AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | FRASES | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2018 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

VICARIACIONES LATROGENIA Y TERAPIA NEURAL

HEBERTH GARCÍA

25/03/2017

Grafica 'Vicariaciones latrogenia y terapia neural' Categoria 'Salud' Palabra 'Conocimientos'

CATEGORIA N° 41 SALUD y CONOCIMIENTOS

Medicinas Alternativas

Con gran frecuencia en las mal llamadas “Medicinas Alternativas”, se usa el término vicariación, especialmente cuando se afirma que con los tratamientos ofrecidos por estos modelos médicos no se hace daño, es decir, no se inducen vicariaciones progresivas.

El término vicariación (portador) es tomado de la homotoxicología de H-H Reckeweg quien lo utilizó para hacer referencia a la mejoría o empeoramiento del estado de salud de un individuo. Reckeweg entendía la enfermedad como un esfuerzo por liberarse de las toxinas buscando retornar a un estado saludable; sostenía que medidas que se opusieran a este esfuerzo, suspendiendo secreciones, fiebres, procesos inflamatorios, etc., solo empeorarían las cosas; situación que se da con la mayoría de los tratamientos de la medicina convencional. Por el contrario, medidas que apoyaran este esfuerzo derivarían en un estado más saludable.

Observaba cómo, luego de usar tratamientos químicos en las enfermedades, con el tiempo estas derivaban en afecciones más graves, por ejemplo:

  • Paciente con síndrome Guillian-Barre, generalmente encontramos como episodio previo a su enfermedad algún tipo de afección viral respiratoria; las más de las veces tratada con medicamentos químicos. Así como este ejemplo en los textos de medicina interna se encuentra cantidad de enfermedades crónicas de corazón, riñón, etc., precedidas por episodios previos de enfermedades banales.

A esta progresión de ir de una enfermedad leve (afección viral) a una enfermedad más grave (síndrome Guillian-Barre), Reckeweg lo denominó vicariación progresiva. Por el contrario, los tratamientos que actúan en el mismo sentido del organismo (ej. en caso de una inflamación en vez de suspenderla, tomar medidas que aceleren el proceso de manera natural), nos llevarían de una enfermedad grave a una más leve, por ejemplo:

  • Paciente asmático que luego de varios tratamientos adecuados no hace más asma pero presenta una fuerte amigdalitis. Este proceso fue denominado por Reckeweg como vicariación regresiva.

Para una mayor comprensión y profundización sobre el tema se recomienda la lectura de la Homotoxicología de Reckeweg, la Homotoxicología de Claussen o la de Heine, publicadas por Editorial Aurelia-Verlag Baden-Baden.

Retomando el tema de la introducción, ha hecho carrera en muchas concepciones médicas la idea que los tratamientos alternativos si no sirven, al menos no producen daño por ellos mismos. Sin embargo, la experiencia demuestra todo lo contrario, pues cualquiera que sea el modelo (terapia neural, acupuntura, naturismo, etc.), cuando son usados inadecuadamente genera iatrogenia.

En el caso particular de la terapia neural, su uso de manera inapropiada (léase por vademécum) puede llevar a vicariaciones progresivas induciendo mayor desorden en el organismo, es decir una enfermedad más grave. Tomemos el caso de un paciente asmático al cual empezamos a colocar pápulas en el tórax o ganglios estrellados a repetición una vez por semana a la espera que con tal tratamiento cure su enfermedad. En terapia neural, esto podría llevar a la curación pero no en todos los pacientes. Habrá pacientes que debido a su autorregulación durante el tratamiento requieran aplicaciones en otro sitio diferente al descrito anteriormente, lo cual será indicado por las reacciones que se presenten durante dicho tratamiento. O si la enfermedad es por un campo de interferencia, las aplicaciones descritas no rendirán mayores beneficios y si persistimos en repetirlas de manera mecánica aumentaremos la irritación en el sistema nervioso con la aparición de “otras enfermedades más graves” es decir una vicariación progresiva.

