AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

LAS PAREDES DEL UNIVERSO

PATROCINIO NAVARRO

07/05/2017

Grafica 'Las paredes del universo' Categoria 'Ciencia' Palabra 'Universo'

CATEGORIA N° 24 CIENCIA y UNIVERSO

Si escribimos para otros tenemos que decir la Verdad. Cuando abordamos temas como este tenemos el deber de ser muy cuidadosos, porque si algo no nos podemos permitir los que escribimos es inducir a error, ya que eso carga nuestra alma, y además puede atar a otros a nuestro carro de pensamientos si son erróneos.Por eso, al hablar del Universo estamos obligados a distinguir lo que dice el mundo espiritual de lo que dice la llamada ciencia y lo que decimos nosotros en base a nuestra experiencia o conocimientos. ¿De cuál de estas tres fuentes debemos fiarnos en última instancia? ¿De nuestro intelecto, que no puede traspasar los límites de nuestros propios programas elaborados en el mundo material y tan limitados al mundo material como sujetos a mudanza? ¿De la Ciencia, que en cada época elabora unas teorías que "vende" como verdades a las que llama "científicas"? A estas se las considera opuestas a toda especulación…hasta que se descubre algo nuevo que echa por tierra todas las teorías anteriores que intentaron pasar como verdades.

Newton consideraba el Universo físico sujeto a leyes inmutables y la Ciencia celebraba sus descubrimientos… hasta que llegaron otros como Einstein o Max Planck, por ejemplo, y destronaron la física newtoniana con nuevos descubrimientos. Ahora también se están cuestionando aspectos de la teoría de la Relatividad de Einstein, y luego será otra cosa. Por tanto debemos concluir que la ciencia no es una fuente de verdad, sino un proceso de teorías sucesivas que se aceptan como verdades provisionales para el funcionamiento del mundo material. Pero la Verdad no puede ser provisional, ni intelectual, ni una teoría, sino inmutable y espiritual porque en última instancia pertenece a esferas superiores del conocimiento, que es el conocimiento espiritual.

Con el conocimiento espiritual también debemos tener cuidado e ir a las fuentes, porque hay muchos charlatanes que dicen tener el conocimiento espiritual y confunden sus especulaciones con verdades espirituales, y hasta viven de ellas o van por la vida de profetas y sabios engañando a incautos que les llamarán "maestro" o "padre". Pero Padre y fuente de toda Verdad es sólo es Dios y Cristo el Maestro que nos transmite la Verdad inmutable.

Si fuéramos puros estaríamos en la Ley divina, viviríamos en la Verdad y la conoceríamos directamente, porque escucharíamos a Dios en nuestro interior. Pero no somos puros, pues pertenecemos a la Caída, y por tanto el único modo de conocer la Verdad es a través de los profetas que sí son puros y no pertenecen a la Caída, sino que vienen a este mundo con esa misión: de dar a conocer la Verdad inmutable y eterna. Por eso lo que conocemos del Universo a través de la Ciencia está limitado a los imperfectos instrumentos de observación que sólo pueden captar los fenómenos externos, y a partir de los imperfectos intelectos de los científicos y su tecnología rudimentaria elaborar una teoría tras otra y cosechar un fracaso tras otro en su empeño de querer ser Dios.

Según nuestros telescopios observan cosas más y más lejanas estamos viendo cosas más y más antiguas, y vamos mirando hacia la juventud del Universo. Si miramos un objeto astronómico que se encuentra a 5.000 millones de años-luz de nosotros, por supuesto, estamos viendo algo con 5.000 millones de años de antigüedad. Bien, cuando se mira más y más y más lejos, hasta ver lo que hay "al final", se ve un borde. Hay un límite bien definido más allá del cual no hay nada. Ese borde se encuentra a unos 13.700 millones de años-luz de nosotros, y esa radiación en el "fondo del Universo" es la que la sonda WMAP está mirando.

Lo que se representa es la "temperatura de la radiación", es decir, la temperatura que debería tener un cuerpo negro perfecto para emitir radiación de esa longitud de onda. Toda esa radiación, por supuesto, no es visible: según el Universo se ha ido expandiendo se ha ido también enfriando, de modo que los fotones que nos llegan son de microondas. En la figura se representan los de mayor longitud de onda (temperaturas más bajas) en azul, y los más "calientes" en rojo.

¿Es compatible todo esto con las enseñanzas del cristianismo originario?
Véanlo ustedes mismos y deduzcan.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017