DIOS
JESUS
CRISTO
BUDA
JEBUNA
ATEOS
EGO
CIENCIA
MUNDO
MAPA *
MENTE
OMRAAM
FELICIDAD
DESAPEGO
EDITORIAL
PELIGROS
RADIO
RECETAS
SABIA USTED
MEDITAR
SALUD
FRASES
VEGANOS
ECOLOGIA
+ POSITIVOS
SOCIEDAD
UNIVERSO
RELIGION
LIBROS
AUTORES *
PAZ
ORAR
SABIDURIA
CONSCIENCIA
PENSAMIENTOS
ESPIRITUALIDAD
CONOCIMIENTO
CRECIMIENTO
MORALEJAS
HUMILDAD
OSHO
ECKHART TOLLE
KRISHNAMURTI
MAHATMA GANDHI
PATROCINIO NAVARRO
ANTHONY DE MELLO
DEEPAK CHOPRA
MAESTROS
PERSONAJES
ILUMINADOS
EL AMOR
LA VERDAD
LA LIBERTAD
LA VIDA
AJEDREZ PAISA
DESPERTAR
GALERIA
MERKABA
+ VISITADOS
+ NUEVO










LA ILUMINACION ESPIRITUAL - ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
LOS SANTOS TRUCADOS DEL VATICANO

DEL BIG BANG AL OMEGA DEL MUNDO

PATROCINIO NAVARRO

20/02/2017

Grafica 'Del Big Bang al omega del mundo' Categoria 'Ecologia' Palabra 'Mundo'

CATEGORIA N° 707: ECOLOGIA

Ecologia y Mundo

La vida nos ha enseñado que el mal es enemigo del bien más preciado por nosotros: la felicidad. Y también, que nadie puede estar más allá del bien y del mal, a pesar de haberse intentado en infinidad de ocasiones por los peores de entre nosotros.

Los peores dentro de las élites de Poder de este mundo manifiestan con descaro una imparable tendencia a fastidiar de todos los modos posibles a quienes se les ponen por delante. Su imaginación está al servicio de la maldad, su placer es el placer bárbaro que les proporciona tanto la contemplación del sufrimiento ajeno provocado por ellos como por lo explícito de su poder, capaz de dañar impunemente a quienes les parece y a la vez, el placer de arrastrar a sus secuaces hipnotizados Esta doble actividad es inseparable del proceder del malvado en la relación con su prójimo. Y por sus frutos los reconocemos: contemplemos este mundo, este es el resultado.

Pero ¿qué es el mal, cómo empezó y qué consecuencias provoca?

Según enseña el cristianismo originario, - la llamada “gran explosión” o “big bang” que dio origen al mundo material- es la primera manifestación del mal a niveles físicos, la chispa inicial proveniente de una serie de sucesos a lo largo de eones de tiempo, que tuvo su principio en la rebelión- en uso de su libre albedrío- de una parte de los seres espirituales del Reino de los Cielos contra las leyes del Creador. Este, amorosamente, otorgó a estos hijos rebeldes la posibilidad de un refugio donde albergar provisionalmente sus almas y cuerpos de energía que se fueron condensando a medida que se fueron alejan do de las leyes espirituales del origen. Para ello, el Creador se desprendió de una parte de planetas de energía pura, que se fue condensando y degradando hasta la forma material por las diversas formas negativas de pensar, sentir, actuar y organizarse los rebeldes - siempre la mayor parte de la humanidad- bajo el repetido dominio de clanes de tiranos que se suceden a sí mismos dominando al resto. Realmente estamos hablando de clanes satánicos.

Esta, que es en resumen la explicación última del porqué del Big Bang a gran escala se ve reproducida a pequeña escala en un psicópata, un maltratador familiar, un dictador, un inquisidor, un fanático cualquiera, un uniformado dispuesto a matar a la orden, un banquero que ordena desahucios, un juez de manifiesta crueldad e indiferencia ante la Justicia cuando la subordina el Derecho ante un drama humano.

Si profundizamos en la psicología de uno de estos tipos de altos barrios y baja moral (léanse igualmente élites financieras, religiosas o políticas) caracterizados por su chulería, su orgullos, su envidia, su cinismo, su egocentrismo, una sensibilidad de adoquín y una inteligencia orientada a la acción sin principios éticos, encontramos en estado casi puro la raíz última, la causa determinante del origen del Cosmos material que los científicos buscan sin encontrar. Y es que si su investigación no tiene en cuenta las causas espirituales, el método científico es una herramienta demasiado tosca.

A gran escala, el comportamiento de los poderosos o de sus gobiernos considerados más conflictivos y violentos, (dejando al margen por ahora las cuestiones espirituales causantes del cosmos físico, la auto-herencia genética o entresijos históricos), indica inteligencias depravadas, almas reacias a la verdad y opuestas al principio de igualdad tanto como al de libertad, fraternidad, unidad o de justicia, principios todos de naturaleza espiritual y manifestaciones puras del bien. La oposición y guerra a estos principios se encarna en algunos individuos y Estados, y les arrastra por una escurridiza pendiente hacia actos más y más alejados del bien a medida que su mundo interior atormentado o anestesiado por el ego, siempre desequilibrado y enfermo, se despliega con el tiempo. Y eso, que también produce dolor a otros, es un dolor que actúa como un boomerang y vuelve al causante antes o después, pues ninguna energía se pierde y lo que se siembra se cosecha. En este caso, en alguna forma de infelicidad.

Del dolor no purificado por el arrepentimiento, el cambio y la reparación, convertido en resentimiento al tenerlo que soportar, puede nacer, insisto, un terrorista, un banquero sin escrúpulos, un verdugo, uno de esos “salva-patrias”, un padre de familia machista, un maltratador de personas o animales, un general que ordena fuego, una enfermedad seria, y tantas y tantas manifestaciones negativas que llenan a menudo las páginas de los noticiarios lo mismo que los historiales médicos.

El Big Bang fue el principio, el Alfa de nuestro mundo material. El Omega se está manifestando en nuestros días; le conocemos como “cambio climático”. Juan de Patmos le llamó “Apocalipsis”. Estamos en él.



LA ILUMINACION ESPIRITUAL

* MEDELLÍN - COLOMBIA *

1997 - 2017