AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

BIOGRAFIA DE CABER

KABIR

08/02/2017

Grafica 'Biografia de Caber' Categoria 'Biografias' Palabra 'Personajes'

CATEGORIA N° 18 BIOGRAFIAS y PERSONAJES

BIOGRAFÍA Y ALGUNOS VERSOS - KABIR, EL SANTO POETA DE DIOS

Das Kabir nació en el año 1440, en India en Lahar Talao, cerca de Benarés y murió en 1518. Su existencia fue un ejemplo de amor a la Divinidad pese a las duras pruebas que debió enfrentar con su nación por la invasión de los tártaros. De él son muy valorados sus "Cien Poemas", traducidos al inglés por Rabindranath Tagore. Para leer más: Kabir

Dibujo de Kabir, el Poeta y tejedor, de vestido blanco, ofreciendo sus telas.

Desde que Kabir era niño, sus padres dejaron de criarlo. No tuvo acceso a educación. Fue tejedor de oficio. Al final de su juventud se aficionó a escribir y redactó páginas en contra de los Maestros de la India, pero su espíritu de búsqueda lo llevó a conocer a Ramananda, un ser muy especial.

Cuentan que Kabir solía escuchar los discursos de Ramananda y se encantó con su mensaje, si bien solía oírlo desde los últimos lugares de las reuniones porque era mal recibido por otros alumnos del Maestro por haber escrito tan negativamente en su contra, antes.

A pesar de verse relegado, Kabir se enamoró de las enseñanzas que escuchaba. Pidió a Ramananda que le fuera enseñada la Verdad, pero le fue negada su petición. Sin embargo Kabir no se desanimó y un día en que Ramananda bajaba al río a bañarse, Kabir se acostó en una de los escalones pensando: lo que diga mi Maestro esa será la Verdad para mí. Ramananda no lo vió, y lo pisó y exclamó algo como “Oh Dios”. Entonces Kabir se levantó feliz, exclamando “Oh, Dios”, “Oh, Dios”. ¡Ya conozco la Verdad! Ya amo esta Verdad.

Posteriormente el Maestro lo acogió como uno de sus discípulos y le reveló lo que tanto anhelaba.

A la muerte de su Maestro, a Kabir le fue asignada la labor de difundir el mensaje que le había sido enseñado.

Kabir llegó a escribir poemas inmortales, en gratitud a lo que le había sido compartido.

Su vida no fue fácil porque debió afrontar la pesadilla de los tártaros que arrasaron la India, asolando y destruyendo miles de vidas, en especial las de los brahamanes o religiosos.

La luz de su mensaje se extendió como un bálsamo por toda la India en medio de tan grandes adversidades para su pueblo.

El amor expresado a Dios por este Santo puede ser motivo de gran inspiración para todos, porque sus palabras están llenas de luz y su mensaje está expresado en formas muy hermosas.

Una de las aspectos elegantes del estilo de Kabir está en su manejo de la lógica y de la paradoja. Por ejemplo:

Que la gota está en el océano, todos lo saben.

Que el océano está en la gota, muchísimos lo ignoran. (Se refiere a que en nuestro interior mora la belleza infinita).

O por ejemplo en:

Me río cuando escucho decir que el pez en el agua tiene sed;
¿No ves que lo Real está en ti
y que andas sin rumbo por las selvas?
¡He aquí la verdad! No importa a donde vayas,
a Madrás o a Madura.
Si no encuentras tu alma, es irreal el mundo para ti.

Algunos otros pensamientos o versos atribuidos a Kabir:

En aquel profundo bosque donde ningún león entra ni ave alguna vuela donde no se ven el día ni la noche allí mora siempre el Creador. (Se refiere a que en nuestra más profunda Esencia interna mora Dios).

Afortunados son los que dependen de la guirnalda de los alientos.
El ser humano es la puerta hacia el conocimiento del ser.
Todos hablan del Amor pero su significado pocos lo conocen.
Sólo es Amor lo que te mantiene día y noche en éxtasis dichoso.

Tuve la fortuna de hallar un bello sitio Web para degustar nuevos poemas de Kabir.

“El Sr. Krishan, profesional en Mercadeo desde 1968, se radicó en Nueva York con su esposa Meera y dos hijos, Anmol y Chandrika. Nacido en 1951 a Rajender le gusta escribir y expresarse. Es un apasionado de Kabir y la poesía es uno de sus temas favoritos. También escribe en hindi.”

¿Por qué Kabir?

“Desde que yo era un niño Kabir me ha dejado asombrado. Kabir, un santo para millones, un Maestro universal, un poeta, un amante, un tejedor de profesión, un Sufi, y como por su fuera poco, un místico.

