24/04/2017PAZSALUD PAZ OSHO LA ILUMINACION ESPIRITUAL
DIOSTIERRAFRASES LINK AMIGASECKHART TOLLE EL AMOR
JESUSALEGRIAVEGANOS SABIDURIAKRISHNAMURTI LA VERDAD
CRISTO+ NUEVOECOLOGIA CONSCIENCIAMAHATMA GANDHI LA LIBERTAD
BUDAEDITORIALPOSITIVOS PENSAMIENTOSPATROCINIO NAVARRO LA VIDA
JEBUNAGRAFICASSOCIEDAD CONOCIMIENTOANTHONY DE MELLO
VERDAD ABSOLUTA
Ajedrez Paisa - Medellin Colombia SIGUENOS EN FACEBOOK SIGUENOS EN TWITTER
ATEOSRADIO - TVUNIVERSO ESPIRITUALIDAD DEEPAK CHOPRA
EGORECETASRELIGION ENSEÑANZAS MAESTROS
CIENCIA SABIA USTEDLIBROS MORALEJASPERSONAJES
DESPERTARMEDITARMERKABAHUMILDADILUMINADOS

EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

Alberto Arcila H.

PRESENTACI?

Hace aproximadamente veinticinco a?s me surgi?la necesidad de encontrarle respuestas a mis inquietudes personales m? fundamentales: ?Qui? soy? ?De d?de vengo y a donde voy? ?Dios existe? ?Qu?es la verdad? ?Qu?es la vida? ?Cu? es el sentido de la existencia? Y otros m?.

Busqu?en todas las ideolog?s y no encontr?respuestas satisfactorias a estas inquietudes. Solo hall?respuestas preparadas culturalmente y muchas especulaciones.

Fui a conferencias de todo lo que anunciaban que pod? tener relaci? con mi b?queda, pero tampoco hall?respuestas satisfactorias.

Compart?mis inquietudes con personas id?eas y me aconsejaron investigar por mi propia cuenta en libros que tuvieran alguna relaci? con mis inquietudes; historia, ciencia, filosof?, psicolog?, etc. En esa ?oca no era f?il el acceso a internet por eso acud?a las bibliotecas, compre libros y enciclopedias.

Poco a poco fui encontrando alguna informaci? que me sirvi?de orientaci? en la primera fase de mi investigaci?. Me di cuenta entonces que exist? un orden estructural en la adquisici? y organizaci? de esta informaci?.

Finalmente, despu? de muchos a?s, y con la colaboraci? de muchas personas, obtuve resultados satisfactorios y puedo decir a plenitud que encontr?las respuestas que buscaba.

Estos resultados son los que deseo compartir con todos los que sientan la misma necesidad que yo sent?hace a?s.

Nota respetuosa: Si usted cree que ya tiene todas sus inquietudes resueltas ah?rese tiempo y malestares. No lea este libro.

Agradecimiento: Gracias por su tiempo y su disposici?.

INTRODUCCI?

La primera inquietud fundamental que hay que resolver para que gradualmente podamos darle respuesta a las dem? es: ?Qui? soy?

Desde que el hombre empez?a cuestionarse y a cuestionar todo se lleg?a la conclusi?, de que antes de que el hombre conozca su entorno, y todo lo dem?, debe, primeramente, CONOCERSE A SI MISMO.

CONTENIDO

  • ?Qu?es conocerse a s? mismo?

  • Ubicaci? en el tiempo y en el espacio.

  • ?Qu? es conocimiento?

  • Conocimiento real.

  • ?Cu?es son nuestras capacidades y como se manejan?

  • ?Qu?es informaci? real?

  • ?C?o se produce la informaci? falsa?

  • Funcionamiento integral humano.

  • Nuestra esencia.

  • ?Qu?es la verdad?

  • ?Cu?es son los obst?ulos para alcanzar la verdad?

  • ?C?o se construye la verdad en nuestra mente?

  • ?C?o es realmente nuestro CREADOR?

  • An?isis de la Biblia.

  • Nuestra verdadera identidad.

  • ?Qu?es la vida?

  • Nuestra relaci? con nuestro padre CREADOR.

  • Valores y principios.

  • Orientaci?.

?QU?ES CONOCERSE A S? MISMO?

Conocerse a s?mismo es saber cu?es son nuestros gustos, nuestros h?itos, nuestro car?ter, nuestras virtudes y defectos, nuestras fortalezas y debilidades, nuestra forma de pensar y de ser. De lo cual muchas veces no somos conscientes.

Pero, en realidad, conocernos a s?mismos va m? all?de estos aspectos humanos. Es conocer nuestra esencia, es conocer nuestras capacidades y saberlas manejar, es saber de que estamos hechos, es conocer nuestro funcionamiento integral.

Si es nuestro prop?ito consciente, para sentirnos plenos en la vida, y poder resolver nuestros problemas, y si nos es posible, los de otros, debemos necesariamente conocernos a s?mismos.

No es posible que los seres humanos queramos resolver nuestros problemas personales, familiares, conyugales y sociales sin primeramente conocernos a s?mismos.

Cualquier esfuerzo, por comprender y solucionar los problemas humanos, es pr?ticamente vano sin conocer y comprender el elemento principal del problema a resolver: EL SER HUMANO.

Conocerse a s?mismo nos involucra en un viaje que nos remite a nuestro pasado c?mico, a nuestra evoluci? biol?ica y procesos culturales y psicol?icos a trav? de la historia. Aspectos que se desarrollaran en las siguientes p?inas.

De una manera elemental y pr?tica vamos a ver todo este proceso.

UBICACI? EN EL TIEMPO Y EN EL ESPACIO

Vivimos en un peque? planeta que gira, junto con su luna, alrededor de una estrella que llamamos SOL.

Nuestro peque? planeta ocupa la tercera ?bita alrededor del sol.

Antes de nuestro planeta hay dos planetas m?: VENUS y MERCURIO. Hasta el momento no hemos encontrado ninguna forma de vida en esos dos planetas, pues su atmosfera, por estar tan cerca del sol, es muy caliente he inhabitable.

Despu? de nuestro planeta est?MARTE, luego sigue un CINTUR? DE ASTEROIDES, Despu? est?J?ITER, el m? grande de nuestro sistema solar. Luego siguen SATURNO, URANO, NEPTUNO y PLUT?.

As?como nuestro sistema solar hay muchos m? alrededor del nuestro. Y todos esos sistemas solares, que son much?imos, hacen parte de NUESTRA GALAXIA.

  • Y as?como nuestra galaxia, con diferentes formas, hay millones y millones en el universo.

Somos habitantes del universo. Nuestro peque? planeta flota en la inmensidad del espacio como una part?ula de polvo. Pero esta part?ula que llamamos TIERRA est?llena de vida.

Hay gran variedad de criaturas sobre la superficie de nuestro peque? planeta, y en sus mares, r?s y lagunas. Y, adem?, est?sobre poblada por nosotros; los seres humanos. Ya somos m? de seis mil millones y continuamos reproduci?donos. Dentro de unos a?s empezaremos a sufrir las consecuencias de est?sobre poblaci?.

Ya hemos destruido y transformado grandes ?eas naturales de nuestro peque? y maravilloso planeta para construir pueblos y ciudades, carreteras, fabricas, sitios de diversi? etc. Todo esto muy necesario para el desarrollo de nuestras vidas, pero tambi? nos estamos perjudicando, porque producimos tanta basura y contaminaci? que ya no sabemos c?o remediar eso. Nuestra salud y la salud del planeta est? en peligro.

Tambi? tenemos muchos problemas personales, familiares y sociales. A causa de que la gran mayor? no conocen su verdadera identidad; no saben quienes son ni cu? es el verdadero sentido de su existencia. Viven inconscientes de la realidad dentro de sus vidas rutinarias y en conflicto con los dem?.

Nuestra m?tiple sociedad, a? con los avances tecnol?icos y comodidades alcanzados, en vez de mejorar est? descomponiendo cada vez m? nuestros valores humanos. Hoy d? es m? admirada y valorada una persona por su apariencia y bienes materiales que por sus conocimientos y principios. El enga? y la corrupci? ahora son sin?imo de viveza, de ?inteligencia?.

Pero, en realidad, no es el momento de analizar esta problem?ica humana. Solo debemos concientizarnos de ello y empezar por resolver nuestros problemas personales. Y parte importante en la soluci? de nuestros problemas es empezar por conocernos a s?mismos.

LA SOLUCI? DE LOS PROBLEMAS RADICA EN LA COMPRENSI? DE LOS MISMOS.

Problema comprendido, pr?ticamente, es problema solucionado.

La comprensi? es fruto del conocimiento.

Fueron los conocimientos los que permitieron evolucionar a nuestros antepasados y organizarse como pueblos y despu? como naciones. Y son los conocimientos los que nos permiten vivir hoy d? m? c?odamente, bien informados, bien comunicados, pero a? asi vivimos mal. Nos falta conocernos a s?mismos, nos falta conocer el verdadero sentido de nuestra existencia.

?QUE ES CONOCIMIENTO?

Conocer es sin?imo de saber. Es la facultad mental de captar la realidad, de comprenderla.

Existen varias formas de adquirir conocimiento: Por la experiencia personal. Por experiencia ajena. Por el ejemplo. Por la ense?nza, Por investigaci? y estudio personal.

En la adquisici? de conocimiento es importante la orientaci? por parte de personas que ya han logrado un buen nivel, y que nos pueden sugerir programas de estudio sin condicionamientos, sin alienaci?, de lo cual no est? exentas las ideolog?s pol?icas, religiosas, creencias y supersticiones.

Los seres humanos adquirimos varias clases de conocimiento durante el transcurso de nuestra vida:

Conocimiento com?. Conocimiento te?ico. Conocimiento pr?tico. Conocimiento t?nico. Conocimiento simb?ico. Conocimiento filos?ico. Conocimiento cient?ico. Conocimiento ideol?ico. Conocimiento real.

CONOCIMIENTO COM?: Este conocimiento, pr?ticamente, es trasmitido de persona a persona, dentro de la familia y dentro de la sociedad.

Desde nuestra ni?z empezamos a recibir conocimiento com? de las cosas con las que tenemos relaci? o usamos. Empezamos a conocer el nombre de las cosas y el uso que le damos; como se llama esto como se llama aquello, como hacer esto como hacer lo otro. Las costumbres, las tradiciones etc.

El conocimiento com? es un conocimiento pr?tico que nos permite desarrollar nuestra vida dentro del ambiente cultural en que vivimos. Cada cultura tiene sus propios conocimientos.

Lo inmediato y lo pr?tico es la finalidad del conocimiento com?.

CONOCIMIENTO TE?ICO: Es el conocimiento que nos ense? como son y c?o funcionan las cosas pero sin la experiencia. Por ej: que son las estrellas, cual es su funci?. Que es el ?omo y como funciona. Estos conocimientos para la gente com?, como nosotros, son te?icos.

Es conocimiento te?ico el que nos dan en las clases antes de llevarnos a la pr?tica.

