AUTORES | PALABRAS | ILUMINADOS | SECCIONES | CATEGORIAS | MUSICA | GALERIAS | + NUEVO | A-Z
















LA ILUMINACIÓN ESPIRITUAL
| ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES | DIOS TODO Y ETERNO | AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA | 1997 - 2017 |
LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES

LA ENFERMEDAD ESTA EN TU MENTE

GRAZIELLA MARRACCINI

15/03/2017

Grafica 'La enfermedad esta en tu mente' Categoria 'Salud' Palabra 'Enfermedades'

CATEGORIA N° 30 SALUD y ENFERMEDADES

¡Y también la Cura!

Quienes acostumbran a leer mis artículos conocen mi preocupación por el área de la salud. Desde que empecé a estudiar astrología (¡hace muchos, muchos años!) el área de la Astro medicina, así como las terapias alternativas siempre me han fascinado. ¡Quizá esto se deba a mi sol ‘en Piscis’, que me da cierta propensión innata a querer ayudar a los demás! Si veo a alguien enfermo me compadezco, intento ayudar, doy consejos, proporciono indicaciones, receto florales, ¡en fin, intento aliviar su padecimiento! Cosas de ‘piscis’. En realidad, sin embargo, lo que intento es hacer que la persona se dé cuenta de que la enfermedad no es algo que viene de fuera, sino que principalmente es un recado de su cuerpo, o sea, ¡es algo que viene de dentro de su cabeza! Un recado de su Yo Interior para su aprendizaje espiritual. Empecé a estudiar las terapias desde el nacimiento de mi hijo, el benjamín, que, nacido prematuramente, presentaba un cuadro muy severo de bronquitis asmática que antibiótico alguno solucionaba. ¡Qué bueno es Dios, Él me encaminó a un amigo que me sugirió un tratamiento homeopático! ¡Santo consejo!

Es bien cierto que el encuentro con ese buen pediatra homeopático también me ayudó a abrir los ojos hacia una forma diferente de hacer frente a la enfermedad. Percibí que yo no tenía que encararla como a un enemigo, sino que era preciso reequilibrar el organismo, comprender el recado intrínseco en los malestares que mi hijo presentaba. Mi infelicidad, en un matrimonio que no me llenaba, era la mayor causa de sufrimiento para él y para mí. ¡Entonces, siguiendo los consejos del homeópata, empecé a recuperar mi equilibrio orgánico y el suyo con las benditas bolitas de azúcar! Pero mi curiosidad me llevó más allá, y poco a poco, leyendo y aprendiendo, he ido modificando mi comportamiento y mi punto de vista respecto de la enfermedad. ¡También reconocí que era mi influencia lo que involuntariamente desequilibraba a mi bebé! ¡Para que él recuperase la salud, era preciso que yo también me sometiese a tratamiento y erradicase la causa de mis males!

En aquel período, y allá se han ido cuatro décadas, empecé a estudiar más sobre la homeopatía, florales, antroposofía, y asimismo sobre otras terapias alternativas que ofrecían una visión holística e integrada del hombre. Aquello formaba sentido. Comprendí poco a poco que nuestro peor enemigo está dentro de nosotros, limitándonos, castrándonos y suscitando los pensamientos negativos, que son la causa principal de todos nuestros malestares. La Astrología, en la parte que estudia la relación entre los planetas y las patologías, me ha ayudado a formar una idea bastante clara sobre los motivos que llevan a una persona a tener una enfermedad determinada y no otra. O sea, la astrología me ha dado respuestas para comprender que todos nosotros tenemos en nuestro cuerpo ‘puntos flacos’, es decir, puntos de canalización de la energía negativa. ¡Será siempre en esos puntos flacos donde se encenderán las ‘lamparillas de alarma’ para indicarnos que algo no va bien en nuestra vida! ¡Apagar la lamparilla de alarma no va a curar nuestro dolor! Pero esto es lo que hace la mayoría de los medicamentos alopáticos. Los médicos alópatas que me perdonen. ¡No soy contraria a la medicina alopática, pero considero que ha de acudirse a ella como último recurso posible! De hecho, los medicamentos alopáticos simplemente desconectan la lamparilla, tienen por objetivo suprimir el síntoma y no eliminar la causa. A menudo incluso sustituyen la ‘lamparilla quemada’, pero no curan el cortocircuito que ha causado la avería inicial. ¡Por eso nos convertimos en dependientes de los medicamentos, que consideramos como verdaderos ‘curadores’ de nuestros males! Hay medicamentos para todo. ¡Píldoras para dolores de todo tipo! Con qué facilidad nos enviciamos en este o en aquel medicamento que consideramos milagroso. Ese razonamiento acaba produciendo dependencia y convierte en crónicas nuestras enfermedades.

