AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z










LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

FRUTO TERAPIA COMO CURARSE CON FRUTAS

ALBERT RONALD MORALES

22/04/2017

Grafica 'Fruto terapia como curarse con frutas' Categoria 'Salud' Palabra 'Sanacion'

CATEGORIA N° 1550: SALUD

Salud y Sanacion

Nacido en Colombia y criado por una madre vegetariana que le curó el escorbuto con plantas medicinales siendo un niño, el doctor Albert Ronald Morales descubrió, a poco de recibirse de bioquímico, que quería dedicar sus esfuerzos a la investigación del aporte de las frutas a la salud. Actualmente, se lo reconoce en el mundo entero como el padre de la Frutoterapia, una ciencia que según Morales apunta a que la gente se cure consumiendo correctamente la inmensa cantidad de variedades frutales que da la naturaleza. El padre de esta disciplina, avalada por la OMS, es el médico colombiano Albert Ronald Morales Aquí, sus mejores consejos.

En su larga trayectoria en la investigación, el doctor Morales es uno de los pocos científicos en el mundo que inventarió especies de árboles frutales en todo el planeta y analizó y desarrolló curas para diversas enfermedades con resultados altamente efectivos, de la mano de un proyecto respaldado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que contó con un equipo de cinco antropólogos y dos paleontólogos y se inició hace 27 años. Hasta la actualidad, tiene clasificadas más de 5.000 especies y 200.000 variedades de frutas, de las cuales pertenecen a su Colombia natal, 365 especies y 7.000 variedades. Hoy pasea por el mundo a pesar de la ceguera que sufre desde hace 14 años, tras un accidente, dando conferencias sobre Frutoterapia y es el presidente y fundador de la Asociación Mundial de Frutoterapia.

Sus conocimientos están vertidos en sus dos libros: Frutoterapia - Los frutos que dan la vida, editado en España y en el que recopiló el poder terapéutico de 104 frutas, y Frutoterapia, nutrición y salud, de reciente edición en América y Europa. Ninguno ha llegado aún a la Argentina.

BUENAS Y MALAS COMPAÑIAS FRUTALES

Además de clasificar las frutas por sus nutrientes y así por su incidencia en el tratamiento natural de muchas enfermedades, uno de los puntos esenciales del trabajo del doctor Morales fue el de acercar a la gente los problemas y peligros del consumo de las frutas, las combinaciones nocivas y los tóxicos que contienen, en mayor o menor medida, algunas especies y que dañan la salud. Por supuesto, como contracara, Morales acuñó cientos de recetas de suma eficacia para la cura de enfermedades con frutas y hasta una combinación que actúa sobre los problemas sexuales con la misma eficacia que el Viagra pero sin sus riesgos.

Si bien todos saben que las frutas actúan sobre el organismo saludablemente, pueden nivelar los índices de colesterol y azúcar en sangre, disminuir los riesgos de obesidad y estimular la barrera inmunológica, la regla de oro de la Frutoterapia indica que no se deben consumir frutas en grandes cantidades y sin distinción, sino en forma equilibrada y atendiendo estrictamente a las recomendaciones.

De cualquier modo, la Frutoterapia no se presenta como una dieta a seguir irrestrictamente y como única opción, sino como una forma inteligente de sumar las frutas al consumo cotidiano. Como siempre, antes de comenzar con un consumo de frutas distinto al habitual y ante el menor síntoma irregular, se debe consultar al médico.

CONSEJOS Y RECETAS

A lo largo de 30 años de investigaciones y estudios, el doctor Albert Ronald Morales ha clasificado las virtudes y defectos de las frutas para que rindan su mayor beneficio dentro de la dieta. No todas son saludables del mismo modo y pequeños detalles como el momento del día en que se consumen, modifican su acción sobre el organismo. A continuación, se enumeran algunos de los muchas recomendaciones que el doctor Morales ha acumulado a lo largo de su trayectoria:

  1. Las frutas deben comerse antes o después de las comidas, jamás durante. Si se trata de platos dulces, la fruta podrá consumirse una hora antes. En cambio, si son salados se deberán esperar tres horas antes de comer.

  2. Cómo escoger las frutas para cada comida del día:

    • Desayuno: se recomiendan las frutas ácidas (naranja, ananá o piña, uva o maracuyá).