El conocimiento te?ico, en muchos casos, es complemento indispensable para la pr?tica. Por ej: La teor? del proceso de combusti? de un motor es necesario para comprender en la pr?tica su funcionamiento.

Conocimiento te?ico es diferente a TEOR?. Ej: El big bang no es un conocimiento, es una teor?, una hip?esis. Falta a? encontrar m? informaci? para poder convertir esta teor? en conocimiento.

CONOCIMIENTO PR?TICO: ?La pr?tica hace al maestro? dice la frase popular, y en muchos casos es aplicable.

La pr?tica tambi? produce conocimiento te?ico, pues ayuda a descubrir y a comprender poco a poco cosas que no hab?mos imaginado.

El conocimiento pr?tico es el que nos dice como hacer las cosas de un modo m? f?il. Pero, a? asi, la pr?tica sin la teor? es un conocimiento a medias en algunos casos.

CONOCIMIENTO T?NICO: Este conocimiento nos permite lograr mejores resultados en lo pr?tico. La t?nica es la clave o la pericia necesaria que se usa en el arte o la ciencia para realizar ciertos trabajos o procedimientos.

Los conocimientos t?nicos se usan en el ?ea profesional, artesanal y art?tica. Tambi? se usa el conocimiento t?nico en las labores domesticas; preparaci? de alimentos, aseo etc.

CONOCIMIENTO SIMB?ICO: Las expresiones art?ticas como el canto, la poes?, el teatro y hasta las manifestaciones p?licas nos aportan un conocimiento simb?ico.

Los s?bolos son conceptos abreviados en una figura, o en un gesto, o en una acci?. EL amor, el peligro, la guerra, la paz los deportes, la salud y hasta el tr?sito vehicular tienen su lenguaje simb?ico.

CONOCIMIENTO FILOS?ICO: La justicia, el valor, la libertad, la ?ica, la belleza, el amor, la felicidad, etc. Son conceptos humanos elaborados filos?icamente. Por lo tanto son conocimiento.

Conocemos que algo es justo o injusto porque tenemos un concepto de justicia. Conocemos que algo es ?ico o no por el concepto filos?ico que tenemos.

El conocimiento filos?ico es subjetivo pero es conocimiento.

El conocimiento filos?ico nos permite entrar en ?eas en donde la misma ciencia no puede penetrar; como la existencia del Creador, o la vida despu? de la muerte y otros temas.

Muchos seres humanos usan a diario estos conocimientos sin saber que son conocimientos filos?icos.

CONOCIMIENTO CIENT?ICO: El conocimiento cient?ico se diferencia de los dem? conocimientos por la rigurosidad de su m?odo y por la confiabilidad de sus resultados.

El conocimiento cient?ico aborda la realidad de los hechos en una forma cr?ica, sistem?ica, ordenada, controlada y adem? verifica sus conclusiones.

La ciencia es conocimiento, pero no todo conocimiento es ciencia.

El conocimiento cient?ico tiene como objetivo la verdad, como medio seguro de conocimiento humano.

En la evoluci? del conocimiento, nunca pudo el ser humano, hasta ahora, encontrar un mecanismo o m?odo confiable a trav? del cual pudiera darles respuesta real a sus interrogantes. Antes del m?odo cient?ico solo pod? especular, suponer, fantasear. Y a trav? de todas esas especulaciones, fantas?s, suposiciones, se crearon las ideolog?s religiosas, las creencias, las supersticiones.

Gracias al m?odo cient?ico es que finalmente hemos podido cambiar todas esas fantas?s y especulaciones por CONOCIMIENTO REAL.

Gracias al m?odo cient?ico hemos podido desentra?r las causas y razones de muchos fen?enos naturales, de la vida, del cosmos.

El conocimiento com? contin? us?dose como una forma de simplificar la vida y las cosas. Pero no debe el conocimiento com? suplantar al conocimiento cient?ico en las ?eas o materias en donde es necesario un conocimiento m? profundo, como en los interrogantes fundamentales que aqu?tratamos.

Mientras el conocimiento com? nos muestra la parte superficial de las cosas, el conocimiento cient?ico nos muestra su esencia.

Ejemplo: a trav? del conocimiento com? identificamos muchas clases de plantas, pero solo a trav? del conocimiento cient?ico podemos conocer sus verdaderas propiedades y su composici? qu?ica.

A? nos quedan muchas cosas por conocer y entender, pero ya contamos con la herramienta apropiada para continuar investigando y encontrando respuestas reales a nuestras inquietudes. La ciencia contin? trabajando para aportarnos, cada vez, m? informaci? real para ampliar nuestros conocimientos.

No es por dem?, tener en cuenta que la ciencia NO produce VERDADES, solo RESULTADOS. Estos resultados, o productos, del proceso de investigaci?, son los que nos sirven como informaci? confiable o INFORMACI? REAL para usar en nuestros procesos de razonamiento, por lo cual obtenemos conceptos e ideas reales de las cosas.

El conocimiento cient?ico no es un conocimiento DOGMATICO, INAMOVIBLE, los que asi lo consideran est? equivocados, pues el conocimiento cient?ico evoluciona a medida que va resultando m? informaci?.

Despu? de miles de a?s de razonar los seres humanos basados solo en creencias y especulaciones, se invent?EL M?ODO CIENT?ICO como herramienta m? segura para obtener informaci? confiable con lo cual poder hacer nuestros procesos de razonamiento.

Se considera como precursores del m?odo cient?ico a REN?DESCARTES y FRANCIS BAC?.

Despu? de ellos se empiezan a confirmar, usando el m?odo cient?ico, algunas hip?esis elaboradas por la filosof? y desechar otras que resultaron equivocadas.

Empieza entonces a descubrirse las leyes que rigen el movimiento de los planetas, las leyes de la gen?ica, la ley de la gravedad, la c?ula, el ?omo, la biolog?, la qu?ica, la electricidad, la microonda, y todos los descubrimientos e inventos que la ciencia nos ofrece y de lo cual hacemos buen o mal uso.

Tenemos que reconocer que a base de creencias y de especulaciones nunca hubi?amos obtenido estos resultados. A? asi muchos seres humanos rechazan el conocimiento cient?ico porque atenta contra sus ?verdades? ideol?icas.

CONOCIMIENTO IDEOL?ICO: El conocimiento ideol?ico es de las primeras formas de conocimiento que la humanidad emple?para explicar la naturaleza, la vida y las cosas.

Cada cultura tiene sus ideolog?s: creencias, religi?, supersticiones.

Todo ser humano es encadenado a las ideolog?s del medio cultural en que nace y crece. Las ideolog?s, por tradici?, por costumbre o por imposici?, son los primeros conocimientos que recibimos dentro del medio familiar y social.

El conocimiento ideol?ico fue formado por los antiguos seres humanos a base de suposiciones, de imaginaciones, porque a? no exist? conocimiento cient?ico.

El conocimiento ideol?ico fue la ?ica manera, en los tiempos antiguos, de darles respuesta a los interrogantes fundamentales de ?Qu?somos? ?De d?de venimos y para donde vamos? ?Cu? es el verdadero sentido de nuestra existencia? Etc.

Esos conocimientos ideol?icos a? contin?n dominando a la humanidad a trav? de la cultura; de las tradiciones, de las costumbres. Todo ser humano es encadenado a la ideolog? del medio cultural en que nace y crece. A cada ni? o ni? que nace se le impone la ideolog? que sus padres practican. Este practicar?esa ideolog? y se la trasmitir?a sus hijos, y asi sucesivamente. De ?ta manera es que las ideolog?s han continuado sobreviviendo hasta nuestra ?oca.

La actitud mental de CREER es el medio a trav? del cual se sostienen estas ideolog?s. Por eso es que la condici? principal en sus argumentos es la de CREER SIN DUDAR. De esta manera es que bloquean en sus creyentes LA CAPACIDAD DE RAZONAR.

Pero no todos los seres humanos se dejan manipular durante toda su vida por estas ideolog?s. Algunos, en alg? momento de su vida, las cuestionan. De estas personas algunas buscan respuestas, pero como no saben d?de o como buscar, entonces, se vuelven ESC?TICOS. Otros si preguntan y buscan orientaci? e investigan y estudian, hasta que van encontrando respuestas reales que les permiten zafarse de esas cadenas ideol?icas impuestas por el medio cultural en que nacieron. Estas personas son las que en realidad conf?n en sus capacidades, saben que est? bien hechos, No dudan DE SU CREADOR.

Confiar en nuestras capacidades es confiar en EL CREADOR que es quien nos hizo.

Las ideolog?s hacen parte de la cultura humana, como riqueza de cada pueblo o naci?. En ellas est? contenidos los mitos, las creencias y supersticiones de la humanidad, como registro hist?ico de nuestra evoluci? mental y cultural.

Pero, definitivamente, no tienen ya derecho de suplantar a la ciencia en el importante hecho de darle respuesta a nuestras inquietudes m? fundamentales.

CONOCIMIENTO REAL

La base del conocimiento real es el conocimiento cient?ico.

La informaci? del conocimiento cient?ico es lo que se usa para construir conocimiento real en nuestra mente.

Por ejemplo: cuando sucede un gran desastre algunos dicen que fue un castigo de Dios, esta es una respuesta ideol?ica. Otros dicen y saben que es un fen?eno natural, y conocen, seg? el tipo de desastre, cient?icamente como se dio.

Los pueblos ind?enas, como en los tiempos de los mayas y los aztecas, hacen ceremonias y rituales a los dioses para solicitar ayuda ante fen?enos naturales que afectan la salud o la producci? de alimentos. Porque no tienen el conocimiento cient?ico para comprender estos fen?enos.

Asi podemos entender lo que es conocimiento ideol?ico y lo que es tener CONOCIMIENTO REAL.

Para empezar a razonar bien debemos hacer un proceso de limpieza mental en el que solo emplearemos informaci? cient?ica para hacer nuestros razonamientos, dejando la mala costumbre de dar respuestas ideol?icas a los acontecimientos cotidianos y a nuestras inquietudes.

Cada vez que surja un interrogante debemos buscar la respuesta cient?ica, investigando en las enciclopedias, en internet, y en todos los medios que tengamos a nuestro alcance.

De esta manera vamos a ir construyendo, poco a poco, en nuestra mente con informaci? real.

Asi pasaremos de la falsa seguridad de la CERTEZA que nos inculcaron las ideolog?s, a la seguridad del conocimiento evolutivo. Tambi? saldremos del angustioso sentimiento en que nos sume LA INCERTIDUMBRE.

Algo muy importante para tener siempre presente, es que mientras el conocimiento ideol?ico tiene todas las respuestas para todos los interrogantes, el conocimiento cient?ico solo tiene unas pocas. Por lo tanto, a? quedan muchos interrogantes PENDIENTES, por resolver. Pero el poco conocimiento cient?ico que podemos tener es confiable.

De tal manera que nuestro conocimiento real es parco, mientras que el conocimiento ideol?ico es absoluto.

