AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

MEDITACIÓN REIKI

JBN

05/01/2017

Grafica 'Meditación Reiki' Categoria 'Meditar' Palabra 'Yoga Reiki Zen'

CATEGORIA N° 16 MEDITAR y YOGA REIKI ZEN

En este apartado de la Web podrás encontrar dos meditaciones muy poderosas. Yo las enseño en mis cursos de Reiki y las práctico muy regularmente. Me parecen dos meditaciones fundamentales para todo Guerrero de la Luz, como diría Paulo Coelho, o para cualquier persona que esté inmersa en un proceso de crecimiento personal. También para aquellos que estéis empezando a descubrir todo este mundo. Particularmente la meditación del cuerpo interior es de las más sencillas y poderosas que he practicado. Eckhart Tolle

Conexión Cielo y Tierra

Empezaremos haciendo unas respiraciones profundas y relajándonos. Aflojaremos todos los músculos y dejaremos ir la tensión. Dirigiremos nuestra atención al Tantien Medio o al Chakra del Corazón, permaneceremos así un rato, sintiendo el punto energético que hayamos escogido. Dejaremos que la respiración se vaya volviendo lenta y uniforme. Seguidamente, visualizaremos como del cielo baja un tubo de luz y llega hasta nosotros. Este tubo nos atraviesa entrando por el Chakra Corona y saliendo por el Chakra Base. A su paso interconecta todo nuesto sistema energético. Continuaremos con la atención en el Chakra Corazón o el Tantien Medio durante unos instantes. Después, visualizaremos como el tubo sigue bajando y penetra en la Tierra hasta que llega a su núcleo. Permaneceremos unos instantes así, sintiendo la conexión cielo-tierra y respirando suavemente. Una vez realizada la conexión cielo-tierra podemos imaginar como absorbemos energía del cielo y energía de la tierra hacia el Tantien Medio o el Chakra del Corazón. Visualizaremos como poco a poco se va llenando nuestro ser de luz y como esta luz va atravesando nuestra piel e inunda también nuestra Aura.

Meditación del Cuerpo Interior

La meditación del cuerpo interior es muy sencilla y aporta grandes beneficios. Empezaremos haciendo una respiración abdominal. Estaremos unos instantes observando como se hincha y se deshincha el cuerpo. Esto nos ayudará a relajarnos un poquito más. Seguidamente, enfocaremos nuestra atención a los pies y observaremos las sensaciones que notamos. ¿Puedes sentir la vida que hay en tus pies? Nos estaremos unos 30 segundos con la atención en nuestros pies. Después subiremos nuestra atención a la parte inferior de las piernas, pero sin perder la atención de los pies. De modo que estaremos sintiendo nuestros pies y nuestras piernas hasta las rodillas. Al cabo de unos 30 segundos, añadiremos el resto de las piernas, de modo que estaremos sintiendo las piernas y los pies. Seguidamente, y utilizando la misma mecánica, añadiremos la barriga, el pecho, la garganta y finalmente la cabeza. Sintiendo siempre el cuerpo por dentro y siendo consciente de su parte delantera y trasera.

Una vez hayamos completado todo el cuerpo, situaremos nuestra atención en la cabeza y empezaremos a bajarla hasta los pies por la parte delantera de nuestro cuerpo. De tal manera que durante el recorrido hagamos un repaso de todas las zonas. Después haremos lo mismo pero subiendo por la parte de atrás. Esto puede hacerse más o menos rápido, su objetivo es el de hacernos sentir el cuerpo como un conjunto de energía. En este momento deberíamos estar sintiendo un agradable calor por todo el cuerpo. Es posible que las primeras veces solo percibamos un leve hormigueo. En cualquier caso estará bien lo que sintamos, con la práctica está sensación irá aumentando. Ahora observa como te sientes. ¿Ha cambiado algo desde que has empezado a meditar? ¿Te sientes distinto? ¿Es agradable esta sensación? Permanece el tiempo que te sea cómodo sintiendo tu Cuerpo Interior y después, poco a poco, ve moviéndote y finalmente incorpórate con suavidad. Esta especie de calor que llegas a sentir con la meditación es el Cuerpo Interior. Es decir, nuestro campo de energía interno.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA

1997 - 2018