LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY MEDITACION VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS SANAR VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES PAULO COELHO

FRASES Y CITAS PAULO COELHO

VER ARTÍCULOS PAULO COELHO

Paulo Coelho: Hay un momento para dejarlo todo.

Paulo Coelho: Sabiduría es conocer y transformar.

Paulo Coelho: Porque fui yo quien mandó soplar el viento.

Paulo Coelho: No existe ningún pecado en ser feliz.

Paulo Coelho: Los hombres son dueños de su propio destino.

Paulo Coelho: En un beso... sabrás todo lo que he callado.

Paulo Coelho: La moda es la última piel de la civilización.

Paulo Coelho: El mentiroso siempre es pródigo en juramentos.

Paulo Coelho: Es necesario amar, porque somos amados por Dios.

Paulo Coelho: Nunca desistas de tus sueños. Sigue las señales.

Paulo Coelho: Cuanto más viejo me hago, más valoro los peones.

Paulo Coelho: La ambición es el último refugio de todo fracaso.

Paulo Coelho: La conciencia de la muerte nos anima a vivir más.

Paulo Coelho: El Amor Permanece, son los hombres los que cambian.

Paulo Coelho: La locura es la incapacidad de comunicar tus ideas.

Paulo Coelho: El más difícil no es el primer beso, sino el último.

Paulo Coelho: No se debe juzgar al amor por el sufrimiento pasado.

Paulo Coelho: El miedo a sufrir es peor que el propio sufrimiento.

Paulo Coelho: Es mejor haber amado y perdido que jamás haber amado.

Paulo Coelho: El que no se posee a sí mismo es extremadamente pobre.

Paulo Coelho: El Universo siempre conspira a favor de los soñadores.

Paulo Coelho: Dios siempre me dio una segunda oportunidad en la vida.

Paulo Coelho: No es necesario subir una montaña para saber si es alta.

Paulo Coelho: Dios juzga al árbol por sus frutos, y no por sus raíces.

Paulo Coelho: Morir mañana es tan bueno como morir cualquier otro día.

Paulo Coelho: El amor jamás separará a un Hombre de su Leyenda Personal.

Paulo Coelho: Lo que antes era apenas esperanza, pasó a ser una certeza.

Paulo Coelho: El amor más fuerte es aquél que puede mostrar su fragilidad.

Paulo Coelho: Envejecer no es nada; lo terrible es seguir sintiéndose joven.

Paulo Coelho: Una vejez tranquila es la recompensa de una juventud juiciosa.

Paulo Coelho: Hemos de estar siempre preparados para las sorpresas del tiempo.

Paulo Coelho: Para que todo vaya mejor, es necesario que sepas lo que quieres.

Paulo Coelho: El Amor no necesita ser entendido, sólo necesita ser demostrado.

Paulo Coelho: Un guerrero de la luz usa la soledad, pero no es usado por ella.

Paulo Coelho: Todo está permitido, menos interrumpir una manifestación de amor.

Paulo Coelho: La conciencia de un hombre recto se ríe de los engaños de la fama.

Paulo Coelho: Que hablen de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen.

Paulo Coelho: Hay que manifestar los sueños para que puedan comenzar a realizarse.

Paulo Coelho: Mucha gente se fascina por los detalles y se olvida de lo que busca.

Paulo Coelho: Cuando Dios quiere enloquecer a alguien, satisface todos sus deseos.

Paulo Coelho: El guerrero es transparente en sus acciones y secreto en sus planes.

Paulo Coelho: Las decisiones de Dios son misteriosas, pero siempre a nuestro favor.

Paulo Coelho: Todo está grabado en el Alma del Mundo y allí permanecerá por siempre.

Paulo Coelho: Las apuestas y los pactos se hacen con los ángeles. O con los demonios.

Paulo Coelho: El arte en vez de declinar, debe conquistar la esfera de la tecnología.

Paulo Coelho: La búsqueda de la alegría es más importante que la necesidad del dolor.