Pero, ?C?o va a ser m? segura la especulaci? que el conocimiento cient?ico?

Lo m? lamentable es que las ideolog?s destruyen la confianza en s?mismo y no permiten que el ser humano pueda asomarse un poco a la realidad. Es como encerrar a un individuo en un cuarto y no permitirle ver lo que en realidad hay fuera de ?. Muchas personas, voluntariamente, se encierran en sus ideas y creencias. La causa, seg? la psicolog?, es el sentimiento de temor, la culpa, o la soberbia.

Despu? de este corto recorrido por las diferentes clases de conocimiento humano, volvamos a nuestro proceso evolutivo y cultural sobre este peque? y maravilloso planeta.

Nuestro planeta tiene una edad aproximada a los cuatro mil quinientos millones de a?s, de los cuales solo quinientos millones se emplearon en el desarrollo de la vida,

A? no se ha descubierto plenamente el proceso natural por el cual los elementos inorg?icos se organizaron para transformarse en

Organismos. Por el momento sabemos que si hubo evoluci?, por que en los organismos vivos encontramos los mismos elementos que se encuentran en la materia inorg?ica; hierro, calcio, fosforo, potasio, sodio, oxigeno, nitr?eno, etc.

En la materia inorg?ica encontramos los elementos formando parte de mol?ulas que conforman gases, l?uidos, s?idos, como los minerales, el agua, el aire, etc. En los organismos vivos haciendo parte de las c?ulas que conforman diferentes ?ganos y tejidos que componen los organismos. Esta es la prueba de que si hubo evoluci?, en este planeta o en otro.

Nuestra evoluci?, como seres racionales, es mucho m? complicada y a? no tenemos suficientes elementos para entender como sucedi? Las investigaciones contin?n, con el tiempo lo sabremos.

Por ahora veamos como desarrollamos los humanos nuestra forma de vida en este peque? y maravilloso planeta

Nuestros antecesores, los homo sapiens vivieron siempre en la naturaleza, no construyeron viviendas ni poblaciones, ellos vivieron en los valles, en los bosques, en cuevas y se desplazaban en busca de alimento. As?fueron conociendo y habitando diferentes zonas del planeta, obligados algunas veces por los climas o por las estaciones en que escaseaban los alimentos.

Sus utensilios rudimentarios los constru?n con huesos de animales, con piedra y madera. Estos humanos aprendieron a producir fuego. Tambi? enterraban a sus muertos, lo que demuestra que ten?n ya conciencia de la vida y de la muerte.

Esta forma de vida duro aproximadamente treinta y cinco mil a?s.

Hace apenas diez mil a?s, aproximadamente, que nuestros antepasados empezaron a organizarse como pueblos. La causa de esa nueva forma de vida fue que aprendieron a cultivar y a domesticar animales para su alimentaci?.

Esta vida sedentaria dio lugar a un aumento de la poblaci? y fue propicia tambi? para que algunos individuos se dedicaran a experimentar con la naturaleza. As?naci?el arte y la creaci? de utensilios de barro, los telares y otras cosas m? que mejoraron la vida familiar y social de estas primeras comunidades.

Con el tiempo inventaron la rueda y la escritura, descubrieron los metales y perfeccionaron sus construcciones, as? surgieron las primeras civilizaciones con sus sistemas pol?icos, sus leyes, sus religiones y creencias y sus econom?s. Tambi? formaron sus propios ej?citos para defender sus territorios o para conquistar a otros pueblos. Sus conflictos pasaron de luchas tribales a grandes batallas que quedaron registradas en sus historias.

Con el invento de los barcos descubrieron culturas m? lejanas con lo que se inici?el comercio de productos naturales y elaborados, y tambi? el intercambio de conocimientos.

Todo este movimiento entre las diferentes culturas produjo en algunos individuos una nueva forma de pensar, a esta nueva forma de pensamiento le llamaron los griegos: FILOSOF? que significa amor a la sabidur?.

Filosofar para ellos significaba reflexionar sobre algo, cuestionar, interrogar, buscar la raz? de las cosas, adquirir conocimiento real para alejarse cada vez m? de la ignorancia.

Esta aptitud mental es totalmente contraria a la actitud mental de creer, de aceptar las cosas sin cuestionarlas.

Los fil?ofos fueron los que cuestionaron las creencias, las supersticiones y las religiones de su ?oca.

En la cultura griega, y en otras, se adoraban dioses y diosas a los cuales se les constru?n altares y hasta templos, a los cuales acud? la gente a hacerle sacrificios y solicitar sus favores.

En esos tiempos se pod? creer en cualquier cosa porque no hab? a? mucho conocimiento real, no se conoc?n las leyes de la naturaleza ni su composici? ni su formaci?.

Pero la filosof? no solo sirvi?para cuestionar las creencias y religiones, tambi? fue la fuente de donde brot?la ciencia.

Los fil?ofos reflexionaron sobre la creaci?, sobre la naturaleza, sobre nuestra existencia, sobre los elementos etc. Sus conclusiones fueron solo HIP?ESIS pues no pod?n comprobar nada, pero al menos se deprendieron de sus creencias y religiones y se aproximaron a l conocimiento real de las cosas; a la verdad.

Algunos fil?ofos alcanzaron conocimientos reales con sus escasos medios de investigaci?. Es el caso de ERAT?TENES quien dedujo de su investigaci? que la tierra era redonda y hasta calculo su circunferencia.

Los resultados de todas esas investigaciones antiguas se recopilaron en una gran biblioteca en Alejandr?, que tiempo m? tarde fue destruida.

El conocimiento humano empez?a florecer en todas las culturas en su forma emp?ica. Hasta que en ?oca de conformaci? del cristianismo romano toda investigaci? y todo conocimientos cient?ico fue prohibido. De ah?en adelante el fanatismo cristiano destruyo libros y persigui?fil?ofos e investigadores.los cristianos consideraron que todo el conocimiento que los humanos necesitaban estaba en su reci? conformado ?libro divino?: La Biblia.

El nuevo gobierno eclesi?tico se apodero de todo y de todos. Y sumi?a la humanidad occidental en un largo tiempo de estancamiento y de atraso en la evoluci? del conocimiento. Hoy d? conocemos ese tiempo como la era del oscurantismo.

Luego, en el RENACIMIENTO, volvieron a surgir los pensadores y fil?ofos a? con el peligro de ser condenados a muerte por el cristianismo. Algunos fueron quemados o torturados y encarcelados por contradecir y desmentir las ?sagradas escrituras?. Ya conocemos lo que le paso a Galileo, y a Giordano Bruno.

A partir del Renacimiento se gener? una revoluci? en la evoluci? del conocimiento humano. Se produjeron nuevos m?odos de investigaci?, se hicieron nuevos descubrimientos, nuevas ciencias empezaron a aparecer como resultado de todo este movimiento filos?ico y cient?ico. Se empez?a producir mucha informaci? real a trav? de esas investigaciones.

La f?ica, la qu?ica, la astronom?, la biolog?, la geograf?, la historia etc. produjeron mucha informaci? para construir conocimiento real humano.

Toda ?ta nueva informaci? es compilada en una obra denominada ENCICLOPEDIA.

Es gracias a esos nuevos conocimientos que las diferentes ?eas cient?icas se fueron perfeccionando.

En esas ?ocas tambi? caen las monarqu?s y se forman nuevos sistemas pol?icos, surgen las fabrica, crece la industrializaci?, la educaci? se perfecciona, es m? edificante gracias a la abundante informaci? real, se construyeron centros de investigaci? y de formaci? cient?ica.

La invenci? de m?uinas, de veh?ulos y de nueva tecnolog? le da a la humanidad un gran avance en su forma de vida. Como resultado de esto, todo se facilita m?, hasta el estudio. Pero sin embargo la humanidad a? no se ha podido deshacer de esas viejas ideolog?s religiosas, creencias y supersticiones inventadas en la antig?dad. Necesitamos por eso orientar debidamente a las nuevas generaciones con informaci? real para que no sean esclavizados, como nosotros lo fuimos, por esas antiguas ideas.

Ahora que conocemos nuestra ubicaci? en el tiempo y el espacio vamos a conocer que somos, como fuimos formados y como funcionamos integralmente.

?CU?ES SON NUESTRAS CAPACIDADES Y COMO SE MANEJAN?

Las capacidades son las herramientas con que El Creador nos dot? para la vida.

Ser capaz de ver, ser capaz de o?, ser capaz de hablar, ser capaz de aprender, ser capaz de recordar e imaginar, ser capar de RAZONAR etc. son nuestras capacidades.

El primer paso para aprender a usar bien nuestras capacidades es tomar conciencia de ellas, de c?o funcionan.

Los sentidos son extensiones del cerebro a trav? de los cuales la mente (mente consciente = nosotros) capta informaci?. El ojo no ve, el o?o no oye etc. los sentidos solo son conductos a trav? de los cuales la mente (nosotros) percibe el mundo que le rodea.

La mente usa el cerebro como instrumento para captar informaci?, procesarla y almacenarla.

La acci? de la mente en el proceso de captar informaci?, analizarla, clasificarla, almacenarla y producir un resultado, un concepto, se llama RAZONAMIENTO.

El resultado de ese proceso es guardado en el cerebro y se puede evocar para expresarlo y exponerlo a un an?isis, o conservarlo por siempre sin ninguna modificaci?.

Esos conceptos e ideas son los que le dan a la mente (nosotros) la comprensi? de la vida y las cosas (estado de conciencia).

Adem? de los cinco sentidos y de la capacidad de razonar tenemos tambi? la capacidad de HABLAR.

La palabra es un sonido modulado que aprendemos desde ni?s, gracias a nuestros padres y dem? personas que nos ense?n a usarla para identificar cosas, para aprender, para formar conceptos etc. con la finalidad de que nos sirva como herramienta de comunicaci? y para edificarnos intelectualmente.

De esta manera LAPALABRA se convierte en una herramienta muy importante para el desarrollo de nuestra personalidad y para el desarrollo de nuestras relaciones interpersonales.

A trav? de estos sonidos modulados podemos expresar nuestras emociones, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y conocimientos. A la vez que podemos descifrar los sonidos modulados, orales o escritos de los dem? para entender lo que nos comunican.

La palabra es muy valiosa cuando va cargada de amor, de valoraci?, de sinceridad y verdad. O es muy pobre cuando va cargada de mentira, de envidia, de odio etc.

La palabra mal dicha o mal entendida puede perjudicarnos y perjudicar a los dem?. Por eso es que hay que aprender a usar bien esta importante herramienta de comunicaci?.

Adem?, la palabra es el elemento principal en nuestro proceso de razonamiento.

Con la palabra es que analizamos, conceptualizamos y argumentamos.

Los conocimientos humanos se trasmiten a trav? de la palabra escrita u oral.

La riqueza m? grande de la humanidad no son las ciudades, las empresas, la tecnolog?. Son los conocimientos, y estos est? contenidos en palabras.

