LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Home
Musica
Buscar
Top
+ Nuevo
Menu Movil
Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo

LA ILUMINACION ESPIRITUAL - ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

EL CAMINO DEL MEDIO

JBN

7/7/2016

CATEGORIA: Crecimiento

Dirigido a todo este conglomerado de buscadores sinceros quienes, unidos por amor a la humanidad, nos empeñamos en realizar una obra altruista de proporciones ecuménicas, en el momento en que "la Madre Tierra" "la Madre" la Madre Tierra más lo necesita.

Al contemplar la perspectiva colosal que nos proyecta el mundo moderno, dibujase en nuestra mente un cuadro tan complejo como asombroso.

¿Qué estrategia debemos adoptar quienes valientemente y con un convencimiento inquebrantable pretendemos hacer frente al drástico cambio, el cual indefectiblemente está por ocurrir? El gran secreto, la gran herramienta con que contamos, es seguir en todas nuestras actitudes:

EL CAMINO DEL MEDIO

TODO EXTREMO ES VICIOSO Y LA VERDAD HUYE

LA VERDAD

LA VERDAD HUYE DE TODO EXCESO

Únicamente en el punto medio es donde se ubica el espíritu de la razón.

Los fanáticos son siempre los que se atrincheran en los extremos aumentando y distorsionando los hechos y las situaciones; ellos hacen y se hacen mucho mal.

Tanto el pesimismo caótico como el optimismo infundado son dos extremos perniciosos propios de fanáticos e ignorantes.

Los fatalistas siempre nos están diciendo que el mundo se va a acabar, que el ángel del señor nos va a castigar o que los terremotos e inundaciones nos acabarán muy pronto.

Al otro extremo los optimistas infundados nos dicen que el mundo va bien como va y que los científicos y políticos darán solución a las situaciones que se presenten cuando ocurran… ¡jamás lo han hecho!:

Los gobernantes en el transcurso de la historia siempre han “solucionado” los problemas mayores desatando guerras; y la contribución de los científicos modernos para acabar con la segunda guerra mundial fue crear la bomba atómica que convirtió en cenizas dos ciudades indefensas.

Sabemos que existen en arsenal atómico el equivalente a 5000 toneladas de TNT a cada ser humano para destruirlo; también sabemos que toda arma que se fabricó en el pasado terminó siendo usada; hoy sabemos que la manzana de la discordia se llama petróleo.

La supertecnología del presente es un espejismo que nos mantiene a todos oprimiendo botoncitos frente a una pantalla, mientras el mundo entero se encamina a un problema real que no tiene solución.

No es en ningún momento pesimismo ni fatalismo: es la cruda verdad que bien evidencian los que ven claro, se puede demostrar matemáticamente y a plena ciencia … esto es realidad, es verdad, es conocimiento y está alejado de todo extremo.

Nuestro movimiento no es ni pesimista ni optimista porque ambos son extremos viciosos. Somos realistas, calculadores, objetivos y efectivos en cuanto a realizaciones. Muchos temen hablar de la realidad por que los ignorantes los tildan de fatalistas; la cuestión es saber hablar y hacerlo con valentía.

¿HABRÁ, ACASO, UNA MALDAD PEOR QUE "LA DE LOS" LA DE LOS MALOS?

¡Si!: el cómplice silencio de los que se creen buenos.

Son aquellos que temen hablar de la realidad y la disimulan con sofismas de distracción. Estos sofismas son todos los escritos supuestamente positivistas donde las palabras lisonjeras hablan de un amor que no tienen. Hermosas fotografías cargadas de sólo mensajes poéticos y espirituales que al final se petrifican en las memorias de los computadores sin dejar huella.

Los consejeros sin ser llamados abundan: que consumamos menos agua al bañarnos, que no viajemos a tanta velocidad en el auto, y otros mensajes más inverosímiles de gurús extragalácticos. Después de llenar los correos con consejos chatarra se acuestan con la conciencia tranquila creyendo que hicieron algo bueno por el mundo.

Eso son pañitos de agua tibia frente a la deforestación y la contaminación que llegaron al no regreso, al menos en un millón de años. Destruimos ya el 80% de las selvas, hicimos enloquecer el clima… y no citemos ríos, mares y suelo.

La gente presume que están despertando conciencia pero nadie de los que gustan de estos escritos ejemplarizantes entra en acción. Tratan de esconder el fuego pero no saben que hacer con el humo.

