AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

SENCILLEZ DE LA FELICIDAD

ANTHONY DE MELLO

13/04/2017

Grafica 'Sencillez de la felicidad' Categoria 'Crecimiento' Palabra 'Felicidad'

CATEGORIA N° 25 CRECIMIENTO y FELICIDAD

He leído en muchos libros que para ser felices no necesitamos nada. Simplemente es cuestión de decidir, en este mismo instante, ser feliz. Es una idea muy simple, y para mí, una verdad. La felicidad no debe depender de nada. Pero, ¿por qué es tan difícil?

En las palabras de Anthony de Mello: Estaba diciendo que no queremos ser felices. Queremos otras cosas. O más exactamente: No queremos ser incondicionalmente felices. Estoy dispuesto a ser feliz siempre y cuando que tenga esto y lo otro. Pero esto realmente es decirle a nuestro amigo o a nuestro Dios o a cualquiera: ”Tú eres mi felicidad. Si no te tengo, me niego a ser feliz”. Es muy importante comprender eso. No podemos imaginarnos la felicidad sin esas condiciones. Es muy cierto. No podemos imaginarnos la felicidad sin ellas. Nos han enseñado a cifrar en ellas nuestra felicidad.

Estuve reflexionando un poco sobre esto, y me pareció curioso que lo que dice es cierto (que no queremos ser felices), pero que en realidad no es algo que decidimos conscientemente. Para mí es más bien como ilusión (como una ilusión óptica) que engaña a nuestro cerebro.

Explico... Generalmente nuestro pensamiento es:
“Si tuviera tal cosa o si estuviera con tal persona, sería tan feliz”.
Algo como:

INICIAR AQUI
>> DESEAR ALGO >> LUCHAR POR ESE ALGO >> OBTENER ESE ALGO >> SER FELICES >>
TERMINAR AQUI

Cómo hemos aprendido que es la felicidad:

INICIAR AQUI
<< SER FELICES >>
TERMINAR AQUI

Pero ahora nos dicen que no necesitamos de nada ni de nadie para ser felices.

Cómo es ser feliz incondicionalmente: Es algo difícil de imaginar. ”Ok, me visualizo feliz. Un momento, ¿por qué no tengo nada? ¿Por qué estoy solo? ¿Cómo se supone que seré feliz? (ya se nos olvidó que en ese momento visualizado ya éramos felices)”. Nos podemos imaginar brevemente que somos incondicionalmente felices, pero al siguiente instante nos damos cuenta de que no necesariamente tendremos todo lo que queremos, así que nos negamos a ser felices por el momento, porque no tenemos lo que queremos y si no tenemos lo que queremos jamás seremos felices.

Así lo ve nuestro cerebro COMPLEJO

¿? "$%&/)()=)=IOUYWEFSHN&%()/=)(=)?DFCKASDULFHASKLJDVCASDKF" ¿?



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017