Hace más o menos 2 meses vimos en la Clínica del Dolor una paciente con la siguiente historia: Meses atrás, presenta un hombro doloroso que no mejoraba con tratamientos convencionales, por lo cual consulta a un acupunturista quien utiliza puntos descritos por vademécum en los textos para el tratamiento del hombro doloroso; luego de varias sesiones, la paciente hace un herpes zóster del mismo brazo que deja como secuela una neuralgia post-herpética (vicariación progresiva); entonces recibe tratamiento convencional para la neuralgia sin mejoría del cuadro, por lo cual es tratada con aplicaciones con anestésico local, papulas, en la zona de dolor (tratamiento segmental); días más tarde la paciente hace una enfermedad cerebro vascular que deja como secuela una hemiparesia y empeoramiento del dolor (una nueva vicariación progresiva). Se podría colegir de este caso, que el dolor de su hombro probablemente se debía a un campo interferente y los tratamientos en el segmento no hicieron otra cosa que irritar más al sistema nervioso llevando al organismo a dos vicariaciones progresivas: 1. neuralgia post herpética, 2. enfermedad cerebro vascular.

Esto debe llevar al terapeuta neural a pensar que una iatrogenia no se deriva únicamente de un error en la técnica sino mayormente de una mala concepción y un dialogo inadecuado con el organismo del paciente.

Otro ejemplo de vicariación progresiva

Paciente de 60 años con hipertrofia prostática al cual le inicio tratamiento con aplicaciones semanales en próstata que muestran una aceptable mejoría del cuadro a pesar que el paciente me manifiesta no sentirse bien de ánimo; después de la tercera aplicación presenta una sinusitis que se resuelve sola, por lo que continúo haciendo aplicaciones en la próstata; luego de la quinta aplicación, el paciente no retorna, dos meses más tarde viene a consulta y me comenta que no había vuelto porque a los 6 días de la ultima aplicación presentó un severo cuadro de angina de pecho con una ligera isquemia. Me afirmaba que su pequeño infarto pensaba estaba relacionado con mi tratamiento, que por lo tanto quería que le tratara la sinusitis que se había vuelto a reagudizar; hago aplicaciones en senos paranasales con mejoría de la sinusitis y una sustancial mejoría de la sintomatología urinaria acompañada de un excelente estado de ánimo. Tiempo de observación más o menos 12 años. En este caso, una mala evaluación clínica me llevó a insistir en una aplicación en la próstata que daba una aparente mejoría (sin mejoría en el ánimo) que llevó a una vicariación progresiva (isquemia del miocardio); observar cómo el organismo había indicado los senos paranasales como zona de tratamiento, una vez seguida esta indicación la mejoría fue clara.

Comentario 1

Dr Pablo R. Koval

Los dos ejemplos presentados por el Dr Heberth García Rincón son muy elocuentes. Lo que siento es una necesidad de extremar la observación, el interrogatorio y el vínculo con el paciente como para obtener de éste toda la información que pueda orientar hacia una terapéutica adecuada. Probablemente en nuestra experiencia no hayamos podido percibir la relación entre diferentes problemas en una misma persona como parte del mismo proceso. Quizás deberíamos revisar la forma de hacer la evaluación, tanto de la primera consulta como de las subsiguientes; la forma de anotar los datos de modo de poder reevaluarlos fácilmente cada vez que sea necesario. Gracias Heberth!

Comentario 2

Dieta y vicariación, toma de conciencia y magnitud de la respuesta

Dr. Alfonso C. García, México,

Breve: en cuanto a las vicariaciones: Puede ser útil, de acuerdo al interrogatorio intencionado en la HC: Si uno advierte una sobrecarga al "barrilito" del paciente, según Fischer y después de explicarle al paciente las relaciones de su mesenquima sobrecargado por los diferentes factores de su historial con el intestino grueso, proponerle, por ejemplo una dieta de fruta en promedio 3 días previa al tratamiento con TN además de explicarle la importancia de usar algunos lavados intestinales o en su caso colónicos.

CENTRAR AL PACIENTE EN LO QUE EL REALMENTE QUIERE HACER CON SU PADECIMIENTO, LE PREVIENE PARA CUALQUIER REACCIÓN.

En general con esta preparación la respuesta (que puede ser desagradable para el paciente y más para sus familiares) de reacción vicariante después de la TN, es de menor magnitud.