Miremos el techo de nuestras casas hechos con madera, los muebles de madera, la cantidad de papel que utilizamos de madera, estamos matando árboles de la selva en cantidades alarmantes, cada vez es más agresiva la tala indiscriminada, y después sembramos una semillita para que crezca un árbol solitario en medio de ciudades contaminadas y autopistas de cemento para justificar nuestro aterrador biocidio cotidiano.

Es totalmente imposible para el hombre reemplazar un árbol de la selva; es como cortarle un dedo a otro y cambiárselo por uno artificial. Cortar un árbol selvático es interrumpir un complejo simbiótico generoso en vidas que demoró millones de años en perfeccionarse.

Algunos dicen: sembremos un árbol, mas yo les digo: no sembremos árboles… ¡dejemos de cortarlos! De esta forma, al menos no caeremos en el socavón de la hipocresía dando soluciones microscópicas para justificarnos, mientras creamos daños astronómicos para acabar con "la Tierra." la Tierra.

Otros se acuestan con la conciencia tranquila porque organizan sus basuras para que otros las reciclen… NO ESTAN HACIENDO NADA MÁS QUE ENGAÑANDOSE: se alcanza a reciclar verdaderamente un 1%, y las materias recicladas llegan a un momento de degradación que no se pueden reciclar más.

Finalmente la economía del reciclaje, aparte de consumir mucha energía y originar desechos tóxicos incalculables, llega a ser menos que cero o sea negativa. Prueba de ello es que a cada minuto que pasa se talan decenas de miles de hectáreas boscosas, y los plásticos originales se producen por millones de toneladas cada hora. Las anteriores parecen palabras de un pesimista pero también pueden ser las de un optimista con experiencia.

La solución no es reciclar sino ¡no producir basura!, no es mermar el consumo de gasolina sino ¡no volverla a consumir jamás! La solución no es ahorrar energía que viene de plantas atómicas, carbón o hidroeléctricas dañinas, sino ¡utilizar única y exclusivamente la energía solar para todo.

La solución no es criticar al sistema financiero sino ¡jamás volver a utilizar el dinero! La solución no es compadecernos de los animales sino ¡no matarlos!... lo mismo para las numerosas y aberrantes facetas de vida las cuales estamos obligados a comulgar con ellas en el egomundo.

Todos estamos hechos con el mismo barro mas no moldeados en el mismo molde, por tal razón, no podemos cambiar el comportamiento de una persona adulta, pero si es factible moldear el comportamiento de un grupo, y entre más grande sea, tanto más fácil.

Sin embargo, al vivir dentro del egomundo nos es imposible ser realmente buenos, al punto de poder preguntarle a alguien con justa razón: — ¿Usted es una buena persona?… o vives en el egomundo.

Quizás sea una conclusión no carente de ironía ácida y fina, pero la brusca pregunta no es una exageración porque nosotros, los que vivimos entre los años 1950, y 2030, quedaremos marcados como la civilización que fue capaz de destruir la ecología planetaria y dejar el mundo en un completo caos. No lo fue alguna en el pasado ni lo será otra en el futuro dado que aquella carecerá por completo del medio fatal y explosivo que fue el petróleo.

Por tan descarnada evidencia, el principal motivo para construir la ecociudadela no es tanto nuestra protección para cuando el mundo entre en crisis: la verdadera razón que nos impulsa a salirnos del egomundo es dejar de ser seres tóxicos para Gaia.

¿Acaso no hay alguno de nosotros, que en algún momento haya sentido vergüenza ante Sí mismo, ante el Cosmos y ante los seres magníficos que nos pueden estar observando, por el hecho de ser egomundístas?

En estos momentos todos lo somos. Por tanto, las 3 únicas soluciones para dejar de serlo son: convertirnos en anacoretas, o irnos de este mundo… o construir "la Ecociudadela. Quienes" la Ecociudadela. Quienes ven la situación de esta forma prueba es que están adquiriendo un nivel de consciencia superior.