Paulo Coelho: La gran bendición de la vida es el mañana, y hacer realidad tus sueños.

Paulo Coelho: Que la vida sea Corta o Larga, todo depende de la manera en que se viva.

Paulo Coelho: No des explicaciones. El amigo no la necesita y tu enemigo no te creerá.

Paulo Coelho: En algunos momentos las personas son incapaces de entender la felicidad.

Paulo Coelho: Es necesario aprender lo que necesitamos y no únicamente lo que queremos.

Paulo Coelho: No se le puede agregar ni un punto ni una coma, a lo que ya esta escrito.

Paulo Coelho: atención, disminuir la capacidad competitiva y absorber un tiempo valioso.

Paulo Coelho: La fe es una conquista difícil que exige combates diarios para mantenerla.

Paulo Coelho: Nadie deja de sufrir las consecuencias de cada cosa que sucede bajo el sol.

Paulo Coelho: Es mejor aceptar la vida tal como es en realidad y no como yo la imaginaba.

Paulo Coelho: La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista.

Paulo Coelho: Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él.

Paulo Coelho: Nadie logra mentir, nadie logra ocultar nada cuando mira directo a los ojos.

Paulo Coelho: Cuando tenemos los grandes tesoros delante de nosotros, nunca los reconocemos.

Paulo Coelho: El sufrimiento,una vez encarado sin temor, era su pasaporte hacia la libertad.

Paulo Coelho: No desistas. Generalmente es la última llave del llavero la que abre la puerta.

Paulo Coelho: El mal no es lo que entra en la boca del hombre. El mal es lo que sale de ella.

Paulo Coelho: El primer síntoma de que estamos matando nuestros sueños es la falta de tiempo.

Paulo Coelho: La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.

Paulo Coelho: El mal no es lo que entra en la boca del hombre , el mal es lo que sale de ella.

Paulo Coelho: Ningún hombre es una isla. Para hacer frente al Buen Combate, necesitamos ayuda.

Paulo Coelho: Los libros que el mundo llama inmorales son los que muestran su propia vergüenza.

Paulo Coelho: Lo único que se conseguirá diciendo siempre la verdad es ser siempre descubierto.

Paulo Coelho: Allí estaba yo, que había sido mi propio Judas y me había traicionado a mí mismo.

Paulo Coelho: Si hubiera una sola verdad, no se podrían hacer cien lienzos sobre el mismo tema.

Paulo Coelho: La alquimia es la proyección en el mundo físico de nuestros anhelos espirituales.

Paulo Coelho: Cuando buscamos el tesoro, nos damos cuenta de que el camino es el propio tesoro.

Paulo Coelho: Cualquier hombre puede llegar a ser feliz con una mujer, con tal de que no la ame.

Paulo Coelho: No ofrezcas a Dios sólo el dolor de tus penitencias, ofrécele también tus alegrías.

Paulo Coelho: Abrí la ventana y el corazón. El sol inundó mi habitación y el amor inundó mi alma.

Paulo Coelho: Después de una buena cena se puede perdonar a cualquiera, incluso a los parientes.

Paulo Coelho: Un hombre tiene que escoger. En esto reside su fuerza: en el poder de sus decisiones.

Paulo Coelho: Un Matemático es un quijote moderno que lucha en un mundo real con armas imaginarias.

Paulo Coelho: Una cosa no es necesariamente verdadera por el hecho de que un hombre muera por ella.

Paulo Coelho: Sí empiezas por prometer lo que aún no tienes, perderás tu voluntad para conseguirlo.

Paulo Coelho: Dios es el mísmo, aunque tenga mil nombres; pero tienes que escoger uno para llamarlo.

Paulo Coelho: Libéranos de todos esos conceptos malditos, de esa manía de tener que explicarlo todo.

Paulo Coelho: Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida.

Paulo Coelho: El sabio es sabio porque ama. El loco es loco porque piensa que puede entender el amor.

Paulo Coelho: Una vida nunca es inútil. Cada alma venida a la Tierra tiene una razón para estar aquí.