    • Almuerzo: deben consumirse las frutas proteicas o ricas en ácidos grasos esenciales (palta, almendras o nueces).

    • Cena: lo aconsejable es consumir frutas dulces (papaya, manzana o pera). Jamás se deben consumir cítricos antes de acostarse porque perjudican las células del hígado.

  3. Cuando se agrega azúcar a las frutas se destruyen sustancias nutritivas y terapéuticas. Para endulzar, es recomendable usar miel de yacón.

  4. Se debe tener cuidado con las mezclas que se hagan entre frutas y con otros alimentos. Las frutas se pueden mezclar entre sí, excepto la sandía. En cambio, las ácidas no se deben mezclar con otros alimentos. Y entre las semiácidas, sólo son compatibles con la leche cola mora, la fresa, la frambuesa, el mango y el durazno.

  5. La sandía, famosa por tantas advertencias, es altamente tóxica: cuando se la abre y toma contacto con el oxígeno, adquiere un uno por ciento de arsénico que, mezclado con otra fruta, leche o licor, puede llegar al 3 por ciento. El arsénico ataca al corazón y aumenta el riesgo de infarto.

  6. El ananá mezclado con ácidos lácteos genera una sustancia tóxica. Tampoco debe mezclarse con naranja porque produce flatulencia, daño en el páncreas y dolor de cabeza.

  7. El melón, consumido por la mañana, ayuda al aparato digestivo y por la noche, a bajar de peso. En Arabia dicen que el melón a la mañana es oro, al mediodía plata y a la noche mata. No es compatible con leche ni frutas ácidas.

  8. La mezcla del limón y sal para condimentar las ensaladas baja los glóbulos rojos. Si se le añade alcohol, puede afectar la médula y provocar leucemia.

  9. Las semillas de los cítricos contienen ácido cianhídrico (cianuro) y por eso no se tragan.

  10. A la mandarina se la llama la fruta ecológica porque arrastra el plomo y los metales que reciba el organismo gracias a la contaminación ambiental.

REMEDIOS CON FRUTAS

  • El tomate es un excelente revitalizante para las personas en tratamiento de quimioterapia y su jugo, consumido después de las comidas, es una excelente solución para el estreñimiento.

  • Tratamiento de belleza: un kiwi en el desayuno y unos higos en la merienda. Mantienen y regeneran el colágeno de la piel.

  • Para prevenir la osteoporosis deben tomarse uno o dos vasos por mes de jugo de higo, licuando el fruto con su cáscara en leche y endulzado con miel de yacón.

  • Cocine un maracuyá con su cáscara durante cuatro minutos, déjelo enfriar y prepare un licuado: obtendrá un potente afrodisíaco. El jugo sin cocción previa produce impotencia y frigidez.

  • Para la presión alta, beba un vaso diario y tres como máximo de jugo natural de mora.

  • Para prevenir problemas de próstata, desayunar con pera picada mezclada con una cucharada sopera de miel de yacón, durante 20 días.

  • Para terminar con los parásitos intestinales tomar un vaso de jugo de ananá durante 10 mañanas, antes de desayunar.

UN “VIAGRA” NATURAL

El doctor Morales ha desarrollado una fórmula a la que bautizado: Viagra de la Frutoterapia. Sus principales características son que no tiene efectos colaterales, pueden consumirlo personas con diabetes o problemas cardíacos y tanto hombres como mujeres. Según el doctor Morales, su fórmula frutoterapeútica soluciona problemas como la eyaculación precoz, la frigidez o anorgasmia y la lentitud en llegar al orgasmo, todos conflictos relacionados con la poca o mala irrigación sanguínea. Esta fórmula no química extrae de las frutas las sustancias principales que forman el Viagra y de acuerdo a las experiencias realizadas, se obtienen resultados cinco horas después de su consumo.

La preparación es simple: Mezclar media palta (aguacate) madura, pelada y sin el carozo, con una cucharada sopera de miel de yacón y una cucharada sopera de germen o germinado de alfalfa. Se debe consumir preferentemente media hora antes de las comidas, solo dos veces por semana.

OTRAS NOTAS

Tan solo conocemos el 10 % de las propiedades de las frutas. Además de clasificar las frutas por sus nutrientes y así por su incidencia en el tratamiento natural de muchas afecciones, uno de los puntos esenciales del trabajo del doctor morales fue el haber brindado cientos de recetas con frutas, de suma eficacia para la cura de enfermedades, y hasta una combinación que actúa sobre los problemas sexuales con el mismo poder que el viagra, pero sin sus riesgos.