Un abrazo a todos

Respuesta

Dr. Heberth García,

Apreciado doctor Alfonso C. García: Es realmente interesante su comentario sobre la dieta y las reacciones con la TN así como la acción favorable de la colonoterapia. En realidad el concepto explicado por el doctor Lorenz Fischer en su libro "Terapia Neural según Huneke", página 48 sobre el "barril" sobrecargado no hace referencia sólo a homotoxinas sino también a otro tipo de irritaciones: cicatrices, campos magnéticos, RUV, etc. Concepto que no deja de ser muy mecanicista y reduccionista en el sentido de pensar en un rebosamiento y reducir todo al mesénquima cuando en realidad las cosas no funcionan así sino que en lugar de producirse un derramamiento, lo que se genera es una respuesta adaptativa con intenciones de curación, que nosotros llamamos enfermedad y que claro, le implica al sistema biológico una mayor entropía y un mayor gasto energético. Si no se corrigen, las causas predisponentes llevarán a este organismo a situaciones lamentables e incluso la muerte (máximo nivel de entropía).

Con referencia a su comentario sobre la dieta, estoy completamente de acuerdo con usted y me parece brillante su observación, pues junto con el doctor Juan Carlos Capacho, llevamos 14 años combinando dietas alcalino-reactivas con TN observando una más rápida respuesta a la TN o cuando la historia o los tratamientos de TN no nos indican el punto siguiente de aplicación, este tipo de dietas hacen que la irritación se manifieste, por ejemplo: Un paciente en quien la historia no es muy clara sobre dónde hacer la primera aplicación y lo sometemos a un ayuno (frutas por 3 a 5 días) y nos relata que durante este tiempo presentó diarrea, nos puede indicar que el sitio de inicio es el abdomen. La razón "de este salto de campo" tiene que ver con la acidez y alcalinidad del organismo como lo publicaremos en un trabajo que estamos terminando con el doctor Capacho. En cuanto a la colonoterapia, no olvidemos que su efecto no es solamente el barrido de desechos, sino también el estímulo neural del paso del agua, las propiedades eléctricas de ésta, la relación neural y embrionaria del colon con el resto del organismo. Así que apreciado colega, el asunto no es solamente de mesénquima y remoción de toxinas sino que tiene que ver con la globalidad de todo el organismo. Reciba mi voz de apoyo y felicitación y continue con sus dietas que cada día le darán más sorpresas agradables. Quedamos a la espera de sus valiosos aportes. Cordial saludo.

Pregunta

Dr Agustin Callahuara, Argentina,

Las mal o bien llamadas terapias alternativas, quiza el tiempo las calificará como terapias complementarias, en general no tienen estudios controlados, a doble ciego, comparativos etc, sin embargo tanto un neuralterapeuta o acupunturista bien formado, no trata a un paciente con el mismo protocolo, todos los pacientes tienen distinto comportamiento y el origen de sus padecimientos suele tambien tener distintos origenes.

Recuerdo a una de mis pacientes que presentaba una gonalgia derecha crónica, lumbalgia y obesidad. Con antecedentes de colecistectomia, apendicectomia y amigdalitis. Se le propuso hacer puntos acupunturales para sus padecimientos con el protocolo de puntos antihumedad y algunos Ash-shih o puntos dolorosos, la paciente mejoro muchisimo. En la segunda consulta la propusimos hacer terapia neural, hicimos algunos habones en tiroides, ginecologico, a las 24 horas recibimos una llamada por una amigdalitis pultacea severa.

Dr Rincón, consideraría Ud. que esta reacción representa una vicariación? Gracias.

Respuesta

Dr. García Rincón,

Respetado doctor Callahuara: le agradecemos su participación en el foro y su interesante comentario acerca de la Terapia Neural. En primer lugar quiero comentarle que no podemos hablar en el caso de la TN de una "Terapia" sino de un Modelo Médico que tiene explicación propia del fenómeno salud enfermedad, diagnóstico propio y tratamiento propio de este modelo. De la misma manera no podemos olvidar que la Acupuntura es una Terapia que hace parte de un Modelo Médico que pertenece a la racionalidad de la Medicina Tradicional China. En el caso que usted comenta, inicia un tratamiento con Acupuntura (al parecer con puntos tomados de un vademecum -protocolo-) que le ofrece mejoría del cuadro, pero como usted toma este método como un recurso terapeutico y siguiendo la racionalidad occidental agrega al tratamiento otro "recurso terapeutico" como la TN buscando seguramente potenciar los efectos como ocurriría cuando usamos dos sustancias sinérgicas. Entonces, usted puede notar por el resultado, que el comportamiento no es el esperado pues aparece una amigdalitis que se puede interpretar de muchas maneras: 1. Que por el sobreestimulo se haya producido una irritación generando una vicariación progresiva. 2. Que la paciente tenga antecedentes de amigdalitis y se esté presentando un salto de campo interferente (fenómeno retrogrado). 3. Que esté haciendo una fase de excreción (vicariación regresiva). Esto por solo nombrarle tres de las muchas interpretaciones posibles; para poder estar sobre la más correcta, necesitariamos conocer la historia clínica de la paciente de manera completa. Esperamos sus comentarios. Cordial saludo, Dr. Heberth García.