Paulo Coelho: No es necesario dar para recibir, cuando una ama, da todo de sí, sin importar nada más.

Paulo Coelho: Sed como la fuente que se derrama y no como el tanque que siempre contiene la misma agua.

Paulo Coelho: Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante.

Paulo Coelho: En vez de maldecir el lugar en el que caíste, deberías buscar aquello que te hizo resbalar.

Paulo Coelho: El Señor sólo exige de las personas aquéllo que está dentro de las posibilidades de cada uno.

Paulo Coelho: Esperar duele. Olvidar duele. Pero el peor de los sufrimientos es no saber qué decisión tomar.

Paulo Coelho: Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.

Paulo Coelho: En un mundo distante mas distante que la luna, la música es capaz de penetrar y hacer milagros.

Paulo Coelho: Las tristezas no se quedan para siempre cuando caminamos en dirección a lo que siempre deseamos.

Paulo Coelho: Amor es sólo una palabra, hasta el momento en que decidimos dejar que nos posea con toda su fuerza.

Paulo Coelho: Que cuando nuestro corazón esté cansado, incluso así podamos seguir adelante con la fuerza de la Fe.

Paulo Coelho: A veces insistimos en ver la paja en el ojo ajeno y no vemos las montañas, los campos y los olivares.

Paulo Coelho: Nuestra única y verdadera elección es sumergirnos en el misterio de la fuerza incontrolable del Amor.

Paulo Coelho: Incluso un camino sinuoso, difícil, nos puede conducir a la meta, si no lo abandonamos hasta el final.

Paulo Coelho: El barco está más seguro cuando esta en el puerto; pero no es para eso que se construyeron los barcos.

Paulo Coelho: En un bosque se bifurcaron dos caminos, y yo... yo tome el menos transitado. Esto marco la diferencia.

Paulo Coelho: La mujer es más como la noche. Te rodea, te envuelve, te ahoga, sin ofenderte, sin ni siquiera tocarte.

Paulo Coelho: ¿Y en qué había gastado su energía hasta ese momento? En intentar que todo en su vida continuase igual.

Paulo Coelho: El camino de la magia -como, en general, el camino de la vida- es y será siempre el camino del Misterio.

Paulo Coelho: Es curioso este juego del matrimonio. La mujer tiene siempre las mejores cartas y siempre pierde la partida.

Paulo Coelho: No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas.

Paulo Coelho: Una búsqueda comienza siempre con la suerte del principiante y termina siempre con la prueba del conquistador.

Paulo Coelho: Coraje. Comenzando la jornada con esta palabra, y siguiendo con la fe en Dios, llegarás hasta donde necesitas.

Paulo Coelho: Cuánto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la Leyenda Personal en la verdadera razón de vivir.

Paulo Coelho: El ser humano tiene dos grandes problemas. El primero es saber cuando comenzar; el segundo es saber cuando parar.

Paulo Coelho: Las personas que sólo buscan el éxito casi nunca lo encuentran, porque no es un fin en sí, sino una consecuencia.

Paulo Coelho: Los niños comienzan por amar a los padres. Cuando ya han crecido, los juzgan y, algunas veces, hasta los perdonan.

Paulo Coelho: Los funcionarios son como los libros de una biblioteca: los situados en los lugares más altos son los más inútiles.

Paulo Coelho: Hacer un amigo es una gracia, tener un amigo es un don, conservar un amigo es una virtud, ser tu amigo. Es un honor…

Paulo Coelho: Cuando se ama no tenemos ninguna necesidad de entender lo que sucede, porque todo pasa a suceder dentro de nosotros.

Paulo Coelho: Todos tenemos que enfrentar a muchos adversarios en la vida, pero el más difícil de vencer será aquel al que tememos.

Paulo Coelho: Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices.

Paulo Coelho: La guerra es una masacre entre gente que no se conoce para provecho de gente que sí se conoce pero que no se masacra.