El sentido que más me ha conquistado desde que soy ciego es el olfato.

Albert Ronald Morales, el padre de la Frutoterapia, quedó ciego por un accidente de trabajo. Ocurrió en un laboratorio donde investigaba su gran pasión, las frutas. Ese accidente le privó de percibir el color de la fruta y del place de contemplarla; pero a partir de entonces descubrió nuevos matices y sensaciones a través del olfato, el sabor y el tacto.

Albert Ronald Morales lleva muchos años investigando y pregonando las bondades de la fruta, creando la ciencia de la Frutoterapia e inventando remedios para los males del alma, del cuerpo y de la mente, así como para belleza interior y exterior. Se considera además un verdadero ecologista, defensor de la tierra y sus frutos. Afirma que la Frutoterapia es una ciencia y en ella pueden encontrarse grandes recetas para problemas tan comunes como, por ejemplo, la menopausia en la mujer. Según sus investigaciones, existe una fruta apropiada para la pérdida de estrógenos que sufre la mujer en el período de la menopausia: se trata de los higos, cuyo contenido en estrógenos es muy abundante.

Pero también ha descubierto una para el hombre y para el órgano que más le altera a una edad determinada, es decir, la próstata. En este caso, la fruta indicada es la pera. Y hay algunas otras frutas que favorecen el acercamiento de los amantes, entre las cuales podríamos destacar a la papaya. Pero aún falta mucho por descubrir, “tan sólo conocemos el 10 por ciento de las propiedades de las frutas, queda mucho por investigar”, afirma el científico. Entre sus preferidas, está la que denomina “la fruta pediátrica”, la granadilla, una fruta de América latina. es igual de recomendable para los niños, que el higo para la mujer en una etapa crítica, y que la pera para el hombre, debido a que brinda innumerables beneficios. esta fruta contiene propiedades que contribuyen al crecimiento de los pequeños y porta un buen número de vitaminas, entre ellas, la vitamina c.

“Es una fruta completa para los niños”, afirma. Este colombiano amante de los frutos de la tierra cuenta que ha descubierto muchas más recetas y propiedades, como la de aquella fruta con la que se combate la grasa localizada únicamente en torno a la cintura; o sea combinación de frutas que contribuye a mejorar las relaciones sexuales y tiene un efecto similar al de la famosas pastilla viagra. Incluso afirma que una fruta de Latinoamérica, con alto contenido en antioxidantes, “el más alto del mundo”, podría ser “la fruta de la vida”, ya que, “la población colombiana donde más se consume tiene una esperanza de vida en torno a los 95 años”.

La fruta de la felicidad

Aunque parezca increíble, algo tan sencillo como la banana (el plátano) puede aportar pequeñas dosis de felicidad al ser humano. Es una fruta que contiene triptófano, un tipo de proteína que nuestro organismo convierte a serotonina, que favorece la felicidad y alivia las penas. Según Albert Ronald Morales, es un buen tratamiento para combatir la depresión.

Ojos que no ven…

Albert Ronald confiesa que el hecho de quedarse ciego le ha privado de algo que verdaderamente lo entusiasma en la fruta y es la percepción del color, perder ese sentido le ha despojado del placer de contemplar la gran variedad de colores que se pueden encontrar en las frutas. “para un investigador, perder los ojos es perder algo muy importante. yo no veo con mis dos ojos, pero tengo muchísimas cosas que ver. a un hombre le puedes quitar los ojos, las piernas o los brazos, pero no le quitas la inteligencia. Tengo muchas cosas que conocer y tengo otros sentidos que he descubierto después del accidente. He perdido un sentido, pero he activado otros”.

La fruta tiene sabores tan diferentes y agradables que el gusto
podría ser el mejor sentido para la fruta.

“sin embargo, el olfato, el olor de una frutilla –fresa-, de las manzanas, son todos tan diferentes…. por otro lado, las texturas de la fruta proporcionan también un gran placer al sentido del tacto, gracias a ello ahora puedo distinguir mucho mejor las variedades de una misma fruta por su rugosidad u otras propiedades. Pero, de todos ellos, quizá el que más me ha conquistado desde que soy ciego es el olfato”.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017