Gracias a los conocimientos hemos logrado todo lo anterior. Pero m? all?de eso hemos alcanzado algo mucho m? valioso; hemos podido conocer la naturaleza, la creaci? y a nosotros mismos.

Es por eso que es muy necesario que la palabra sea un veh?ulo de INFORMACI? REAL. Para que podamos construir conceptos reales, ideas claras de la vida y de las cosas.

?QU?ES INFORMACI? REAL?

La informaci? real es el resultado de un proceso de investigaci? muy cuidadoso.

Actualmente somos conscientes que la informaci? debe atravesar por un proceso de confrontaci?, de comparaci?, de descalificaci? de hip?esis, etc. para que podamos usarla como informaci? real en nuestro proceso de razonamiento.

Esta es la clave en un buen proceso de razonamiento: LA INFORMACI? REAL, O, conocimiento cient?ico.

Si usamos informaci? falsa en nuestro proceso de razonamiento el resultado ser?un concepto falso. Pero no seremos conscientes de este error hasta darnos cuenta que usamos informaci? falsa en nuestro proceso de razonamiento.

Por eso los antiguos no pudieron tener un concepto real sobre la forma de la tierra, porque no contaban con suficiente informaci? real para procesarla y obtener un concepto real.

Afortunadamente hoy d? contamos con much?ima informaci? real. Esta informaci? fue acumulada a trav? del tiempo y esta condensada en los libros cient?icos, hist?icos, enciclopedias etc.

Siempre que nos surja una inquietud debemos buscar la informaci? real para resolverla. Dejemos la mala costumbre de hacer suposiciones y sentarlas como verdades, porque eso perjudica nuestra estructura y edificaci? intelectual.

En la antig?dad los seres humanos no contaban con tanta informaci? real como con la que contamos hoy, por lo tanto la mayor? de los resultados de sus procesos de razonamiento eran equivocados.

?C?O SE PRODUCE LA INFORMACI? FALSA?

La informaci? falsa tiene varios or?enes:

  • La suposici?.

  • La creatividad.

  • La investigaci? emp?ica.

  • La autosugesti?.

  • La sugesti? inducida.

  • Las psicopatolog?s.

  • Las drogas.

  • La suposici? es el mecanismo m? ?il para darle respuesta a un interrogante.

Por lo regular esa respuesta siempre es equivocada.

Un ejemplo muy claro de suposici? lo tenemos con Nicol? Cop?nico.

Cop?nico demostr?a trav? del estudio y de la investigaci?, que nuestro peque? planeta gira alrededor del sol. Pero en cambio, cometi?el error de suponer que nuestro sol era el centro del universo.

La suposici? es apenas un posible conocimiento que debe ser comprobado.

En los colegios y universidades nos ense?n con conocimientos reales, no con suposiciones.

Lamentablemente los humanos antiguos solo contaban con este mecanismo mental para darle respuesta a sus inquietudes y eso produjo mucha informaci? falsa.

Los antiguos seres humanos se sorprend?n y maravillaban ante la naturaleza y sus fen?enos: la lluvia, las tormentas, las erupciones volc?icas, los terremotos, los eclipses etc. pero no pod?n comprender nada por falta de informaci? real. Entonces no tuvieron m? alternativa que suponer.

As?fue que supusieron que todas esas cosas eran manifestaciones de seres muy superiores a ellos a quienes llamaron dioses.

As?fue que surgieron, de estas suposiciones, tambi? los seres malignos a quienes les atribuyeron las injusticias, la maldad, las enfermedades etc.

As?fue que supusieron que el mar era un abismo lleno de monstruos, dioses, esp?itus y otras fantas?s. Supusieron que las plagas y enfermedades eran castigo de esos dioses.

Y con toda esa informaci? falsa que produce la suposici? era que hac?n su proceso de razonamiento. Era normal que sus conocimientos de la vida y de las cosas fueran equivocados.

Pero a?, hoy d?, muchos seres humanos en este peque? planeta contin?n usando la suposici? para darle respuesta a sus inquietudes, a pesar de contar con tanta informaci? real disponible, porque es m? f?il suponer que investigar, que estudiar.

  • La creatividad es otra de las causas de informaci? falsa.

Antiguamente era com? que alguien inventara historias extraordinarias en las que involucraba entidades extra?s, divinas o mal?icas, con los cuales hab? interactuado. Los ?hechos? eran narrados de una manera muy expresiva y cautivadora y esto manten? la atenci? de la audiencia. De esta manera el creativo se convert? en una persona importante dentro de la comunidad, y la ?historia? contada por ? se convert? en parte de la cultura de dicha comunidad.

Las mitolog?s son el resultado de esa gran capacidad creativa de los seres humanos.

Hoy d? nos es f?il distinguir entre el mito y la realidad gracias a la informaci? real. No as?en la antig?dad. Pero lamentablemente hoy d? a? hay personas que no usan la informaci? real para razonar y simplemente CREEN en esas mitolog?s y hasta las convierten en parte de sus vidas. Ese es el caso de los esot?icos.

?Porque es m? f?il creer que investigar!

B?icamente, de las suposiciones y la creatividad fue que empezaron a surgir las creencias, las religiones y las supersticiones.

As?fue que se crearon todas esas ideas de dioses, demonios, ?geles, infiernos, para?os, salvaciones eternas.

Las ideolog?s religiosas que a? nos gobiernan tienen su fuerza en la debilidad de la creencia humana.

Las amenazas y prohibiciones que estas ideolog?s incluyen en sus argumentos son prueba de su debilidad. Sus fundamentos apoyados en informaci? falsa no resisten un an?isis cient?ico, toda su estructura se derrumbar? ante las evidencias. Por eso les proh?en a sus CREYENTES dudar de sus argumentos y confiar en la ciencia.

Los seres humanos no fuimos hechos para CREER, fuimos hechos para adquirir conocimientos a trav? del buen uso de nuestras capacidades.

  • La investigaci? emp?ica tambi? fue un medio a trav? del cual se produjo mucha informaci? falsa.

La ciencia ha corregido muchos conocimientos equivocados producidos por la investigaci? emp?ica.

Hoy d? contamos con buena tecnolog? para hacer nuestras investigaciones y a? as?se pueden cometer errores. M? grave, a?, fueron los errores cometidos en la antig?dad cuando solo se utilizaban los sentidos para investigar.

As?fue que se crey?que las ranas y los sapos eran producidos por el lodo. Y que las ratas y otras plagas eran producidas por la basura y las sobras de comida.

La informaci? falsa sobre la tierra plana tambi? fue fruto de la investigaci? emp?ica. Antiguamente los humanos percibieron la tierra, desde los altos montes, como un c?culo que siempre terminaba en el mar. Entonces imaginaron que la tierra era plana, con sus relieves monta?sos, y circular, y que el mar la rodeaba. A? existen mapas antiguos que muestran este concepto equivocado.

Incluso se cometieron injusticias por razonar basados en esas informaciones.

A Galileo lo condenaron a prisi? en su propia casa y le prohibieron investigar y escribir sus descubrimientos.

La falta que cometi?Galileo, seg? sus jueces, fue que comprob? a trav? de un telescopio inventado por ?, que la tierra es redonda y gira en el espacio dando vueltas alrededor del sol. Pero las autoridades eclesi?ticas le contradijeron sus afirmaciones con una informaci? falsa, entre muchas contenida en la Biblia, que dice que la tierra no se mueve: Salmo 104:5.

La astrolog? tambi? es producto de la investigaci? emp?ica.

En la antig?dad algunos humanos observaron noche a noche las estrellas y notaron que se desplazaban poco a poco por el cielo, a cada grupo de estrellas le asignaban un nombre, seg? les parec?; g?inis, c?cer, leo, etc. pero en general les llamaron constelaciones.

Tambi? observaron que ciertas estrellas (planetas) se desplazaban entre las constelaciones y sobre esto predec?n eventos en la tierra. Entonces fue que aparecieron los astr?ogos como especialistas o magos en estas predicciones.

A esta creencia despu? se le fue agregado poco a poco m? informaci? falsa como; los elementos; aire, agua, tierra, fuego, los perfumes, la piedra preciosa seg? el signo, etc.

Luego la astronom? demostr?que todo eso era falso. Pero a? as?los astr?ogos se acomodaron a los descubrimientos cient?icos para continuar explotando a tanto iluso creyente que a? existe en este peque? planeta.

  • La autosugesti?. Una persona puede sugestionarse hasta creer percibir lo que en realidad no existe.

Las fobias: rechazo intenso hacia alguna situaci? o cosa, temor o p?ico infundado. Son causa de la autosugesti?.

El psicosomatismo: afecci? de la mente sobre el organismo. Es causado por la autosugesti?. Una persona se puede enfermar con solo pensar en un compromiso dif?il para ella, o por un temor infundado.

El optimismo y el pesimismo son actitudes causadas por la autosugesti?.

La causa de la autosugesti? puede ser ex?ena; experiencia agradable o desagradable que impresiona y afecta el subconsciente. O end?ena; creada por el mismo individuo a trav? de sus propios razonamientos. De tal manera que la persona se concentra en un temor, u otro sentimiento, hasta producir la sugesti? y creer que lo experimento en realidad. De la misma forma sucede con las ilusiones.

Estas experiencias psicol?icas se conocen como PSICOSIS.

Los seres humanos antiguos desconoc?n el poder de la mente y cre?n que sus visiones y alucinaciones eran reales. Esto produjo mucha informaci? falsa.

  • La sugesti? inducida tambi? es fuente de falsa informaci?.

La sugesti? inducida puede aplicarse a un individuo o a un grupo de personas.

Un inductor puede sugestionar a muchas personas que ingenuamente conf?n y esperan de ? una orientaci?. Es l?ico que los que acuden por orientaci? son personas de poca capacidad reflexiva e inseguras. Por lo tanto le queda f?il al inductor manejar las mentes y los sentimientos de esas personas a su antojo. Solo tiene que tener un argumento bien organizado y desarrollarlo debidamente, para que su auditorio lo apruebe (por m? falso que sea lo que ense?) y finalmente quede satisfecho y convencido de haber recibido una buena orientaci?.

El prejuicio cognitivo es una sugesti? en la que el inductor prepara a un individuo o a un grupo de personas con mucha informaci? para que perciban, o no, lo que ? trata de inducirles.

La sugesti? inducida tambi? funciona a distancia.

No es necesario que el inductor este presente, este puede estar en otro pa? o incluso no existir ya, pero a trav? de sus grabaciones o escritos puede continuar induciendo sus argumentos en personas de poca capacidad reflexiva e inseguras.

As?es que han logrado muchos, desde la antig?dad, inducir sus argumentos en individuos de nuestro tiempo. Las religiones son uno de esos ejemplos.

Ideolog?s antiguas, religiones, creencias y supersticiones, a? encuentran mentes d?iles para inducir sus argumentos. Porque para esas personas es m? f?il creer que investigar.

LA HIPNOSIS. A trav? de la hipnosis se puede hacer ver y sentir a un individuo, o a un grupo de personas, lo que en realidad no existe.