¿Os habéis dado cuenta de que más tarde aquellos dolores vuelven? ¿Aquella enfermedad se arrastra? ¿Aquel malestar vuelve a mortificarnos?

Si con la misma tenacidad con que nos agarramos a estos medicamentos, nos agarrásemos a las terapias alternativas, ciertamente lograríamos vivir mejor. Muchas personas me dicen: “Yo no tengo paciencia para la homeopatía”. “Las terapias alternativas no me hacen nada”. ¡Pero lo que tú necesitas no es paciencia, respondo, sino determinación! ¿Tú quieres o no quieres sanar? ¡Sanar quiere decir no volver a sufrir nuevamente! A menos que te guste estar enfermo… A menos que te sirvas de la enfermedad como forma de llamar la atención… A menos que uses la enfermedad como muleta… ¡como disculpa!

Entonces, insistiré en este punto: ¿quieres encontrar una forma para vivir en equilibrio, más integrado y feliz? ¡Conócete a ti mismo! Ve a lo profundo, lee, aprende. ¡Solamente nuestra propia determinación nos dará esa oportunidad! Todo está en la Mente.

La astrología relaciona con el planeta Mercurio nuestra forma de pensar. Mercurio, mensajero de los dioses en la mitología romana (Hermes para los griegos), era un dios despierto, inteligente y curioso, Mensajero de los Dioses, se le llamaba. Analógicamente, el pensamiento, nuestra forma de expresión y nuestro raciocinio, son relacionados con este dios en la astrología. Muy bien, dirás, pero ¿qué tiene esto que ver? Lo tiene todo, pues son nuestros pensamientos los que crean nuestra realidad y determinan las elecciones que hacemos. Así, cada uno de nosotros, según su personalidad propia (Mercurio y sus aspectos en el mapa natal) tiene una forma de pensar y por consiguiente una forma de actuar.

Si queremos vivir una vida más equilibrada y feliz es preciso ‘controlar nuestros pensamientos’ y, sobre todo, no permitir que ellos sean nuestros propios saboteadores. Aquellas palabritas: no consigo, no puedo, no merezco, ¡son nuestros peores enemigos! ¡Cuántas veces ellas viran y reviran nuestra cabecita! Las limitaciones que tenemos grabadas como etiquetas en el subconsciente son condicionamientos recibidos en la primera infancia y están relacionados con los aspectos lunares en nuestro mapa. Cuando Mercurio y la Luna ‘dialogan’ entre sí de forma negativa, crean la condición ideal para que se instalen dolencias, dolores, fobias, traumas ¡y todas las limitaciones en nuestra vida! ¿Por qué no podemos ser felices? ¿Quién lo ha dicho? Modifiquemos entonces nuestros pensamientos.

Si los pensamientos negativos interrumpen el fluir de las energías en nuestro cuerpo y producen bloqueos (dolores, enfermedades, fobias, miedos), ¡tenemos un arma poderosa en nuestras manos! ¡En la punta de nuestros dedos, con pequeños golpecitos repetidos en los puntos principales de la acupuntura, podemos iniciar el desbloqueo de esta energía, y con la ayuda de frases neutralizadoras podemos ‘hacer callar’ definitivamente esos pensamientos negativos que impiden nuestra realización completa y nuestra felicidad!

Podéis creerme, apreciados internautas, el método es tan simple y fácil ¡que parece ‘milagroso’! Quizá por eso mismo se enfrenta al descrédito. Pero ¿no ha sido así en el pasado con todas las terapias alternativas? ¡Incluso la psicología y el psicoanálisis fueron duramente criticados en el siglo pasado! Por no mencionar las varias terapias alternativas.

Bueno, pero volviendo a nuestro tema “enfermedad”: ¿quieres librarte de tus dolores, de tus enfermedades, de tus limitaciones, traumas, miedos y fobias? Todo está en tu mente. Aprende la EFT* Técnica de Liberación Emocional. ¡Ciertamente ella te será de gran utilidad para que puedas vivir una vida mejor, con más salud, física y mental! Lee más artículos sobre este tema en mi Website personal, lo mismo en la sección de EFT* como en la sección de Astromedicina.

¡Deseo a todos una semana llena de Luz, Armonía y Paz!

LA POBREZA ESTA EN LA MENTE

Se sabe que en Estados Unidos hay estadísticas de todo, y una de ellas es la de quienes se han sacado la lotería, y que es lo que ha pasado con ellos tiempo después: el 70% vuelven a estar en la misma situación económica, previa a sacarse el premio y de ellos el 30% esta inclusive más pobre. Otra información proyecta lo siguiente: El dinero que hay en el mundo, si se repartiera entre Cada uno de los habitantes del mismo, le tocaría aproximadamente 1 millón de Dólares a cada quien, pero a la vuelta de 10 años, el dinero estaría distribuido de La misma manera que se encuentra ahora: habría individuos que lo perdería y otros que lo incrementarían.

