LA ILUMINACION ESPIRITUAL
ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES
Home
Musica
Buscar
Top
+ Nuevo
Menu Movil
Cinco claves para hallar la genuina felicidad

LA ILUMINACION ESPIRITUAL - ESPIRITUALIDAD SIN RELIGIONES - DIOS TODO Y ETERNO - AMOR - VERDAD - LIBERTAD - VIDA

¿CULPOSO O RESPONSABLE?

JBN

10/18/2016

CATEGORIA: Sociedad

He visto en consulta que el tema de la culpa ronda todo el tiempo. Culpa por cosas que hacemos o por cosas que dejamos de hacer. Jorge Bucay tiene una mirada que comparto en torno al tema y de la cual tomo algunos elementos para el siguiente texto.

¿Es la culpa amiga o enemiga, prescindible o imprescindible, aliada o adversaria?
¿Un síntoma neurótico o síntoma de la salud?

Muchos afirman: mi mamá, mi pareja me hace sentir culpable. No hay nadie que pueda hacerte sentir culpable, porque tus sentimientos son tuyos y no hay nadie tan poderoso que te pueda hacer sentir algo. La intención del otro será hacerte sentir de una determinada manera pero tú eres responsable de cómo te sientes.

El esquema de la culpa funciona así: yo tengo que sentir que con una acción mía: dejar de ayudar a alguien, dejar de expresar un te quiero, dejar de besar, o hacer algo, fui infiel con un hombre casado, robé un texto un libro, un disco, dinero. Haber dejado de hacer también es una acción y el otro tiene que sentirse dañado con lo que hice. La culpa tiene esas condiciones hice algo y me juzgo por ello. No solamente tiene que haber un daño que le hice al otro, sino que tiene que haber un juzgamiento, una condena hacia mí.

La culpa no es un sentimiento natural, ni lógico, ni creativo, es enseñable.
Los padres muchas veces utilizan este mecanismo de manipulación.

En lugar de sentirme culpable reparo y si reparo no necesito ser culpable. Cuando lo reparo asunto terminado. Admito que no soy perfecto, que me equivoco, que me confundo, que soy vulnerable y reconozco que eso forma parte de ser persona. El humano es falible, nuestra belleza está en la imperfección, forma parte de nuestra naturaleza. La innovación sale de los fallos. No tengo expectativa de que el otro sea perfecto, sé que el otro puede equivocarse. Y voy a tratar de ser más benévolo conmigo admitiendo que me equivoco, si no puedo reparar.

Si dañé al otro, me equivoqué y no he podido reparar: si no puedo reparar tengo la grandeza conmigo de perdonarme, porque en esa medida puedo perdonar a otro.

Detrás de un culposo hay un juzgador, el culposo te juzga con la misma vara con la que juzgan a los demás. Detrás de los culposos hay un omnipresente, exigente, prepotente y culpador. Creemos que son pobrecitos y son víctimas de su propio planteamiento.

Empieza por decir no me manejes mas, cada vez que alguien intenta manipular tu culpa di “no me manejes mas” En lugar de sentirnos con culpa nos hacemos responsable. Responsable va de la mano de reparación y de aprendizaje.

La siguiente historia nos enseña de qué trata la reparación:

Mahatma Gandhi, consiguió la independencia de la india con relación a gran Bretaña. Al poco tiempo de su independencia hubo muchos disturbios entre los hindúes y musulmanes dentro de la india, había revueltas y asesinatos. Gandhi dijo intenté buscar la independencia de la india, no para esta guerra interna, así que hizo una huelga de hambre hasta que ésta terminara. Los periódicos lo reportaron, la gente se dio cuenta y finalizo la violencia. Cuando oficialmente a Gandhi le comunicaron que el pueblo ya había dejado de pelear un particular se presentó en su puerta. Gandhi le permitió pasar.

Esta persona le dijo: Mahatma, la guerra entre nosotros ha terminado, puedes comer, pero quiero decirte que ahora mismo cuando salga de tu un casa me voy a suicidar, pues he cometido un acto atroz. Un musulmán asesinó a mi mujer en la calle. Apenas me di cuenta fui a la calle y le aplaste la cabeza con un martillo a dos niños musulmanes, los primeros que vi. Ahora que ha terminado la violencia no me soporto a mí mismo, por haber derramado sangre inocente, así que cuando salga de aquí me tirare al vacio en el acantilado.

Gandhi le dijo no hagas eso, te propongo una reparación, sal a la calle, busca a dos niños huérfanos musulmanes, adóptalos como padre y edúcalos en la religión, no en la tuya, sino en la musulmana. Cualquier mal tiene una gran reparación. No te sientas culpable, solo siéntete responsable, reparando lo que has hecho.

ir al home para ver nuestra portada semanalimprimir este articulo ¿Culposo o responsable? de la categoria Sociedadir a la lista de maestros iluminados, colaboradores y amigos de nuestra webpalabra usada recientemente por los lectores de La iluminacion Espiritual

RELACIONADOS CON EL TEMA


LA ILUMINACION ESPIRITUAL

MEDELLÍN - COLOMBIA
1997 - 2017