Este medio es muy utilizado en actos de sal? y teatros.

Es muy curioso y admirable lo que puede hacer el hipnotizador con sus voluntarios.

Pero tambi? es usado este medio, sin que la gente sea consciente de ello, en actos religiosos o de otras creencias, en donde el inductor hace que sus voluntarios se desvanezcan ante un leve toque de sus manos, o se sientan pose?os por esp?itus divinos o malignos.

La causa de este efecto no es el poder del inductor si no la debilidad mental de los creyentes.

Estas experiencias pueden dejar leves o profundos traumas.

La sugesti? inducida es muy usada por l?eres religiosos para crear ante sus creyentes una aureola personal de poder divino y lograr de esta manera que sus argumentos sean m? f?ilmente aceptados.

Tambi? se usa, como poder de sugesti? o de inducci? de un argumento, el tono de la voz, las vestimentas, los rituales, utensilios ?sagrados?, cantos, im?enes, pinturas, esplendor y arquitectura etc. Todo lo que pueda impresionar al creyente y sugestionarlo para facilitar la aceptaci? o imposici? de un argumento que por lo regular est?lleno de falsa informaci?.

  • Las psicopatolog?s (enfermedades mentales) tambi? producen falsa informaci?.

Las alteraciones de la mente (psicosis) producen fen?enos que la persona puede interpretas como vivencias, como experiencias reales.

En las religiones y creencias encontramos muchos individuos, con estas alteraciones mentales, que dicen haber tenido encuentros con divinidades y haber sido enviados para dar un mensaje a la humanidad. Y los creyentes, que son muchos en este peque? planeta, aceptan esos argumentos y hacen todo lo que estos personajes les ordenen.

Este es un ejemplo muy com? de la forma como se produce falsa informaci? a causa de las psicopatolog?s.

Las alteraciones mentales se dan por causa de alg? problema org?ico, por ingesti? accidental o voluntaria de sustancias toxicas, por abstinencias que causan debilidad mental y org?ica, por desorden intelectual causado por mezcla de informaciones falsas de distintas ideolog?s. Por ejemplo: mezclar informaci? religiosa con informaci? esot?ica y con supersticiones. Esto causa indigesti? intelectual.

Tambi? el pensamiento fijo, obsesivo, sobre una idea o argumento puede llevar al desquiciamiento.

La psicosis, o locura como popularmente se conoce, muchas veces no se nota en las personas que la padecen. El psic?ata aparentemente es normal hasta que manifiesta su desequilibrio mental. Solo el psic?ogo y el psiquiatra pueden reconocer la enfermedad mental en estos individuos. Incluso el mismo paciente es inconsciente de su enfermedad mental.

Hitler, por ejemplo era una persona normal en sus relaciones interpersonales, ninguno de sus seguidores noto su desequilibrio mental. Solo fue hasta que sus acciones mostraron su pensamiento obsesivo y su sadismo que se consider?que estaba loco.

Los fan?icos religiosos son enfermos mentales. Sus acciones e intolerancia hacia las otras ideolog?s religiosas lo demuestran.

La abundancia de informaci? falsa y carencia de conocimiento real (raquitismo intelectual) son la causa de este comportamiento obsesivo.

Los fan?icos pol?icos y los deportivos tambi? sufren esta enfermedad.

Por eso hay que alimentar la mente con INFORMACI? REAL para poder mantener el equilibrio mental.

  • Las drogas alucin?enas. Tambi? producen falsa informaci?, porque el individuo en sus alucinaciones cree ver y o? cosas que en su tiempo real no est? sucediendo. Si el adicto no es consciente de que esas experiencias son producidas por la droga se enga?ra a s?mismo, y enga?ra a otras personas a quienes les trasmitir?sus ?experiencias? como vivencias reales.

La suposici?, la creatividad, la investigaci? emp?ica y los dem? problemas mentales conocidos, son la causa de tanta informaci? falsa. Y las ideolog?s religiosas, creencias y supersticiones fueron construidas sobre toda esa falsa informaci?.

FUNCIONAMIENTO INTEGRAL HUMANO

Nuestra formaci? empieza en el vientre de la madre, en el mismo momento que se unen el ovulo con el espermatozoide, cada uno con veintitr? cromosomas en donde est?guardada la informaci? gen?ica de nuestras caracter?ticas: el color de la piel, el pelo, la cabeza, los sentidos, el cerebro, los brazos, piernas, ?ganos reproductivos, sistema nervioso, sistema circulatorio, m?culos, esqueleto etc.

Pero eso es solo la parte f?ica de nuestro ser, porque dentro de esa materia hay algo m? que ?ganos, nervios, m?culos y huesos. Hay MENTE. Hay SENTIMIENTOS. Hay EMOCIONES.

Y eso es lo que en esencia somos los seres humanos:

MENTE. SENTIMIENTOS. EMOCIONES.

La MENTE (nosotros) es el lugar en donde se recoge la informaci? que captamos del medio en que vivimos. Esa informaci? sirve para orientarnos en la vida, para razonar, para toma determinaciones, etc.

Los SENTIMIENTOS son los que mantiene en equilibrio nuestro ser, lo que nos mueve, lo que nos frena, lo que nos impulsa. Realmente somos seres sentimentales tratando de mantenernos en equilibrio.

Entre los sentimientos y la mente hay interacci? permanente.

Hay unos sentimientos b?icos que son los que nos impulsan o nos frenan o nos mantienen en armon?.

Como la aguja de un balanz? que su punto de equilibrio es el centro, este punto, lo marcamos como positivo. Y los dos extremos son puntos negativos, pero contrario el uno del otro.

En el centro tenemos la armon?, el equilibrio personal. En un extremo tenemos la rabia, la ira, la osad?. Y en el otro extremo tenemos el miedo, la tristeza, la inseguridad personal. Estos son los sentimientos que nos sirven de ejemplo para nuestro an?isis.

La RABIA es un sentimiento natural de defensa. Pero en los seres humanos ese sentimiento puede convertirse en odio profundo, en rencor, a causa de nuestros propios pensamientos.

El MIEDO es un sentimiento natural que nos mantiene en alerta ante el peligro. Pero nosotros podemos convertirlo en profundos temores, en fobias a trav? de nuestros pensamientos.

La TRISTEZA es un sentimiento natural de des?imo causado por la enfermedad, la vejez o la incapacidad, tambi? por perdida de la libertad. Pero los seres humanos podemos convertir este sentimiento en autocompasi?, en frustraci?, en profundo sentimiento de culpa a trav? de nuestros pensamientos. La tristeza profunda o depresi? puede conducirnos al suicidio.

La ARMON? es un estado sentimental de seguridad. Y este es proporcionado por la comprensi?.

La armon? no es un estado sentimental r?ido. Los sentimientos son flexibles. La armon? puede perderse por momentos, pero si la persona controla sus pensamientos controlar?tambi? sus sentimientos. La clave es: comprender la situaci?. .

Las personas armoniosas tambi? sienten miedo, rabia, tristeza, pero recuperan su equilibrio gracias a su pensamiento positivo, gracias a la comprensi?.

?Problema comprendido es problema solucionado!

Esto ya lo vimos en el tema de los conocimientos. Pero vamos a recordarlo.

La soluci? de los problemas radica en la compresi? de los mismos. Y la comprensi? es gracias a los conocimientos.

La f?mula es:

CONOCIMIENTO = COMPRENSI? = SOLUCI?.

Es oportuno saber que la armon? humana no debe estar atada a ninguna disciplina esot?ica o religiosa.

?La armon? personal es fruto de la libertad!

Nuestro equilibrio sentimental no depende solo de nuestros pensamientos, tambi? depende de lo externo.

Nuestros pensamientos son como la corriente de un rio que pasa permanentemente. Pero nosotros podemos cambiar esa corriente de pensamientos, si son negativos y nos produce desequilibrio sentimental.

Si tomamos conciencia de nuestros pensamientos podemos controlarlos y controlar a la vez nuestros sentimientos.

Hay veces que nuestros pensamientos son como remolinos que no cambian de lugar. Estos son pensamientos obsesivos y pueden afectarnos profundamente...

Debemos procurar salir de esos remolinos, o pensamientos obsesivos, y cambiarlos por pensamientos positivos.

As?como ejercitamos nuestros m?culos tambi? podemos ejercitar nuestra mente, cambiando a voluntad nuestros pensamientos.

Las EMOCIONES son reflejo de nuestros sentimientos.

La risa, el llanto, la calma, la ira, el miedo, etc. son estados emocionales.

Ya sabemos que nuestro cuerpo est? compuesto de ?omos, y los ?omos son energ?. Nuestro cuerpo es un campo de energ? que es afectado negativa o positivamente por nuestros pensamientos.

Como un pez en un lago; el lago podemos compararlo con nuestro cuerpo y el pez con nuestro sentimiento. Si el pez se agita violentamente su movimiento se reflejar?en la superficie del lago. Y si algo cae en el lago el pez se ver?afectado, se pondr?en alerta o se intimidara.

De esta manera nosotros tambi? somos sentimentalmente afectados por el ambiente externo: un ruido, un golpe, una palabra, un gesto, una actitud puede afectarnos.

Cada ser humano es afectado por el ambiente natural y por las dem? personas. Y cada ser humano tambi? afecta a los dem? a trav? de sus palabras, gestos y actitudes.

?Recordemos que sentimiento y mente interact?n!

Nuestro estado sentimental, negativo o positivo, tambi? nos afecta mental, emocional y sentimentalmente. Es un funcionamiento integral, como un c?culo cerrado de energ? positiva o negativa.

?C?o podemos detener o controlar este circuito si nos es perjudicial?

CONTROLANDO NUESTROS PENSAMIENTOS.

En el campo emocional entran en juego sustancias producidas por el mismo organismo. Sin estas sustancias producidas por las gl?dulas no hay emociones.

?Entonces, c?o funciona integralmente el ser humano?

Toda la informaci? que captamos a trav? de los sentidos se procesa y produce ideas, conceptos. Y basados en esos conceptos es que juzgamos. Y as?como juzgamos as?mismo nos sentimos y actuamos.

Si juzgamos algo como malo nos sentimos mal. Si juzgamos algo como bueno nos sentimos bien.

Nuestro estado mental depende de nuestro estado intelectual, de la cantidad y la calidad de los conocimientos almacenados en nuestro cerebro.

?Para mejorar nuestro estado mental hay que mejorar nuestro estado intelectual!

Por eso es que son tan diferentes los estados mentales entre los humanos, porque todos no tenemos el mismo estado intelectual, no tenemos la misma cantidad y calidad de conocimientos.

Por eso, lo que es bueno para unos es malo para otros. Porque todos no juzgamos, no razonamos, basados en los mismos conocimientos.

?Entonces, nuestro estado mental va de acuerdo a nuestro estado intelectual!

Nuestro estado sentimental es afectado por nuestro estado mental.