La pobreza o la riqueza está en la mentalidad, afirma Brian Tracy, reconocido experto en finanzas personales: relata la historia de un productor de Ho-llywood que “trono“ 2-3 veces antes de consolidarse y que afirmaba que él nunca había sido pobre, lo que le había pasado era que se había quedado sin flujo, pero nunca se considero pobre. Esto es precisamente una mentalidad ganadora, triunfadora, que tarde o temprano te saca adelante. Por eso estimado lector. La importancia de la cultura, sobretodo la basada en la buena lectura, que te permita llenar de ideas positivas y efectivas el cerebro, y nos permita actuar en consecuencia. Andrés Oppenheimer en su más reciente libro sobre América Latina, otra vez vuelve a poner el dedo en la llaga y nos recuerda que el problema de nuestro continente, es el bajo nivel cultural y educativo, de toda la zona latinoamericana.

Por ejemplo, el trabajo o la contribución al valor de un producto o servicio es la causa y el salario, sueldo o ganancia es el efecto. Si quiero incrementar el efecto hay que incrementar la causa y para ello hay que aumentar los conocimientos, perfeccionar las técnicas, mejorar los hábitos de trabajo, inclusive, trabajar más. Porque la persona que se cultiva se le facilita lograr esto. Las empresas más exitosas son las que precisamente mas invierten en capital intelectual de su personal. Si Toyota no hubiera invertido en su equipo técnico, jamás hubiera sido la primera automotriz en sacar el modelo hibrido al mercado.

El tiempo como el dinero se puede gastar o invertir y si los gasta se esfuman, en cambio cuando los invierte se puede obtener una restitución sobre ellos, que inclusive nos sirve para incrementarlos. Si uno invierte tiempo y dinero en adquirir mayores conocimientos, el valor de uno aumenta y con ello la capacidad de conseguir resultados. ¿Que porcentaje de sus ingresos los destina a capacitación? ¿Que tanto lee usted?

Por último, permítanos estimado lector compartir una idea que nos enriquece, original de Bryan Dyson, ex presidente de Coco Cola, que afirmaba que durante la vida hay que manejar primordialmente 5 variables:

  1. Familia

  2. Amigos

  3. Salud

  4. Espíritu

  5. El trabajo.

Y hablando de esta ultima variable es precisamente la que nos genera los ingresos y como se ha visto en muchos casos, estos van y vienen, los tenemos y los perdemos, los invertimos y los malgastamos, etc..Es por ello que Dyson a esta variable del trabajo la llama de hule porque puede rebotar y rebotar y no pasa nada, es una variable que no se lastima.

En cambio las otras cuatro variables son de cristal finísimo, que cuando las dejas caer, quedan irremediablemente marcadas, rajadas, o incluso rotas, sin posibilidad de compostura. Los ejemplos en cada uno de estos campos son innumerables, que francamente no tiene caso mencionarlos, usted debe de tenerlos muy claros, Pero si el cuidado lo tienes con lo espiritual, en la vida interior, entonces tendrá un crecimiento en lo más trascendental, que te ayudara para sostén de las otras variables.

Se ha estudiado el tema de la pobreza por largos años

, se han aplicado infinidad de estrategias orientadas a la reducción de la pobreza, sin embargo los resultados han sido relativamente pocos, pero ¿por qué? Porque normalmente se ataca las consecuencias, como darles a las personas servicios básicos, proyectos de microempresas, ayudas financieras, etc. Todas estas acciones sí son importantes, pero para que la pobreza pueda superarse es necesario cambiar la mente de las personas.

La pobreza es mental por lo tanto podemos superarla.

Cuando muchas personas afirman que la pobreza es mental, suena absurdo

, porque se puede observar que las muchas personas no tienen acceso a los medios de producción, hay desempleo, en muchos países la cobertura de los servicios educativos y de salud no es suficiente, de esa manera vemos que las causas de la pobreza son otras, la lógica así nos lo dice, pero a nivel espiritual las cosas son diferentes.

¿Cómo comprobar que la pobreza es mental?

Lo podemos ver en los grandes cambios, por ejemplo una persona que ahora mismo está en la calle y no tiene absolutamente nada, ¿puede volverse un empresario de éxito millonario? Por supuesto que sí se puede, hay cientos de miles de historias que lo demuestran, ¿qué de debe hacer esta persona para superar la pobreza? En primer lugar tiene que reflexionar y afirmar ideas como las siguientes: ¡sé que hay un camino para triunfar y lo encontraré!, ¡me esforzaré todos los días al máximo para salir de la adversidad!, ¡buscaré sin cesar las condiciones oportunas para superarme!, ¡no acepto esta vida de miseria que hasta ahora he tenido!, ¡tengo una sed de éxito increíble!, etc. Si esta persona comienza a actuar con determinación para salir de la miseria, lo logrará, poco a poco se irá superando y las puertas se le abrirán hasta convertirse en una persona de éxito, esto se logra a través de los años de sacrificio, el problema con la pobreza es que las personas quieren soluciones mágicas y en algunos casos sin esfuerzo.