Paulo Coelho: Un regalo de amor, de gratitud, por el hecho de que existas, y de que yo haya esperado tanto tiempo para encontrarte.

Paulo Coelho: Nadie puede juzgar, sólo uno sabe la dimensión de su propio sufrimiento o de la ausencia total de sentido de su vida.

Paulo Coelho: Y cuando pensamos que nuestra vida es sólo un largo caminar en el Valle del Dolor, las lágrimas de pronto desaparecen.

Paulo Coelho: Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo; simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima.

Paulo Coelho: Enemigo no es el que está frente a ti, con la espada en la mano. Es el que está a tu lado, con el puñal a sus espaldas.

Paulo Coelho: Todo hombre tiene derecho a dudar de su tarea y a abandonarla de vez en cuando; lo único que no puede hacer es olvidarla.

Paulo Coelho: La amargura procede casi siempre de no recibir un poco más de lo que se da: el sentimiento de no efectuar un buen negocio.

Paulo Coelho: Escoger un camino significa abandonar otros. Sí pretendes recorrer todos los caminos posibles acabarás no corriendo ninguno.

Paulo Coelho: Abortar es un derecho, no una obligación, pero como derecho, debe ser reconocido por la ley, no penalizado, ni criminalizado.

Paulo Coelho: Mientras la guerra sea considerada como mala, conservará su fascinación. Cuando sea tenida por vulgar, cesará su popularidad.

Paulo Coelho: Y mañana, cuando salga el sol, bastará sólo con repetirse a sí mismo: Voy a mirar este día como si fuera el primero de mi vida.

Paulo Coelho: No trates de cortar camino, sino de recorrerlo de tal manera que la acción haga más sólido el terreno y más hermoso el paisaje.

Paulo Coelho: Señor, danos el milagro de cada día. Que cuando nuestras piernas estén cansadas, podamos caminar con la fuerza nuestro corazón.

Paulo Coelho: Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio.

Paulo Coelho: La juventud es así, establece los propios limites sin preguntar si el cuerpo es capaz de soportarlos. Y el cuerpo siempre lo es.

Paulo Coelho: Todo lo que sucede una vez puede que no suceda nunca más, pero todo lo que sucede dos veces, sucederá, ciertamente, una tercera.

Paulo Coelho: Todos encontraremos rivales en cualquier cosa que hagamos, pero los más peligrosos serán los que creemos que son nuestros amigos.

Paulo Coelho: El amor no está en el otro, está dentro de nosotros mísmos; nosotros lo despertamos. Pero para que despierte necesitamos del otro.

Paulo Coelho: En el ajedrez, como en la vida, la mejor jugada es la que se realiza. - Savielly TartakowerAyudad a vuestras piezas para que os ayuden.

Paulo Coelho: El amor está lleno de trampas. Cuando quiere manifestarse, muestra apenas su luz, y no nos permite ver esas sombras que provoca esa luz.

Paulo Coelho: Buscamos nuestro infierno, llevamos milenios construyéndolo, y después de mucho esfuerzo, ahora podemos vivir de la peor manera posible.

Paulo Coelho: Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante.

Paulo Coelho: Una persona que se ama a sí misma, es quien reconoce sus defectos, se acepta tal como es y se ocupa seriamente en transformarlos en virtudes.

Paulo Coelho: Después de haber comprobado toda la grandeza del Amor que Devora, estaba de nuevo frente a las amenazas diarias y constantes de la existencia.

Paulo Coelho: Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, me desprendo aquí y ahora.

Paulo Coelho: No existen Personas que no consigan encontrar su otra parte.Todos Nosotros,en algun momento de nuestras vidas,nos Cruzamos con ella y la Reconocemos.

Paulo Coelho: No existen personas que no consigan encontrar su Otra Parte.Todos nosotros,en algún momento de nuestras vidas,nos cruzamos con Ella y la reconocemos.

Paulo Coelho: Nada de templos para aquellos que precisamente dan valor a la enseñanza, al el maestro que está escondido en nuestros quehaceres diarios aquí y ahora.

