AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

EL GÉNESIS DEL DIOS Y LA DIOSA

JBN

26/06/2017

Grafica 'El génesis del Dios y la Diosa' Categoria 'Religiones' Palabra 'Dios'

CATEGORIA N° 30 RELIGIONES y DIOS

Y dijo Dios: “¡Hágase la Luz!”. Y fue la Luz.

Dormía el Universo en un Vacío oscuro. Y para llenarlo, creó Dios los Cielos y la Tierra.

Entonces, bailó la Diosa entre los Cielos y la Tierra… y su Espíritu fluyó al ritmo de la Creación.

Y la Tierra estaba desordenada y vacía; y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo; y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Y dijo Dios: “¡Hágase la Luz!”. Y fue la Luz.

Y vio Dios que la Luz era buena; y separó Dios la Luz de las tinieblas.

Y llamó Dios a la Luz Día… y a las tinieblas Noche.

Y cuando se dispuso Dios a ser amo y señor del Día…

…no tardó la Diosa en convertirse en Radiante Dueña de la Noche…

Atardeció y amaneció: fue el día Primero.

Y dijo Dios: “Que surja una bóveda en medio de las aguas, para que separe unas aguas de las otras”.

E hizo Dios la bóveda y separó unas aguas de las otras: las que estaban por encima del firmamento de las que estaban por debajo de él.

Dios llamó a esta bóveda Cielo.

Entonces, danzó la Diosa por el Cielo…

…y de sus pechos manó infinito cauce de nubes dadoras de lluvia, tormentas de vientos indómitos, vientos disipadores de indómitas tormentas…

…que con sus andanzas y aventuras alegraron la monótona rutina en la que Dios había sumido a los Cielos.

Y atardeció y amaneció: fue el día Segundo.

Entonces, dijo Dios: “Júntense las aguas que están debajo de los Cielos en un lugar y descúbrase lo seco”. Y fue así.

Y llamó Dios a lo seco Tierra y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.

Después dijo Dios: “Produzca la Tierra hierba, hierba que dé semilla; y produzca árbol que dé flor y fruto según su género”. Y fue así.

Entonces, la Diosa danzó a lo largo y ancho de la Tierra…

Entonces, la Diosa danzó a lo largo y ancho de la Tierra…

…y de sus pupilas brotó infinidad de matices que dieron color a la hierba…

…y a cada flor y fruto según su género…

…y a cada paisaje según su clima y situación…

…y así avivó la Diosa la desteñida Natura que Dios había erigido sobre la faz de la Tierra…

Y atardeció y amaneció: fue el día Tercero.

Y Dios pasó a decir: “Llegue a haber lumbreras en la bóveda del Cielo para que dividan al Día de la Noche; y para que señalen el paso de las estaciones, jornadas y años”.

E hizo Dios dos grandes lumbreras; llamó Sol a la lumbrera mayor que regía al Día; llamó Luna a la lumbrera menor que regía a la Noche; e hizo también estrellas.

Pero, como ya era habitual, a Dios se le había escapado un detalle.

Así que la Diosa danzó…

…y sus cabellos fulgieron con lumbre infinita…

…y llenaron al Sol, a la Luna y las estrellas con la Luz que Dios había olvidado proporcionarles.

Y atardeció y amaneció: fue el día Cuarto.

Y dijo Dios: “Produzcan las aguas seres vivientes y aves que vuelen sobre la Tierra y los Cielos”.

Y creó Dios los grandes monstruos marinos.

Y creó todo ser viviente que habitó las aguas, según su género.

Y creó toda ave alada, según su especie. Y vio Dios que era bueno.Y Dios los bendijo, diciendo: “Fructificad y multiplicaos… y llenad las aguas en los Mares… y multiplíquense las aves en los Cielos y la Tierra”.

Entonces, la Diosa danzó sobre la faz de las aguas…

…y su garganta emitió el sonido original que proveyó recio rumor al océano, suave susurro al arroyo, cristalino tintinear a la gota…

…y luego a los Cielos ascendió…

…para a las aves dotar de voz…

…y así graznaron y gorjearon, chillaron y trinaron…

…y llenaron cada rincón de la Tierra con sus vivas resonancias…

Y atardeció y amaneció: fue el día Quinto.

Luego dijo Dios: “Produzca la Tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie”. Y fue así.

E hizo Dios animales de la Tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno.

Dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree a los peces del Mar, a las aves de los Cielos y a todo animal de la Tierra”.

Y creó Dios al hombre a su imagen y semejanza; a imagen y semejanza de Dios lo creó; y varón lo creó.

Y vio Dios todo lo que había hecho y he aquí que era bueno en gran manera. Y se retiró a descansar.

Entonces, la Diosa creó a la mujer a su imagen y semejanza; a imagen y semejanza de la Diosa la creó; y hembra la creó.

Y los bendijo la Diosa, y les dijo: “Hembra, toma a tu hombre: fructificad y multiplicaos; llenad la Tierra; y señoread a los peces del Mar, a las aves de los Cielos y a todos los seres que se mueven sobre la Tierra”.

Y amaneció y atardeció: fue el día Sexto.

Y para el día Séptimo, creyó Dios su obra terminada…

…pero cuando se iba a descansar, lo encaró la Diosa y le dijo:

“Amado mío, nuestra obra no está aún acabada. Y así como mandaste a los seres del Aire, del Mar y la Tierra fructificar y multiplicarse a nuestra imagen y semejanza, a imagen y semejanza de ellos debemos Nosotros fructificar y multiplicarnos… para llenar el Vacío de los Universos y señorear a los seres de los infinitos mundos que los pueblan”.

Y así la Diosa tomó a su Dios y lo cubrió y lo domó con su divina presencia… y sobre Él danzó con infinito Amor por Eras y Eras…

Y así –hechos Uno- el Dios y la Diosa fructificaron y se multiplicaron a lo largo y ancho de todos los mundos concebibles.

Y así –hechos Uno- el Dios y la Diosa fructificaron y se multiplicaron...

Y el Uno que fue Dios y Diosa procedió a bendecir el día Séptimo y a hacerlo sagrado, porque en él, el Amor había unido de manera indisoluble lo que hasta ahora había estado separado.

Y atardeció y amaneció: y fue el día Séptimo.

Y desde entonces, el Uno –que sólo el necio percibe separados en Dios o Diosa- sigue bendiciendo a sus hijos e hijas…

…por los siglos de los siglos…

...amén…



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017