DIOS
JESUS
CRISTO
BUDA
JEBUNA
ATEOS
EGO
CIENCIA
MUNDO
MAPA *
MENTE
OMRAAM
FELICIDAD
DESAPEGO
EDITORIAL
PELIGROS
RADIO
RECETAS
SABIA USTED
MEDITAR
SALUD
FRASES
VEGANOS
ECOLOGIA
+ POSITIVOS
SOCIEDAD
UNIVERSO
RELIGION
LIBROS
AUTORES *
PAZ
ORAR
SABIDURIA
CONSCIENCIA
PENSAMIENTOS
ESPIRITUALIDAD
CONOCIMIENTO
CRECIMIENTO
MORALEJAS
HUMILDAD
OSHO
ECKHART TOLLE
KRISHNAMURTI
MAHATMA GANDHI
PATROCINIO NAVARRO
ANTHONY DE MELLO
DEEPAK CHOPRA
MAESTROS
PERSONAJES
ILUMINADOS
EL AMOR
LA VERDAD
LA LIBERTAD
LA VIDA
AJEDREZ PAISA
DESPERTAR
GALERIA
MERKABA
+ VISITADOS
+ NUEVO










LA ILUMINACION ESPIRITUAL - ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
LAS PALABRAS, HERRAMIENTA PODEROSA

EL DERECHO A MORIR Y EL DERECHO A VIVIR

PATROCINIO NAVARRO

20/02/2017

Grafica 'El derecho a morir y el derecho a vivir' Categoria 'Sociedad' Palabra 'Vida'

CATEGORIA: SOCIEDAD

En la Iglesia católica romana y sus servidores en el campo de la política es objetivo prioritario el camuflar la verdad, el manipular las conciencias y el evitar que surja la libertad de elección tomando decisiones que no les corresponden. El ojo del inquisidor camina sobre el mundo, y ya pueden pasar siglos: el ojo sigue ahí. Vean si no es grave el caso de Eluana, esa pobre muchacha italiana que lleva tantos años en estado de coma y se le cuestiona su derecho a morir de un modo natural: dejando a la naturaleza seguir su curso. Pretenden los señores del Vaticano y sus aliados serviles en el gobierno italiano tener a esta criatura de Dios amarrada a sus tubos y manteniendo caliente su cadáver hasta que a ellos se les antoje.

Si la ignorancia o la mala fe propia de los verdugos fuera capaz de explicar esto, ya sería algo. ¿Acaso ignoran los mandamases de Roma que carecen de todo derecho legítimo sobre la vida y la muerte de cualquier persona? ¿Se arrogan el derecho de estar por encima de las leyes de la naturaleza que son de origen divino? Como supuestos creyentes apelan a su tranquilidad de conciencia y defienden su derecho a controlar la vida y muerte de Eliana. Tal vez se imaginan que su poder es el de Dios. O creen, en su demencia, que lo son ellos mismos.

¿No saben que el alma de esa persona permanece atada a ese cadáver latente y que sufre indeciblemente (pues ella no está en coma) al no poder liberarse de ese cuerpo definitivamente inútil? Esto no lo ven sus carceleros, pero ¿tampoco el sufrimiento de esos padres desean liberar a su hija de ese estado vegetativo forzado y terrible?

¿No le valdría más al señor Berlusconi defender el derecho a vivir de los inmigrantes a los que persigue con saña y dar instrucciones a los médicos de los hospitales para tratarles especialmente bien y evitar que mueran por falta de atención?

Y en cuanto a los señores del Vaticano, ¿no les convendría más para beneficio de sus almas- si es que les importan- preocuparse por todas las víctimas de la violencia que sus amigos de los gobiernos provocan a diario en todo el mundo. Ya que tanto les interesa defender el derecho a la vida, ¿por qué no claman contra las guerras de Congo, de Ruanda, o el genocidio de Gaza? ¿Por qué no hacen campañas contra la esclavitud infantil y el uso de preservativo que evita tanta muerte por sida en África y preocuparse más por ese niño que cada cinco segundos muere de hambre? ¿Por qué en lugar de estar siempre visitando los palacios de gobiernos –cosa que Cristo nunca hizo- para hacer política mendicante y manipuladora no se preocupan de visitar a los pobres y defender su causa como hacía Su Maestro olvidado?

¿No deberían dejar en paz de una vez a la gente para que cada uno decida libremente con cargo a su propia conciencia lo que debe hacer con su vida y dejar a las leyes de la naturaleza que son divinas, el hacer su propio trabajo como en el caso de Eluana?

Que opuesta es la conducta de la Iglesia y de sus gobiernos serviles a la ley de la libertad, que es la primera condición de los hijos de Dios. ¿Creerán en Él? A menudo me hago esta pregunta cuando observo sus tejemanejes diarios.

Y en cuanto a todos esos políticos italianos que niegan a otros el derecho a morir libremente y en paz con la excusa de su sensible conciencia, ¿por qué tan alta sensibilidad impide a los médicos de su país ejercer también su sensibilidad y su conciencia atendiendo al inmigrante sin cortapisas? Los inmigrantes pueden morir por miedo a ser expulsados si acuden a un centro médico, pero eso ¿a quién le va a importar? ¿A la Iglesia? Esta no dice ni pío. Y es que el Papa y sus Eminencias abundan también en sensibilidad de conciencia selectiva. Qué bien se llevan todos.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017