Pregunta

Dr Buffolo,

Estimados Amigos:

Lo que el Dr García Rincón describe en cuanto a vicariaciones yo lo veo también en perros y gatos. Pero mi pregunta apunta a saber qué hubiera pasado si a pesar del no cambio de ánimo del paciente y la representación de su sinusitis antigua no se hubiese aplicado nada o de lo contrario se hubiese empezado con los senos paranasales o conjuntamente en ambos lados (próstata y senos) de acuerdo con la historia del paciente.

Lo que noto en mis pacientes es que si mejoran y todavía no están bien de animo....espero con mucha paciencia a la respuesta orgánica, pues a mi entender es seguir dando golpes a un organismo que esta buscando el nuevo orden y uno lo apura por ansiedad individual o ante el miedo de que nuestro paciente nos abandone. Yo explico muy bien de que se trata y a veces no tengo historia y tengo que esperar. Un caso que tuve en noviembre sobre una otitis en oído derecho con inflamación del pabellón auricular y conducto auditivo externo, empieza con terapia neural en ganglio otico, papulas perioticas, endovenosa y perivenosa en la mano derecha (del mismo lado que el oído), a las 72 hs regresa diciendo que estaba mucho mejor pero todavía sacudía el oído aunque menos que al principio, le repito así 2 veces mas pero a mi parecer y como conozco a la perra hace 5 años no estaba del todo normal y decido hacerla descansar por un mes. Regresó al mes y medio diciendo que se le fue la otitis derecha pero que 3 o 4 días antes que se curara del lado derecho empezó a rascarse intensamente el oído izquierdo y aparentemente le dolía, pues tomaba la misma posición que cuando le dolia el derecho. El oído mejoro espontáneamente (yo estaba de vacaciones) y la sintomatología desapareció. El organismo buscó su nuevo orden por los impulsos que le di y pudo salir de su irritación anterior en forma autónoma sin necesitar nuevos golpes, creo que si yo hubiese estado le habría aplicado en el oído izquierdo y hubiera hecho una vicariacion progresiva seguramente.

Gracias por sus aportes y les mando un abrazo a los dos.

Respuesta

Dr García Rincón,

Apreciado Doctor: con respecto a su apreciación sobre esperar luego de un tratamiento, sin incurrir en las aplicaciones repetitivas en búsqueda de forzar una respuesta terapéutica, me parece la actitud más acertada pues hay que darle al organismo un tiempo de espera para que él busque su propio órden. Por el contrario, si insistimos sin dar un tiempo de espera vamos a inducir un mayor desorden en el organismo empeorando la situación (produciendo mayor irritación neural) y conduciéndolo a vicariaciones progresivas.

Respecto a qué pasaría si no se hubiese hecho nada, no se la respuesta pues ésta es individual en cada organismo. Si la aplicación inicial hubiese sido en senos paranasales, uno podría esperar que la mejoría hubiese sido total, pero los seres biológicos son probabilísticos y por tanto esto cae dentro del terreno, valga la redundancia, de las probabilidades. Haber aplicado en ambos puntos, senos paranasales y próstata, teóricamente no sería una buena idea pues muy probablemente prodría inducir una mayor irritación, sin embargo no se puede afirmar ésto de manera categórica. Lo que si debemos tener en cuenta es que lo primero que se debe presentar es la mejoría del estado de ánimo del paciente o al menos que se de al mismo tiempo con la mejoría física. Cuando se da el evento contrario, mejoría física sin mejoría del ánimo, no estamos en el camino de la curación y el paciente seguramente va a recaer o a presentar una patología diferente que no relacionaremos con la que estabamos tratando. Recordar que la curación se da del interior al exterior siendo la mente lo más interno (revisar leyes de curación de Hering). Agradezco su activa participación en el foro y espero que ésta continúe. Cordial saludo,

Dr. Heberth García.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018