LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
EXISTENCIA TOTAL Y ETERNA - CONSCIENCIA AQUI Y AHORA - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

FRASES DANTE ALIGHIERI



ESCRITOS FRASES

FRASES DANTE ALIGHIERI

VER ESCRITOS DANTE ALIGHIERI

DANTE ALIGHIERI

MAS FRASES DE DANTE ALIGHIERI

  • Era la hora de la mañana, cuando el sol ocupó su lugar por encima de las estrellas que brillan con él, cuando el amor del propio Dios estableció por primera vez el movimiento justo de las cosas.
  • Sin embargo ¿Qué clase de persona eres tú que te atreves a juzgar los hechos que ocurren a mil millas de distancia con tu visión que sólo alcanza a cubrir un corto tramo?
  • Tan honesta y tan gentil luce mi dama, cuando su saludo entrega, que hace a todas las lenguas temblar y quedar mudas, y ni siquiera los ojos se atreven a mirarla.
  • En la profundidad de tal pena la lengua se mueve en vano; el lenguaje de nuestra memoria y nuestros sentidos carece de un vocabulario propio para tal dolor.
  • En ese libro que es mi memoria, en la primera página del capítulo que es el día en que te conocí, aparecen las palabras, “aquí comienza una nueva vida”.
  • El arte, en la medida de sus posibilidades sigue a la naturaleza, tal como un pupilo imita a su maestro; de tal suerte debe ser tu arte. Nieta de Dios.
  • Ahora tú ya conoces lo mucho que mi amor por ti quema en lo profundo de mi interior, cuando olvidando nuestro vacío, enfrento sombras y cosas sólidas.
  • No debemos tener miedo de nada por fuera de las cosas que poseen un poder real para hacer daño a otros. De todo lo demás no hay que temer en absoluto.
  • Tiene una naturaleza tan ruin y perversa la avaricia, que calmar su afán nunca consigue. Después de comer no se sacia y así su hambre intacta sigue.
  • Mi esperanza es que no logremos ver más el cielo. He venido para guiarte hacia la otra orilla, a la oscuridad eterna, en el fuego y en el hielo.
  • A través de mi visitarás la ciudad del llanto, a través de mi entrarás en el dolor eterno, a través de mi andarás entre las personas perdidas.
  • Abra su mente a lo que le voy a revelar, y reténgalo en su interior; el que escucha, pero no retiene lo que ha escuchado, no aprende nada.
  • Ese precioso fruto por el cual todos los hombres emprenden una ansiosa búsqueda en diferentes parajes, será dado hoy a tu alma hambrienta.
  • Aquel que puede darse cuenta de alguna necesidad, y para ayudar espera hasta que se lo pidan, es tan cruel como si nunca hubiera ayudado.
  • Es sabido que dura poco en una mujer la ardiente llama del amor, cuando las miradas y las manos son incapaces de avivarla de continuo.
  • Así que ahora, junto a mí, llegó esa brutalidad que no conoce la paz y me llevó paso a paso de regreso al lugar donde el sol calla.
  • Tened en cuenta vuestros orígenes, no fuisteis creados para vivir como bestias, sino para seguir la virtud y el conocimiento.
  • Las ruedas del cielo en lo alto, despliegan para ti sus eternas glorias, sin embargo tus ojos continúan posados en la tierra.
  • Si tú, libre como eres has permanecido aquí abajo; es poco probable que tan siquiera una llama viviente siga ardiendo arriba.
  • Pronto estarás en aquel lugar donde tus propios ojos verán la fuente y el efecto, y le darán su propia respuesta al misterio.
  • Amor, que no absuelve a nadie amado de amar, me agarró tan fuertemente con su encanto que, como ves, no me ha dejado todavía.
  • Todo aquello que es creado tiene un fin en sí mismo, y así se engendra la forma que hace que el universo se parezca a Dios.
  • Soy el camino a la ciudad de la aflicción, soy el camino hacia el dolor eterno, soy el camino a seguir entre los perdidos.
  • El más oscuro rincón del infierno está reservado para aquellos que conservan su neutralidad en tiempos de crisis moral.
  • En medio del camino de nuestra vida, me encontré a mí mismo en un trozo de madera, perdido por fuera del camino recto.
  • El orgullo, la envidia y la avaricia, son estas las chispas que han prendido fuego en el corazón de todos los hombres.
  • Bien merecido tiene quien se lamenta, al afanarse tras aquello que no dura, del tormento que en su vida encuentra.
  • Y fui informado de esa tortura, que era el infierno de los pecados carnales cuando las razones dan paso al deseo.
  • A pesar de todo, ahora mi voluntad y mi deseo se mueven como parte de una misma rueda, marcando su propio ritmo.
  • La montaña tiene una formación siempre tediosa cuando empiezas, pero se hace más fácil en las más altas cumbres.
[1 de 4]

VER FRASES VERDAD