Las enseñanzas de Kabir en la forma de Dohas, (versos de dos líneas) me han guiado en el día a día de mi vida. Con simplicidad y elegancia Kabir toca el alma, la conciencia más elevada y la vitalidad de la existencia.”

Sin el Amado el corazón padece está inquieto de día y con desvelo en la noche.
¡A quién he de contar este dolor que me agobia!
Lento transcurre el tiempo con largas horas de anhelo y mi corazón tan sediento.
Dice Kabir, escuchen, amigos míos sólo hallaré sosiego cuando el Amor me permita estar a Su lado.
En el ajonjolí se oculta un aceite y en la yesca se esconde una chispa,
y así me pregunto si tienes presente, que el Divino respira en tu templo.

En la época de Kabir se molía caseramente el grano en medio de dos piedras circulares. Hacía él la comparación de que al ser humano, sumido en la agitación exterior del mundo, sólo podía esperar desgracia al entregarse al frenesí mundano.

Mirando las piedras de moler grano, se lamenta Kabir, nada en medio queda intacto.

Más de Kabir:

Por la merced de mi verdadero Maestro, he conocido lo desconocido.

Por él he aprendido a caminar sin pies, a ver sin ojos, a oír sin oídos, a beber sin boca y a volar sin alas; Ha traído mi amor y meditación a la tierra donde no hay Sol ni Luna, noche ni día.

Sin comer he saboreado la dulzura del néctar, y sin agua he apagado mi sed.

Ahí donde se comparte el deleite, hay la plenitud del júbilo.

¿Ante quién puede este júbilo expresarse?

Dice Kabir:

“La grandeza del Maestro sobrepasa todas las palabras; incalculable es la buena suerte del discípulo.”

A la muerte de Das Kabir, su discípulo Nanak siguió enseñando sobre la visión interior de la cual hablaba el Poeta. Veamos unas líneas de Nanak, refiriéndose al Creador Supremo:

“Él es el Gran Dador, pues en Él no existe deseo ni egoísmo.

A todos concede sus bendiciones: a quienes le piden y a quienes no se atreven a pedirle.”

“Con el pensamiento no podrás alcanzarle, ni auque cien mil veces pienses en Él; tampoco lo descubrirás por el silencio, ni aunque permanecieras mudo vidas enteras.

Mil destrezas podrás obtener en este mundo, pero sólo con un corazón de niño podrás alcanzarle.”

Nanak (1469-1539) India.

Me permito ahora compartir un verso en honor a Kabir:

ENAMORADO DE LA LUZ

Dichoso Kabir,
cantor de la gloria del Creador
poeta bendecido por la sabiduría
fiel enamorado de la Luz.

Con tu eximio arte nos recuerdas
generación tras generación
de la presencia Divina
en nuestro interior
en cada aliento,
a cada momento
en cada obra del Dador.

Gracias por tus poemas,
Poeta del Amor.

Raindtranatah Tagore, premio nobel de literatura en 1913, presentó la primera traducción para Occidente de Kabir en idioma inglés. Joaquin V. González, argentino, primer traductor de los Cien Poemas de Kabir, de la versión de Tagore, al español.

PENSAMIENTOS DE KABIR

¿A qué playa te encaminarías, corazón mío?
Nadie te precede; no hay camino.

No hay agua, ni barca, ni barquero.
No hay ni siquiera una cuerda para remolcar la barca,
ni barquero para jalarla.

Sé fuerte y entra en tu propio cuerpo,
pues ahí es firme tu asidero.

Allá,
no hay lluvia,
océano, sol, ni sombra.

Allá,
no hay creación ni destrucción,
ni vivos ni moribundos,
ni la huella de la tristeza o la alegría.

Allá,
no hay ni soledad ni meditación.
nada es medido, nada desperdiciado,
nada es ligero, nada pesado.

Allá, nadie es poderoso ni débil.
Allá, no hay ni noche ni día.
Allá, no hay agua, aire, ni fuego.
Allá, sólo el verdadero Gurú
lo permea todo

¿A quién debo acudir para aprender sobre mi Amado?

Kabir dice:

“Del mismo modo que si ignoras el árbol

puede que nunca encuentres el bosque,

también puede que nunca le encuentres en abstracciones”.

¡Oh, sadhu! Mi tierra es una tierra sin pesar.

Se lo grito bien alto a todos: al rey y al mendigo,

al emperador y al faquir:

Deja que todos los que buscan cobijo en lo más alto,

vengan y se queden en mis tierras.

Deja que el fatigado venga y deje aquí su carga.