Paulo Coelho: El dolor está en nuestra vida cotidiana, en el sufrimiento escondido, en la renuncia que hacemos y culpamos al amor por la derrota de nuestros sueños.

Paulo Coelho: Y cuando consiguió casi todo lo que deseaba en su vida, llego a la conclusión de que su existencia no tenía sentido, porque todos los días eran iguales.

Paulo Coelho: Disfrutad del momento mientras está ahí, y cuando el momento co­mience a desaparecer, como todo está destinado a desaparecer, dejadlo ir. Eso es desapego.

Paulo Coelho: La vida enseña a cada momento y el único secreto es aceptar que, apenas aprendiendo de lo cotidiano, podemos ser tan sabios como Salomón y tan poderosos como Alejandro Magno.

Paulo Coelho: En los cuentos infantiles, las princesas besan a los sapos, que se transforman en príncipes. En la vida real, las princesas besan a los príncipes que se transforman en sapos.

Paulo Coelho: El Mundo está en las manos de la gente capaz de ver las transformaciones del presente, de la gente con coraje para vivir sus sueños, cada cual de acuerdo con su propio talento.

Paulo Coelho: No sé amar, sin embargo quiero aprender y adquirir maestría, con un hombre que esté dispuesto a amarme como soy, ya que siendo como soy, estoy dispuesta a cambiar positivamente.

Paulo Coelho: Basta con prestar atención: el aprendizaje siempre llega cuando estás preparado y, si estás atento a las señales aprenderás siempre todo lo necesario para dar el siguiente paso.

Paulo Coelho: La pareja perfecta es un hombre y una mujer que reconociéndose como tal, cada uno se señala y corrige a sí mismo, siendo tolerante y compasivo con los defectos de su compañero/a.

Paulo Coelho: Jamás dejes que las dudas paralicen tus acciones. Toma siempre todas las decisiones que necesites tomar, incluso sin tener la seguridad o certeza de que estás decidiendo correctamente.

Paulo Coelho: Existen derrotas, pero nadie está a salvo de ellas. Por eso es mejor perder algunos combates en la lucha por nuestros sueños que ser derrotados sin siquiera saber por qué se está luchando.

Paulo Coelho: Ciertas personas, en el afán de querer construir un mundo donde ninguna amenaza externa pueda penetrar, aumentan exageradamente sus defensas contra el exterior y dejan su interior desguarnecido.

Paulo Coelho: En uno de sus momentos de lucidez, una enfermera le preguntó:¿No quiere saber su estado?-sé cuál es -respondió Veronika-. y no es lo que está viendo en mi cuerpo; es lo que está ocuerriendo en mi alma.

Paulo Coelho: Nunca podemos juzgar la vida de los demás, porque cada uno sabe de su propio dolor y de su propia renuncia. Una cosa es suponer que uno está en el camino cierto; otra es suponer que ese camino es el único.

Paulo Coelho: No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razòn de ser: solo se necesita distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo. ¿Què es lo pasajero? - Lo inevitable ¿Y lo definitivo? -Las lecciones de lo inevitable.

Paulo Coelho: En todas las lenguas del mundo hay un mismo dicho: Ojos que no ven, corazón que no siente. Pues yo afirmo que no hay nada más falso que eso; cuanto más lejos, más cerca del corazón están los sentimientos que intentamos sofocar y olvidar.

Paulo Coelho: En todas las lenguas del mundo hay un mísmo dicho: ojos que no ven, corazón que no siente. Pues yo afirmo que no hay nada más falso que eso; cuánto más lejos, más cerca del corazón están los sentimientos que intentamos sofocar y olvidar.

Paulo Coelho: Me sentí herida cuando perdí a los hombres de los que me enamoré. Hoy, estoy convencida de que nadie pierde a nadie, porque nadie posee a nadie. Ésa es la verdadera experiencia de la libertad: tener lo más importante del mundo, sin poseerlo.