Y nuestro estado emocional es un reflejo de nuestro estado sentimental.

La risa es una emoci?. Es un reflejo un estado sentimental de alegr?.

La ira es una emoci?. Es un reflejo de un estado sentimental de enojo, de rabia.

El llanto es una emoci?. Que puede ser un reflejo de un estado sentimental de tristeza, o de rabia, o de alegr?.

?Todo est?en nuestra mente!

NUESTRA ESENCIA

?Qu?es conciencia?

Conciencia es conocimiento, comprensi?.

Se dice que somos conscientes de algo cuando tenemos conocimiento de ello, cuando lo comprendemos.

Todos los seres humanos somos conciencias dormidas cuando nacemos, porque no tenemos conocimiento de nada, por lo tanto no comprendemos nada. Comprensi? y conciencia es lo mismo.

Poco a poco vamos tomando conciencia de las cosas a trav? de los conocimientos que nos dan o que nosotros mismos vamos adquiriendo.

No todos los conocimientos sirven para despertar conciencia.

La mayor? de los conocimientos que adquirimos sirven para tomar conciencia del sistema en que vivimos; para trabajar, para estudiar, para relacionarnos con los dem?, etc. Pero a? as?continuamos dormidos en nuestra conciencia. Porque para despertar conciencia necesitamos comprender que somos, cual es nuestra verdadera identidad, cual es el verdadero sentido de nuestra existencia.

Podemos vivir inconscientes sin saber que somos, sin saber cu? es el verdadero sentido de nuestra existencia, pero ser? una vida sin sentido.

La mayor? de los seres humanos que habitamos este peque? planeta a? son conciencias dormidas, viven inconscientes entre los quehaceres diarios, en la rutina, buscando la felicidad sin saber que es.

Algunos tratan de despertar, de comprender, pero no saben c?o.

Muchos en esta b?queda caen en las redes de las ideolog?s religiosas o en creencias y supersticiones.

?Qu?somos entonces?

SOMOS CONCIENCIAS.

Somos conciencias dormidas cuando no sabemos que somos, cuando no comprendemos nada. O conciencias despiertas cuando ya comprendemos.

Pero para comprender tenemos que edificar en nuestra mente con conocimiento real, con LA VERDAD.

?QU?ES LA VERDAD?

La verdad es una idea clara de las cosas construida en nuestra mente con informaci? real.

Nunca podremos encontrar la verdad absoluta, pero si partes de ella, las que m? nos interesen.

La verdad es tan amplia y profunda como el universo, como la creaci?. Todo contiene informaci? y est?a nuestra disposici?.

Podemos alcanzar mucho de la verdad si usamos bien nuestras capacidades.

Por el momento debemos sentirnos satisfechos por encontrar la verdad de lo que somos, de lo que es la vida y del sentido verdadero de nuestra existencia.

Los seres humanos hemos recopilado, a trav? de la historia, mucha informaci? real en las diferentes ?eas del conocimiento: matem?ica, biolog?, historia, astronom?, qu?ica, f?ica, psicolog? etc. con lo que podemos construir conceptos reales en nuestra mente. Solo tenemos que usar bien nuestras capacidades y poner voluntad para adquirir esa informaci?.

Si queremos tener la verdad sobre algo solo debemos estudiar, investigar, buscar la informaci? real correspondiente. Eso es lo que debemos hacer en adelante para edificar poco a poco la verdad en nuestra mente.

Ya sabemos que las suposiciones y las especulaciones son negativas para nuestra estructura y edificaci? intelectual.

La verdad es relativa en los seres humanos, porque depende de la cantidad y calidad de informaci? que la persona adquiera.

Es equivocado decir que cada persona tiene la verdad.

Lo que cada persona tiene es un concepto personal de las cosas y ese concepto puede ser falso o real, de acuerdo a la verdad.

No hay dos verdades como respuesta para un interrogante.

?La verdad es una sola!

Tomemos como ejemplo el origen del ser humano sobre el cual hay dos versiones: la versi? religiosa y la versi? cient?ica.

La versi? religiosa dice que el origen del ser humano fue a partir de la creaci? de Ad?.

La versi? cient?ica dice que fue por evoluci? y aporta pruebas.

?Cu? es la verdad? La verdad es una sola, la informaci? real nos da la respuesta verdadera.

Algunas personas, que no saben manejar sus capacidades, dicen que la verdad no existe, que la verdad es seg? del lado que se miren las cosas, y ponen como ejemplo la torre de Pisa, dicen que la torre esta inclinada hacia la derecha si se mira por un lado, pero si se mira del otro lado se ver?inclinada hacia la izquierda. Pero los que no saben, los que usan este ejemplo para desvirtuar la verdad, es que la torre de Pisa no est? inclinada ni hacia la izquierda ni hacia la derecha. La torre de Pisa esta inclinada hacia un punto cardinal y esa es la verdad.

Es un error tambi? decir que todos los interrogantes humanos est? resueltos.

Todos los interrogantes humanos tienen una respuesta verdadera, pero a? no se han encontrado todas las respuestas.

Por el momento tenemos que dejar muchos interrogantes PENDIENTES hasta que consigamos suficiente informaci? real para resolverlos. Por ejemplo, uno de los interrogantes que debemos dejar PENDIENTE es el de la reencarnaci?. No podemos decir que la reencarnaci? existe porque no tenemos suficiente informaci? real que lo compruebe, toda informaci? sobre este tema es mera especulaci?. Ni tampoco podemos decir que no existe, porque no hay suficiente informaci? real para aseverarlo.

Por el momento el tema de la reencarnaci? contin? siendo solo una creencia antigua y no un conocimiento.

?CU?ES SON LOS OBST?ULOS PARA ALCANZAR LA VERDAD?

Los seres humanos tenemos la capacidad mental necesaria para alcanzar la verdad y contamos hoy d? con mucha informaci? real disponible.

Pero adem? de nuestra capacidad mental y de informaci? real disponible tambi? necesitamos ayudas, como la tecnolog?, los instrumentos. Por ejemplo, el microscopio. Sin el microscopio nunca hubi?amos podido ver la vida micro org?ica.

Este instrumento sirvi?para encontrar la verdad sobre las pestes y las enfermedades, que antiguamente se cre? eran castigos divinos o posesiones demoniacas.

No tener los medios tecnol?icos apropiados para investigar y encontrar la verdad es uno de los obst?ulos.

Pero hay un obst?ulo m? grande a? que nos impide investigar, ese obst?ulo es: LA CONTAMINACI? MENTAL POR IDEOLOG?S, y por la actitud conformista e indiferente hacia la verdad.

Es muy com? o? decir a algunas personas que no les interesa buscar la verdad, que est? conformes con su religi? y sus creencias, y que hasta su muerte seguir? pensando igual.

Y eso es v?ido dentro del principio de la libertad individual. Pero es un obst?ulo grande para alcanzar la verdad y para vivir en la realidad.

Los idealistas est? mentalmente condicionados a sus ideolog?s, siempre est? buscando una relaci? de los hechos con sus creencias, con su religi?. Su mayor af? es demostrar que no est? equivocados.

Muchas de estas personas quedan dependiendo de ritos, de misas, de cultos, de rezos, de ba?s de suerte, de talismanes, de astrolog?s, de numerolog?s, de meditaciones trascendentales, etc.

Y esos son los obst?ulos m? grandes que tenemos para alcanzar la verdad. Porque, ?C?o queremos ver la vida y las cosas realmente como son si tenemos la mente empa?da con misterios y fantas?s?

Para construir un edificio nuevo, donde hay una vieja edificaci?, primero hay que derrumbar la edificaci? vieja y despu? limpiar el lote.

Para edificar la verdad en una mente llena de creencias religiosas o de supersticiones, primero hay que derrumbar esas ideolog?s y dejarla bien limpia...

?C?o hacemos para derrumbar y limpiar nuestra mente de esas viejas ideolog?s?

Cuestion?dolas, someti?dolas a investigaci?, buscando informaci? real para destruir la informaci? falsa sobre las que se fundamentaron.

Hay que tomar una actitud positiva, de confianza en s?mismo, sobre nuestras capacidades. Confiar en nuestras capacidades es confiar en nuestro Creador que es quien nos las hizo y nos las sostiene mientras nosotros las usamos.

?La humildad es la actitud m? positiva para alcanzar la verdad!

Confiar en nuestras capacidades es un acto de humildad.

El miedo y la soberbia son obst?ulos para encontrar la verdad.

Las personas inseguras, miedosas, no se atreven a buscar la verdad por temor a lo que puedan encontrar. Y el soberbio es indiferente ante ella.

El soberbio cree que la verdad son sus conceptos personales, por lo tanto no tiene que buscarla

?Solo las personas humildes no le temen a la verdad ni la menosprecian!

?C?O SE CONSTRUYE LA VERDAD EN NUESTRA MENTE?

?La verdad en nuestra mente se construye como una casa!

Una casa se construye empezando por la base. Luego se coloca poco a poco, sobre la base m? material hasta terminarla.

Para construir la verdad en nuestra mente tambi? es necesario colocar una base, un conocimiento fundamental. Y sobre ese conocimiento se van colocando m? conocimientos hasta construir un concepto real, una verdad.

Ese conocimiento fundamental es: EL CONCEPTO REAL DE EL CREADOR.

El concepto real de EL CREADOR es el ingrediente principal en todo conocimiento porque ? es la esencia de todo.

La verdad no se puede construir sobre un concepto equivocado de lo que es EL CREADOR porque todo lo que se construye sobre una base falsa al final se derrumba.

Muchos seres humanos, en este peque? planeta tienen gran cantidad de informaci? real en sus mentes, pero no comprenden la vida ni conocen su verdadera identidad ni saben cu? es su verdadero sentido de su existencia, porque carecen de un concepto claro de lo que es El Creador.

A estas personas les sucede como a aquel que acumulo muchos materiales en su lote para construir su casa pero nunca puso los cimientos. Al final muri?y el material acumulado para nada sirvi?

No es la cantidad de informaci? real lo que nos despierta la conciencia, lo que permite la comprensi? real de las cosas. Es el orden que le damos a esa informaci? sobre el conocimiento real de lo que es EL CREADOR.

Es b?ico pues, para construir la verdad en nuestra mente, tener un concepto real sobre lo que es EL CREADOR.

?C?O ES REALMENTE NUESTRO PADRE CREADOR?

As? como no podemos conocer plenamente a nuestros semejantes porque sus sentimientos y pensamientos m? profundos rara vez son expresados, as?tampoco podemos llegar a conocer plenamente a Nuestro Padre Creador. Podemos conocer sus obras y su forma de crear a trav? de sus leyes naturales. .

? est?siempre ante nuestros ojos, en la naturaleza, en nosotros mismos, Pero si no tenemos un concepto claro de su ser jam? lo podremos reconocer.

Hay un concepto real y hay un concepto falso de EL CREADOR.

El concepto falso es el que trasmite la religi? a trav? de sus ense?nzas e imposiciones.