En buena hora existe la otra cara de la moneda: —queridos compañeros— ¿no han sentido momentos de inmensa felicidad y un gustazo indecible porque dejamos atrás nuestro egoísmo, al encontramos trabajando por el bien de la humanidad futura? Y no es un imposible porque el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

De esta forma, realizando un proyecto de vida en común, enriqueciéndonos mutuamente, dando y recibiendo, permaneciendo unidos en las buenas y en las malas, sólo así nos convertiremos en un solo ser que avanza seguro por el camino de la existencia. Al fin y al cabo es bueno ir dejando algo en limpio después de tanto rodeo que hemos dado en la vida.

¿Y, acaso, no es una satisfacción exquisita ver como nuestra gran familia crece día tras día y nos estamos encontrando con seres excelentes que piensan igual que nosotros, y a los cuales podemos considerar más que hermanos? Algunas semillas humanas aun duermen en el letargo egomundísta; si les cantamos nuestro himno de verdadero amor las podremos despertar con la luz de la razón.

Grandiosos amigos de Mundo Unido: el pasado huyó, el futuro esta ausente pero el presente es nuestro. Mas, si dejamos pasar el tiempo en que podemos, será reemplazado por el tiempo en que no se podrá.

CONCLUSIÓN:

Descubrimos el método por el cual debemos guiarnos en la toma de nuestras decisiones y en la justa apreciación de las cosas que sobrevengan: el no extremismo, EL CAMINO DEL MEDIO. Ubicamos el principal motivo que debe orbitar en nuestra mente sobre el porqué debemos luchar por abrir la flor de la primera ecociudadela: es dejar de ser seres tóxicos para el planeta.

Sin embargo, no se descarta el motivo de mantener segura a una gran familia unida por ideales altruistas en alto grado para que sirvan de semilla cuando sucumba el egomundo… que será más pronto y sorprendente de los que muchos estiman. No es para preocuparnos, porque la tempestad podrá dañar las flores, no las semillas.

Al respecto, en el año 2012 no ocurrirá nada extraordinario. Sin embargo, en el 2017 SÍ ocurrirá indefectiblemente algo ya calculado con pasmosa precisión por expertos en “macroeconomía subterránea”: “Se escucharán pasos de animal grande”. En nuestros términos, en esa fecha se verán claros los síntomas del gran crujido.

Y no es para alarmar porque no lo estamos considerando desde ningún extremo vicioso sino desde el corazón mismo de la realidad. El día que esto ocurra les escribiré bajo la lluvia para no ver mis lagrimas caer.

Los perritos abren los ojos a los quince días… los tontos nunca. Se necesita agudeza mental para comprender que la etapa por la cual atraviesa la humanidad en el presente, difiere en ancho margen a todos los escenarios experimentados en el pasado. No hay paralelo en la historia que se pueda tomar como referencia para juzgar el frágil y explosivo momento en el cual vivimos.

Hace apenas 200 años atrás la población mundial era de 900 millones, hoy somos 8.000.000.000. Mientras las despensas terráqueas se agotan el consumo se agiganta. Entonces, es de ignorantes crónicos pensar que por la simple actitud de ser optimistas y escribiendo mensajes de éxito, el mundo va a mejorar.

Con razón advirtieron los profetas: “cuando estén pregonando falsa paz y seguridad, los sorprenderá el caos como ladrón en la noche”

La realidad desnuda nos dice que, por más seguro que alguien se sienta en su prospera rutina de vida, no va a escaparse del penoso cambio que forzosamente va a estar obligado a experimentar… Tanto los veteranos, como jóvenes y menos aun los niños, tienen ningún futuro promisorio permaneciendo en el egomundo. Llegado el caso, es cuando las mayorías buscarán las Ecociudadelas, no por el amor que nos impulsa ahora, sino por el miedo.

Mas, si nos esforzamos, quedaremos aislados como árboles que sobrevivieron a la inundación y permanecieron en pie en medio de ruinas y escombros, encarnando la esperanza de un reverdecer que, al fin y al cabo, habrá de llegar.

En la confusión de esta existencia terrestre, si nos buscamos a nosotros mismos no nos encontramos; si buscamos a Dios se nos esconde, pero sin buscamos a la humanidad nos encontraremos los tres… es nuestra misión.

ir al home para ver nuestra portada semanalimprimir este articulo El camino del medio de la categoria Crecimientoir a la lista de maestros iluminados, colaboradores y amigos de nuestra webpalabra usada recientemente por los lectores de La iluminacion Espiritual

RELACIONADOS CON EL TEMA


LA ILUMINACION ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA
1997 - 2017