ARTICULO RELACIONADO

AMISTAD DE UN HOMBRE Y SUS MASCOTAS

PAULO COELHO

NO DES EXPLICACIONES

El amigo no la necesita y tu enemigo no te creerá.

Ciertamente hoy en día, en muchas parte del mundo los Valores Morales o Principios éticos de las personas agarraron sus maletas y se fueron al olvido, pero ¡esa es arena de otro costal!. Ahora bien, hay dos relatos sobre la amistad del Novelista y Dramaturgo Brasileño Paulo Coelho. Veamos...

CUENTO DE AMISTAD

La información falsa debe provocar grandes confusiones.

Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un enorme árbol, cayo un rayo y los tres murieron fulminados. Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales; a veces los muertos tardan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición.

La carretera era muy larga, colina arriba, el sol era muy fuerte, estaban sudados y sedientos. En una curva del camino vieron un portal magnífico, todo de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde manaba un agua cristalina.

El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada:

  • Buenos días.
  • Buenos días -respondió el guardián-.
  • ¿Cómo se llama este lugar tan bonito?
  • Esto es el Cielo.
  • Que bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos.
  • Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera -y el guardián señaló la fuente-.
  • Pero mi caballo y mi perro también tienen sed...
  • Lo siento mucho -dijo el guardián- pero aquí no se permite la entrada a los animales.

El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo; dio las gracias al guardián y siguió adelante. Después de caminar un buen rato cuesta arriba, exhaustos, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puertecita vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles. A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero, posiblemente dormía.

  • Buenos días -dijo el caminante- El hombre respondió con un gesto con la cabeza.
  • Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo.
  • Hay una fuente entre aquellas rocas -dijo el hombre- indicando el lugar. Podéis beber tanta agua como queráis.

El hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre.

  • Podéis volver siempre que queráis -Le respondió-
  • A propósito ¿Cómo se llama este lugar?
  • El Cielo.
  • ¿El Cielo?
  • ¡Pero si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo!
  • Aquello no era el Cielo, era el Infierno.

El caminante quedó perplejo. ¡Deberíais prohibir que utilicen vuestro nombre! ¡Esta información falsa debe provocar grandes confusiones! ¡De ninguna manera! En realidad, nos hacen un gran favor, porque allí se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus mejores amigos. Jamás abandones a tus verdaderos Amigos, porque: Hacer un amigo es una gracia, tener un amigo es un don, conservar un amigo es una virtud, ser tu amigo. Es un honor…

LA AMISTAD

Era una vez un hombre pobre pero de mucho coraje que se llamaba Ali.

Trabajaba para Ammar, un viejo y rico comerciante. En cierta noche de invierno dice Ammar: “Nadie puede pasar una noche así en lo alto de la montaña, sin frazada y sin comida. Pero tu necesitas de dinero y si consigues hacer eso, recibirás una gran recompensa. Si no lo consigues, trabajarás gratis por treinta días”.

Ali respondió: ““Mañana cumpliré esa prueba”.

Pero al salir del negocio vio que realmente soplaba un viento helado y tuvo miedo. Resolvió preguntarle a su mejor amigo, Aydi, si no le parecía una locura hacer esa apuesta. Después de reflexionar un poco, Aydi le respondió: “Voy a ayudarte. Mañana cuando estés en lo alto de la montaña mira hacia el frente. Yo estaré también en lo alto de la montaña vecina, pasaré la noche entera con una fogata encendida para ti. Mira para el fuego, piensa en nuestra amistad, y eso te mantendrá abrigado. Tu vas a conseguirlo y después yo te pediré algo en cambio”.

Ali venció la prueba, tomó el dinero y fue hasta la casa de su amigo: “Tu me dijiste que querías algo en pago.” Aydi le respondió: “Si, pero no en dinero. Prométeme que, si en algún momento el viento frío pasa por mi vida, encenderás para mi el fuego de la amistad.”

SITIO LIBRE DE PUBLICIDAD

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL

www.lailuminacion.com

1997 - 2019