Desde hace muchos siglos la religi? nos ha ense?do un dios castigador y premiador, un dios que promete una vida eterna para los que obedezcan sus mandatos y un castigo igualmente eterno para los que no. Esta vida eterna ser?siempre a su lado y ador?dolo por siempre, o a cambio recibiremos un castigo eterno lejos de su presencia en un ligar infernal.

Esa es la idea falsa de Dios que nos lleg?a trav? del cristianismo. Pero, l?icamente, no es el concepto real de lo que es Dios, Nuestro Padre Creador.

Como ya sabemos, esos conceptos antiguos fueron elaborados a base de suposici?, a base de imaginaci?, de creatividad, de especulaci?.

Hoy d? podemos tener un concepto real de El Creador porque ya contamos con mucha informaci? cient?ica.

Para alcanzar un concepto real sobre El Creador debemos estudiar el cosmos, la naturaleza, etc.

?C?o se form?el universo?

Existen varias teor?s sobre la formaci? del universo, pero la m? aceptada cient?icamente es la del Big Bang, porque a? se percibe, a trav? de instrumentos especiales, el sonido de esa primera explosi? de donde surgieron las estrellas, los planetas, las galaxias, etc.

Pero a? existe un interrogante ?de d?de surgi?esa energ? primaria? Todav? no tenemos la respuesta. Lo que s?sabemos es que esa energ? es mutable, es transformable y que todo el universo est?formado o construida por ella.

Esa energ? b?ica, de toda la materia, est?compuesta de ?OMOS.

Los ?omos sienten, reaccionan, entre ellos se atraen o se repelen. Los ?omos se unen para formar elementos moleculares que de igual forma reaccionen ante otras mol?ulas, en qu?ica podemos constatar esto, el agua reacciona a las temperaturas congel?dose o convirti?dose en vapor. Y con algunos elementos como las grasas es dif?il mezclarla.

Esta conciencia de la energ? se refleja m? en los compuestos vivos; como las plantas, los animales, etc. Hay plantas que sienten, que reaccionan al tacto, como la dormidera o las plantas carn?oras.

En los animales, e igualmente en los seres humanos, tambi? se manifiestan esos sentimientos, esa conciencia org?ica que esta fuera de nuestro control. Ella, la gran conciencia natural, controla todo el proceso evolutivo de nuestro organismo, desde su formaci? hasta su desintegraci?, hasta la muerte.

Esa GRAN CONCIENCIA NATURAL, manifestada en toda la creaci?, es la creadora del universo y es lo que nosotros llamamos: DIOS.

El Creador es la gran conciencia creadora, su forma f?ica es la energ?, es la materia. Todo el universo no es m? que su manifestaci?: ? es agua, ? es aire, ? es tierra, ? es sol, ? es planta, ? es sangre, ? es piel, ? es hueso, ? es ?gano, ? es organismos. Nuestro cuerpo no es m? que una forma que ? cre?para que nosotros pudi?amos existir en ?, y descubrirnos y descubrir su grandeza.

A este concepto de Dios antiguamente lo llamaron PANTEISMO. La religi? cristiana lo rechazo en?gicamente porque destruye la idea de ese dios lejano que equivocadamente imaginaron. En 1584 Bruno Giordano fue torturado y quemado por los cristianos por concebir esa idea pante?ta de Dios. Una vez m? los cristianos, como con Galileo, se equivocaron.

El pante?mo ya no es mera intuici?, ya no es una idea sin fundamento. Este concepto es ahora confirmado por la ciencia avanzada.

?TODO ES DIOS!

Pero nosotros no somos Dios. Solo nuestra parte natural.

Nosotros somos CONCIENCIAS con voluntad propia en una manifestaci? de su ser.

? est?con nosotros siempre. Desde que form?nuestro cuerpo en el vientre de nuestra madre.

? todo nos lo proporciona. El produce los alimentos y el mismo los procesa en nuestro organismo. Nosotros solo tenemos que consumirlos.

? hace todos los procesos involuntarios de nuestro organismo: la digesti?, la circulaci? sangu?ea, la respiraci?, la menstruaci?, la gestaci?, la concepci?, crecimiento y transformaci? de nuestro cuerpo hasta la vejez y la muerte, las defensas contra enfermedades, la cicatrizaci?, etc.

Hay varias diferencias entre el concepto real de El Creador y el concepto religioso. Una de ellas es que en el concepto real Dios, La Conciencia Creadora, es sustento de todo lo creado, m? no es fiscalizador de las acciones humanas, no nos premia ni nos castiga. Todos nuestros problemas son resultado del poder de voluntad que ? nos concede, por lo tanto:

NO HAY PREMIOS NI CASTIGOS DIVINOS, SOLO HAY CONSECUENCIAS.

Y NADA NOS ES PROHIBIDO, PERO NO TODO NOS CONVIENE.

? no hizo t?eres, ? cre? seres bien dotados, capaces de sobrevivir por s?mismos y de resolver sus propios problemas.

Otra diferencia, entre el concepto real de El Creador y el concepto religioso, es que en el concepto real Dios no es un solucionador de problemas como la religi? lo presenta, ? es solo creador y sustento de todo. Lo dem? es consecuencia de nuestras acciones.

TODO TIENE DOS POSIBILIDADES: o resulta o no resulta, o mejora o no mejora, o se gana o se pierde, etc. Las creencias y la religi? aprovechan siempre los resultados positivos para acomodarlos a su ideolog?. Y los resultados negativos tambi? los acomodan argumentando que no era conveniente o que fue por falta de fe.

Las DOS POSIBILIDADES es el juego en caen los INCAUTOS.

En una ocasi?, a un amigo le toc?acompa?r al hospital a un familiar muy grave de salud, tomaron un taxi, y el taxista al observar la gravedad del paciente les recomend?ponerse a orar, pues ? pertenec? a un grupo cristiano. Mi amigo, en su angustiosa situaci?, or?tambi? con mucho fervor. Al llegar al hospital atendieron a su familiar por urgencia, pero sin embargo el paciente muri?

Si el paciente se hubiera salvado mi amigo hubiera cre?o que fue por haber orado, y ese ser? el testimonio que hubiera sido causa de su conversi?.

Muchos, incautamente, han ca?o en el juego de las DOS POSIBILIDADES. Y ahora est? pagando su ingenuidad en alguna ideolog?, en donde los manipulan y los explotan de por vida, en donde les ense?n solo a CREER y no a PENSAR.

Otra diferencia entre el concepto real de El Creador y el concepto religioso, es que en el concepto religioso el creyente debe dejarse someter totalmente por la religi? para poder recibir en la otra vida, como premio, una vida eterna en la presencia de Dios.

En cambio, en el concepto real de El Creador, cuando despertamos conciencia ya estamos en la presencia de ?, porque lo podemos ver por todas partes.

Podr?mos extendernos mucho m? en el an?isis de las diferencias reales y equivocadas de El Creador, pero consideramos que ha quedado muy claro el concepto real de Nuestro Padre Creador.

Ahora es necesario hacer un an?isis b?lico para saber c?o fue que se form?ese concepto equivocado de El Creador, y que a trav? del cristianismo lleg?hasta nosotros.

AN?ISIS DE LA BIBLIA

Debemos tener muy en cuenta que la Biblia es un libro hist?ico pero a la vez, entretejido en la historia, se desarrolla tambi? la ideolog? del pueblo de Israel: sus mitos, sus creencias, sus leyendas.

La historia del pueblo de israel? empieza a ser escrita en el desierto, despu? de la salida de Egipto. All?es donde Mois? empieza a escribir las normas y leyes que constituir? a Israel como naci?. Mucho antes de ese tiempo Israel era solo un peque? pueblo de pastores, no ten? un territorio propio, eran n?adas. Cana? era el territorio por donde transitaban para ir a Egipto.

Todo empieza con Abraham, el primer patriarca del pueblo Hebreo.

Abraham era Caldeo. Un d? su padre parti?con ? desde Ur de Caldea y se estableci?en una regi? cercana al territorio de Cana?. All?es donde, cuenta la leyenda, Dios le promete a Abraham que le va a entregar esas tierras a su descendencia.

Lo que acaba de conocer Abraham son las tierras m? f?tiles de la regi?, pero ya estaban habitadas.

Abraham empieza su peregrinar por las tierras de Cana? hasta llegar a Egipto. All?vivi?un tiempo, luego regresa a Cana? en donde engendra a Isaac, el segundo patriarca del pueblo Hebreo. Este engendr?a Jacob, tercer patriarca a quien, cuenta la leyenda, Dios le cambio el nombre por el de Israel. De all? es que surge el nuevo nombre del pueblo Hebreo.

Jacob engendra doce hijos que ser? los padres de las doce tribus del pueblo de Israel.

Despu? de un tiempo toda la familia de Jacob termina viviendo en Egipto, en donde finalmente mueren. Pero su descendencia continua viviendo en Egipto por mucho tiempo, hasta que Mois? los conduce hacia el desierto.

La ?oca en que estuvieron los israelitas en Egipto es la del fara? Rams? II. Pero a? no se han podido fijar fechas precisas por falta de informaci? real. La ?ica informaci? con la que contamos es la de la Biblia, pero no concuerda mucho con la producida por los descubrimientos arqueol?icos en Egipto.

Finalmente, en el desierto, los organiza como una naci? y establece en las nuevas generaciones israel?s sus creencias, su religi?, sus tradiciones y sus leyes. Todo este proceso dura aproximadamente cuarenta a?s, mientras dan vueltas por el desierto y a la vez el pueblo va creciendo en cantidad de individuos y prepar?dose para la gran conquista del territorio de Cana?.

Luego que Israel se establece en Cana?, contin? las guerras con otros pueblos, a veces ganan sus batallas, a veces las pierden y son convertidos en esclavos, pero de nuevo con el tiempo vuelven a su regi? para continuar su doloroso destino de confrontaci? con sus adversarios.

Entonces es cuando surgen de tiempo en tiempo los llamados ?profetas?, quienes los alientan para perseverar en su lucha y en sus creencias y no desobedecer las leyes escritas por Mois?, porque al final de los tiempos tendr? su recompensa.

Esta promesa, que, seg? los profetas, Dios le hace a los israel?s, es la de destruir a sus enemigos y poner a su pueblo en un para?o.

Esta promesa ser?sostenida y reforzada por todos los profetas a trav? del tiempo, como aliciente para el pueblo de Israel.

Malaqu?s, el ultimo profeta, deja adem? una expectativa abierta que hasta hoy esperan los israel?s se cumpla. Y es; la venida de un profeta que no muri?llamado El?s, y despu? de ? vendr?el salvador de Israel, el que cumplir?la promesa de destruir a sus enemigos y poner al pueblo de Israel en un para?o.

Despu? de ese ?timo profeta pasan aproximadamente quinientos a?s. Entonces es cuando aparece Jes? para tratar de hacer cumplir esa promesa, pero los israelitas no le creen y son finalmente sus disc?ulos quienes terminan creando el cristianismo y ense?ndolo y practic?dolo en pueblos extranjeros.