Cuando una persona cambia de creencias, entonces modifica el universo, así esa nueva perspectiva tendrá un lugar en donde colocarse, por eso la fe siempre se impondrá a todo, ¿qué sucede si 100, 1000 o millones de personas ejercen el cambio? Siempre habrá un espacio para cada idea y las expectativas de cada persona se cumplirán, esa estrategia es la que ha llevado a los países a la riqueza, no podemos negar que las políticas públicas sí pueden ayudar a impulsar ese proceso, lo malo es que desde su perspectiva persona caiga en la dependencia.

Cuando una persona comprende su autopoder entonces puede lograr cualquier objetivo, en el libro que habla sobre EL PODER DE LAS CREENCIAS PARA ALCANZAR EL ÉXITO de Steve Alpizar usted podrá conocer muchos de los misterios del universo para superar la lógica limitada, al leer este libro comprenderá que el mundo depende de sus creencias, por lo tanto el poder no es externo sino que interno, aprenderá las técnicas para la acumulación de la energía mental que lo llevarán a la fe, creerá en usted y en sus proyectos, de esa manera su vida se transformará, nunca más pesarán las ideas negativas y alcanzará las metas financieras a cualquier nivel.

El concepto de la abundancia infinita es muy importante para superar la pobreza, en el libro que habla sobre LOS PRINCIPIOS DE LA RIQUEZA Y LA FELICIDAD de Andrew Corentt usted conocerá los fundamentos de la riqueza y las técnicas más efectivas de autosugestión para limpiar su mente de ideas negativas respecto al dinero, podrá conocer las dimensiones del poder de la mente subconsciente e inconsciente para alcanzar múltiples propósitos, de esa forma conectará sus deseos de prosperidad con la corriente creadora del universo, no habrá límites en lo que pueda lograr.

No hay duda que la pobreza es mental, pero también debemos decir que una idea en lo profundo de nuestro ser es difícil de modificar, por eso hay que trabajar todos los días en las ideas de prosperidad, no bajar el ritmo en las metas que nos hemos propuesto, así el paradigma de la pobreza desaparecerá para siempre.

La vejez… ¡Está en la mente!

Resulta fácil llegar a esa conclusión cuando se piensa en tantos hombres y mujeres que en la tercera edad, no sólo han seguido trabajando y produciendo magistralmente, sino que han logrado sorprender al mundo y convertirse en paradigma de nuevas generaciones.

Albert Einstein, el famoso físico expuso su revolucionaria Teoría de la Relatividad pasados los 60 años y trabajó hasta sus últimos días en el desarrollo de tecnologías nucleares.

Moisés, dice la tradición, escribió el libro del Exodo a los 90 años.

Pablo Picasso fue a los 90 años el primer pintor vivo cuya obra ingresó al Museo del Louvre en medio de una de las más grandes celebraciones que se recuerden en París y a la cual, el pintor no quiso asistir.

El gran Winston Churchill, famoso político inglés, Premio Nóbel de Literatura, Primer Ministro y Jefe del partido laborista, tenía casi 70 años cuando, tomando el mando de las fuerzas británicas en el mundo entero, llevó a Inglaterra a la victoria final contra Hitler y sus aliados.

Jean Paul Sartre y su compañera de siempre, Simone de Beauvoir, escribieron, disertaron y publicaron hasta su muerte, mucho más allá de los 70 años.

Claude Lévi-Strauss, el famoso científico que revolucionó la ciencia de la antropología, acaba de morir en París a la edad de 93 años, sin haber dejado nunca ni su laboratorio, ni sus publicaciones, ni sus viajes alrededor del mundo…¿Entonces?

Cuando leemos la vida de estos grandes hombres en quienes la vejez, antes que enfermedad, deterioro y dependencia, pareció más bien dar brillo y feliz epílogo a sus vidas, podemos empezar a creer que “la vejez, está en la mente”.

Les recomendamos el libro “Los verdaderos pensadores de nuestro tiempo” de Guy Sorman, en el que el autor empieza diciendo que, su gran temor al iniciar esta serie de entrevistas, no era no poder entenderlos, sino más bien, encontrarlos vivos cuando finalmente y debido a sus múltiples compromisos, los elegidos pudieran recibirlo. Todos ellos pasaban, en su gran mayoría, de los ochenta años.

La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil que cuando uno lo aprende, ya es hora de morirse.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017