La electricidad puede ahora ser usada para matar bacterias