicos que han impulsado a la humanidad desde los albores de la historia humana, encontramos en el centro de todos estos avances, el deseo de responder a varias preguntas candentes: quiénes somos, qué somos, por qué estamos aquí, cómo llegamos hasta aquí y adónde vamos cuando nuestra existencia física termine. Buscamos y hemos encontrado respuestas parciales a través de la biología, la física, la química, la astronomía, la geología, la física cuántica y otras subdivisiones en cada uno de estos campos.

Espiritualidad—una ciencia que busca encontrar respuestas de quiénes somos.

De lo que pocas personas se dan cuenta es de que estas mismas preguntas están en el corazón de otra rama de la ciencia, conocida como espiritualidad. La espiritualidad es en sí misma una ciencia que busca descubrir las mismas respuestas que los científicos tradicionales persiguen. La espiritualidad busca encontrar las respuestas de quiénes somos, por qué estamos aquí, de dónde venimos y a dónde vamos cuando termine esta existencia física.

La espiritualidad en su sentido más genuino es un estudio científico con el que buscamos descubrir la existencia de los poderes que trajeron a la existencia toda la materia conocida, los planetas, la tierra, la gente, los animales, los químicos, los átomos, los quarks y los genes.

Los científicos en los principales campos de la química, la biología, la astronomía, la geología y la física han podido descubrir o teorizar lo que es la materia que nos compone físicamente, pero no han podido explicar cómo y por qué nosotros y este universo físico llegamos aquí. La espiritualidad busca responder a estas preguntas. Comienza con la teoría de que existió algún poder que creó todo lo que existe. Sin embargo, la espiritualidad, al igual que la ciencia, no se contenta sólo con la teoría; busca pruebas que puedan ser replicadas.

ESPIRITUALIDAD

La espiritualidad se estudia usando el método científico.

La espiritualidad se estudia de la misma manera que la ciencia. En el método científico, partimos de una hipótesis. A continuación, hacemos un plan del procedimiento y/o los materiales que queremos usar para probar la hipótesis. Luego, seguimos ese plan con exactitud y registramos los datos o hallazgos. Una vez completado, analizamos los datos y damos cuenta de los resultados. ¿Fue nuestra hipótesis correcta o incorrecta? Los datos prueban o refutan la hipótesis. La hipótesis queda demostrada si podemos replicar los resultados bajo las mismas condiciones.

Esta metodología puede ser usada para estudiar la espiritualidad. La espiritualidad no se basa en la fe ciega; puede ser verificada a través del método científico. La espiritualidad es la prueba personal de la hipótesis de que hay un poder superior dentro de nosotros y de que ese poder se puede experimentar.

La base de la ciencia consiste en probar una hipótesis por nosotros mismos. La ciencia de la espiritualidad nos pide también que lo comprobemos por nosotros mismos. Un científico de la espiritualidad te proporcionará la metodología que funcionó para él o ella y te pedirá que lo pruebes por ti mismo. Es sólo al comprobar la hipótesis dentro del laboratorio de nuestra propia forma humana que podemos ver la prueba por nosotros mismos. ¿Cuál es la metodología que ellos promueven? Es el proceso de inversión.

En este momento, la mayor parte de nuestra atención se dirige al mundo exterior y al cuerpo. Somos conscientes del mundo y de nuestro cuerpo a través de la facultad de la atención. Nuestra atención es arrastrada hacia el mundo exterior y el cuerpo a través de los cinco sentidos. Los sentidos tiran de nosotros hacia el mundo de la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. Por medio de estos sentidos percibimos nuestro mundo y el cuerpo físico.

LA MEDITACIÓN

Si retiramos los sentidos a un punto dentro de nosotros, conocido como el asiento del alma o conciencia, situado entre y detrás de las dos cejas, nuestra atención se enfocará allí. Cuando toda la atención se concentre en este punto, podremos ver la luz interior y escuchar el sonido interior. Con una mayor concentración en la luz y el sonido interior, la parte consciente de nosotros mismos experimentará una mayor frecuencia de la luz y el sonido. Disfrutaremos de una luz y sonido mucho más etéreos que lo que vemos y oímos en este mundo físico. Entraremos a un mundo de luz y sonido inimaginable para nosotros.

Este método de meditación es simple. En la meditación de la Ciencia de la Espiritualidad, podemos demostrarnos a nosotros mismos que en nuestro interior hay luz y sonido, mayor conciencia y sabiduría. No podemos convencer a otros de esta realidad y no tendría ningún valor que alguien creyera simplemente con las palabras de otro; la verdadera prueba está en experimentar y probar por nosotros mismos.

La ciencia de la espiritualidad es un método que cualquiera puede practicar. Así como exploramos las ciencias externas para entender el mundo que nos rodea, también podemos pasar tiempo diariamente en la ciencia interna para poder resolver los misterios más grandes de la vida: quiénes somos y por qué estamos aquí.

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019