LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
HOME VER MEDITACION VER TEMA PARA HOY MIEDO VER RECETAS VEGANAS VER ILUMINACION ESPIRITUAL MUSICA PARA MEDITAR VISITA NUESTRA GALERIA BUSCAR ESCRITOS AMOR VINCULOS RAPIDOS
DIOS TODO Y ETERNO - EXISTENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES KIERKEGAARD

FRASES Y CITAS KIERKEGAARD

VER ARTÍCULOS KIERKEGAARD

Kierkegaard: Los niños son la esperanza del mundo.

Kierkegaard: Estoy solo y no hay nadie en el espejo.

Kierkegaard: No eres ambicioso: te contentas con ser feliz.

Kierkegaard: El tiempo es la materia de la que he sido creado.

Kierkegaard: La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido.

Kierkegaard: Siempre que enseñes, enseña a dudar lo que enseñas.

Kierkegaard: Creo que con el tiempo mereceremos no tener gobiernos.

Kierkegaard: Hay un solo niño bello en el mundo, y cada madre lo tiene.

Kierkegaard: La política es el arte de los incapaces de triunfar en privado.

Kierkegaard: No hay nada más fecundo que la ignorancia consciente de sí misma.

Kierkegaard: He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.

Kierkegaard: Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.

Kierkegaard: Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.

Kierkegaard: Saber que no se sabe constituye tal vez el más difícil y delicado saber.

Kierkegaard: Jamás he estudiado ajedrez. Sólo estudio ajedrez cuando juego una partida.

Kierkegaard: Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos.

Kierkegaard: Quien quiera enseñarnos una verdad, que no nos la diga: que nos sitúe de modo que la descubramos nosotros.

Kierkegaard: Una buena parte de los hombres no tiene más vida interior que la de sus palabras, y sus sentimientos se reducen a una existencia oral.

Kierkegaard: Nada es tan saludable como una paliza en el momento oportuno. De pocas partidas ganadas tengo aprendido tanto como de la mayoría de mis derrotas.

Kierkegaard: Si Tartakower dedicase más atención a su juego en los torneos en vez de escribir sus artículos, sería acaso el más temible aspirante a los primeros lugares y un serio candidato al título mundial.

Ludwig Wittgenstein: La sabiduría no tiene pasiones. Kierkegaard llama a la fe, por el contrario, una pasión.

REDES SOCIALES

VER INSTAGRAM VER FACEBOOK VER TWITTER VER PINTEREST VER BLOGSPOT

LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL



1997 - 2019