Vive pues aquí, hermano mío,

desde donde podrás fácilmente cruzar a la otra orilla.

Éste es un país sin tierra ni cielo,

sin luna ni estrellas

porque solamente el fulgor de la verdad

brilla en el durbar de mi Señor.

Kabir dice:

“¡Oh, querido hermano!

Nada es esencial excepto la verdad”.

¿De qué sirven las palabras,
cuando el amor ha embriagado el corazón?

La bandera oculta
está plantada en el templo del cielo;
ahí se extiende el dosel azul,
embellecido con la luna
cuajado de brillantes joyas.
Ahí está brillando la luz del sol y la de la luna;
Aquieta tu mente en silencio ante ese esplendor.

Kabir dice: El que ha bebido de este néctar,
vaga como un loco".

¡Oh, servidor!, ¿dónde me buscas?
¡Mira! ¡Estoy junto a ti!
No estoy en los templos, ni en las mezquitaa
ni en la Kaaba, ni en Kailash.

Tampoco estoy en los ritos, ni en las ceremonias,
ni en el Yoga, ni en las renunciaciones.
Si eres un verdadero buscador, ahora mismo, de inmediato, sin dilación,
puedes verme.

Dice Kabir:
"¡Oh, Sadhu! Dios es el aliento de todo lo que respira".

Inútil es preguntarle a un santo a qué casta pertenece;
el sacerdote, el guerrero, el artesano y las treinta y seis castas,
buscan por igual a Dios.

Es necedad preguntar
a qué casta pertenece un santo.
El barbero, la lavandera y el carpintero,
todos buscan a Dios.
Hasta Raidas busca a Dios.
El Rishi Swapacha pertenecía a la casta de tintoreros.
Tanto hindúes como musulmanes Le buscan a Él,
al que no se encuentra en las distinciones.

¡Oh, amigo!
Espéra-Le mientras vivas,
conóce-Le mientras vivas,
comprénde-Le mientras vivas,
pues en esta vida está la liberación.

No es sino sueño pensar que a Él,
al dejar el cuerpo, el alma se unirá:

Si ahora lo hallaste, también después lo hallarás; si no, será morar en la Ciudad de la Muerte.
Si la unión se alcanza en el Presente,
mañana seguirá.
Sumérgete en la Verdad; conoce al Maestro verdadero, ten fe en el auténtico Nombre:
"Lo esencial es la búsqueda.
Soy esclavo de la esencia de la búsqueda".

Si no te desprendes de tus apegos mientras vives,
¿qué liberación hallarás en la muerte?

¡No te desplaces al jardín lleno de flores!
¡Oh amigo! No vayas allí.
En tu cuerpo está el jardín florido.
Siéntate sobre los mil pétalos de loto
y contempla allí la infinita Belleza.

¿Veré amanecer el día, ¡Oh Madre Divina!,
en que al pronunciar Tu Nombre
afluya a mis ojos un torrente de lágrimas
inundando los bancos de arena de mi ignorancia,
y que acabe con la aridez de mi corazón?

¿Florecerá el loto luminoso de la sabiduría,
que disipe para siempre mis tinieblas?

¡Oh Madre Cósmica Omnipresente,
ven a mí en forma humana tangible!

Solo Tu rostro de infinita bondad puede
desterrar para siempre mi dolor.

Los santos Pies de mi Divina Madre,
la Diosa consorte del Dios Eterno,
forman el lago del néctar.

Si la mente se sumerge en este lago de inmortalidad,
de poco sirven los ritos sagrados.

El alma del devoto de mi Divina Madre,
se encuentra en esta vida liberada de las ataduras del mundo.

En verdad su esencia es la dicha eterna.

Si uno ultraja y el otro toma represalias,
habrá una lluvia de ultrajes.
Pero, en el caso de que no haya represalias,
el asunto terminará.

Donde hay compasión, hay religión.
Donde hay codicia, hay pecado.
Donde hay ira, hay negación.
Donde hay perdón, allí está el Señor Mismo.

Todas las rencillas y peleas
emanan de los ultrajes.

Ningún poder sobre la tierra puede herir
al protegido por el Gurú.

Las palabras de una persona viciosa
son como múltiples flechas
que sólo los santos pueden tolerar.
Si un rayo cae en el mar,
¿qué daño le puede hacer?

Sólo hay agua en los balnearios sagrados;
sé que de nada sirve, pues me he bañado en ella.
Carentes de vida son las imágenes:
no pueden hablar;
lo sé, porque a gritos he llorado ante ellas.
Nada más que palabras son el Corán y los Puranas;
he descorrido el velo y lo he visto.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017