Esta nueva doctrina no es bien acogida por el Imperio Romano. Pero finalmente, en el a? trescientos aproximadamente es aceptada por los romanos y esparcida por toda Europa. Y desde Europa es que nos llega a Am?ica para convertirse en nuestra religi? y dominarnos y controlarnos hasta hoy d?.

Por eso debemos analizar la biblia. Porque de ella es que proviene esa ideolog? que se convirti?en un obst?ulo para la humanidad, para acceder a la verdad, al conocimiento real de las cosas.

La Biblia es una compilaci? de libros o textos escritos en ?ocas antiguas, por lo tanto, hay que tener en cuenta, que adem? de contener datos hist?icos contiene tambi? falsa informaci?: suposiciones, fantas?s, creatividad, especulaciones.

Vamos entonces a analizar la Biblia para saber c?o se construy? ese argumento fant?tico que nos impusieron como la ?VERDAD?.

Para analizar la Biblia hay que desprenderse del misticismo y del fanatismo porque estos son los elementos que utiliza el cristianismo para envolver las mentes de sus creyentes.

?Tenemos que tener una actitud mental positiva; abierta al conocimiento real, abierta a la raz?!

Lo primero que debemos hacer es pensar como pensaban antiguamente los humanos, con sus escasos conocimientos.

Antiguamente pensaban que la tierra era plana.

Los humanos antiguos observaban la tierra desde los altos montes y la ve?n como un c?culo, con llanuras y monta?s pero plana. Esto para ellos era el piso del universo, de lo poco que pod?n ver. Y pensaban que estaba firme, que no se mov?. En el libro de Job cap. 38:4-6 y en el libro de los Salmos cap.104:5 habla de la estabilidad de la tierra sobre cimientos que no la dejan mover. Recordemos que la Biblia se empez?a escribir hace aproximadamente tres mil a?s. Y en esa ?oca era imposible saber que la tierra era redonda y que flotaba en el espacio dando vueltas alrededor del sol.

En algunas biblias modernas cometen el error de reemplazar la palabra C?CULO terrestre, como originalmente se refer?n a la tierra por la palabra GLOBO terrestre. Esta es una prueba de la manipulaci? que le han hecho a los textos originales.

Antiguamente se pensaba que la tierra era un piso y estaba cubierta por un manto de nubes y estrellas. Eso es lo que cualquier humano antiguo pod? ver y creer.

Dice en la Biblia, que al principio la tierra estaba cubierta de agua, como un piso inundado y que estaba en tinieblas. (Hay que tener en cuenta que en esta narraci? la creaci? empieza al rev?, de la tierra hacia los cielos, al contrario de como realmente fue). Luego surgi?la luz de las tinieblas, entonces hubo d? y hubo noche, aunque no hab? ni sol ni luna. Despu? las aguas se separaron, unas para formar las nubes y otras para formar los r?s y los mares, entonces apareci?lo seco a lo cual llamaron tierra, y aun no hab? sol por ning? lado.

Despu? viene la creaci? de las plantas. Despu? la creaci? de los astros (n?ese que en esta narraci? el sol y la luna son creados al cuarto d? y las plantas al tercer d? sin haber sol. L?icamente que el escritor no pod? saber que las plantas necesitaban de la luz solar para poder existir). Luego la creaci? de los animales acu?icos y terrestres y las aves. Y por ?timo la creaci? del ser humano el cual fue hecho de una bola de barro y de una costilla de este la mujer.

Aqu?podemos ver la capacidad creativa de este escritor para resolver el problema del origen del ser humano.

?Es f?il ahora refutar la supuesta creaci? de Ad? y Eva!

Seg? la Biblia, la creaci? de Ad? y Eva se ubica en la ?oca en que ya se hab?n descubierto los metales, eso hace aproximadamente cuatro mil a?s (ver G?esis 4:22). Incluso ya exist? la agricultura y la domesticaci? de animales (ver G?esis 4:2).

Seg? la Biblia, Dios cre? la tierra y al ser humano hace apenas cuatro o cinco mil a?s. Pero hay registros f?iles de la existencia humana de mucho m? a?s de antig?dad, por ejemplo: el hombre de Cro-Magnon vivi?hace m? de treinta mil a?s en Europa. El hombre de Neanderthal existi?hace m? de cien mil a?s y no conocieron ni los metales ni la agricultura. En ?rica hay registros f?iles de hom?idos de hace m? de dos millones de a?s.

Con estas distancias cronol?icas tan grandes, entre los primeros seres humanos descubiertos por la ciencia y la creaci? de Ad? y Eva seg? la Biblia, queda descartado que Ad? y Eva sean los primeros seres humanos de los que se gener?la humanidad.

Adem?, las diferentes eras que se han dado en nuestro peque? planeta, desde su formaci? en el cosmos, hace aproximadamente cuatro mil quinientos a?s; azoica, paleozoica, mesozoica, cenozoica son una prueba irrefutable de la evoluci? de la vida en nuestro maravilloso planeta.

La evoluci? est? comprobada. Es el medio a trav? del cual La Gran Conciencia Creadora nos form?y creo todas las cosas. ? contin? creando, evolucionando.

En la Biblia encontramos muchas otras leyendas y fantas?s, como la del arca de No?

Dice en la Biblia que Dios le dio siete d?s a No?para que recogiera una pareja de cada especie animal que existe en la tierra (G?esis 7:2,3,4) empezando porque en esa ?oca los humanos no conoc?n la dimensi? de la tierra con todos sus mares y continentes. Solo conoc?n las regiones en donde habitaban. Y recoger una pareja de cada especie animal que existe sobre la tierra en siete d?s es cosa totalmente imposible, a? hoy d? con todo los medios con que contamos.

ES m?, esta leyenda no es original de los Israelitas. Esta leyenda es una copia de una leyenda SUMERIA en donde tambi? hablan del ed?.

En la leyenda sumeria, escrita dos mil a?s antes de que los Israelitas escribieran la del Arca de No? Gilgamhes tambi? es avisado de que va a haber una inundaci?. Este construye un Arca y entra en ella junto con sus animales. Despu? del diluvio encalla en un monte, desde all?suelta unas aves para saber si el agua ya hab? mermado.

Pr?ticamente, lo del Arca de No?es solo una copia, con algunos cambios, de la leyenda Sumeria. Incluso, en la misma leyenda se habla de que Gilgamhes viv? en el Ed? como un ser inmortal, pero una serpiente le roba la flor de la inmortalidad y ? tiene que salir del jard?..

Vemos, entonces, que tanto lo del Arca de No? como lo del Ed?, es solo una copia de la antigua leyenda Sumeria. Pero, ?c?o lleg?esta leyenda hasta los Israelitas?. Muy f?il. Abraham vivi?en UR. Una ciudad de la antigua regi? Sumeria. Por lo tanto, deb? conocer la leyenda. La cual transmiti?a sus descendientes, y estos, a su vez, hicieron lo mismo.

La Biblia est? llena de imaginaciones, de gran creatividad y de especulaciones: la leyenda de la torre de Babel, una persona que se convierte en estatua de sal, resurrecci? de humanos, mares que se abren milagrosamente dejando un camino para pasar, animales que hablan, etc. Pero la especulaci? que m? contradicci? presenta a las leyes naturales, la encontramos en el libro de Isa?s.

Dice Isa?s que el logr?que la sombra del reloj de sol retrocediera diez grados (Isa?s 38:8).Naturalmente que Isa?s ignoraba que es la tierra la que se mueve y no el sol. Entonces, para que eso hubiera podido suceder, la tierra habr? tenido que parar su rotaci?, haberse devuelto un poco, parar de nuevo y volver a rotar normalmente. Cosa que, l?icamente, sabemos es imposible.

Otra historia fant?tica de la Biblia es la de Mois? y Yahveh.

Dice en el libro del ?odo que Yahveh libert? por medio de Mois?, al pueblo Hebreo de la esclavitud de Egipto. Luego los condujo al desierto en donde los tuvo aproximadamente cuarenta a?s. Todo este tiempo lo emple?Mois? para inculcar en el pueblo Hebreo, sobre todo en las nuevas generaciones, las nuevas costumbres, fiestas, cultos y leyes.

Claro que esas leyes eran solo prohibiciones: no hurtar, no fornicar, no matar, no desear la mujer del pr?imo etc.

Algo curioso es la contradicci? que hace Yahveh sobre sus propias leyes. Porque uno de sus mandamientos principales era: NO MATAR. Sin embargo Yahveh manda a matar a las hechiceras, a los que se unieran con bestias, a los que hicieran sacrificios a otros dioses, etc. (?odo 22:17-19)

Yahveh tambi? mato muchos israelitas en el desierto (N?eros 17:9,10-14) lo cual es verdaderamente contradictorio. No matar, pero matemos (?)

?Qui? fue Yahveh? ?De d?de vino?

Todo lo que podemos decir sobre este personaje b?lico es que no era El CREADOR Porque, como ya sabemos, El CREADOR no es una persona.

Todas estas especulaciones b?licas, que antes no se nos permit? cuestionar, hoy podemos refutarlas con informaci? cient?ica.

Vamos a continuar analizando esta ideolog?, para saber c?o fue que se form? y como lleg?hasta nosotros.

EL CRISTIANISMO

La religi? cristiana fue el medio a trav? del cual nos lleg?esta ideolog?. Por eso es necesario analizar un poco lo que es.

El cristianismo es un argumento que consta de tres partes:

Pecado original. Reconciliaci?. Salvaci?.

El argumento comienza con la creaci? de Ad? y Eva. Estos son instalados en el Ed?, en medio del jard? hay un ?bol del cual se les proh?e comer su fruto, pero Ad? y Eva desobedecen esa orden y son lanzados del para?o. Ese es el pecado original, la desobediencia, y por ello el ser humano es separado de Dios.

La segunda parte del argumento es la reconciliaci?. Esta solamente se logra, supuestamente, aceptando los dogmas y las normas cristianas.

La tercera parte del argumento es la salvaci? eterna, la cual es alcanzada solo por los que acepten a Jes? como su salvador.

La ?oca de los ap?toles, que realmente fueron los que desarrollaron el cristianismo, era, como ya sabemos, una ?oca de escasos conocimientos reales. La expectativa humana, en esa dif?il ?oca, era alcanzar un lugar especial en la vida espiritual al lado de los ?geles y de otras divinidades.

Para los ap?toles, sobre todo para Pablo que fue el que organizo y reglamento el argumento cristiano, todo eso era real.1tesalonicenses: cap. 4: 16, 17. 2Tesalonicenses cap. 1: 7.

La iglesia cat?ica con, Juan Pablo II como Papa, acepto que Ad? y Eva no existieron como los primeros seres de los que se origin?la humanidad. Pero despu? de su muerte ya no volvieron a reconocerlo.

?Cu? fue el prop?ito de Jes??

De Jes? solo tenemos informaci? a trav? de los escritos que dejaron algunos de sus ap?toles. Esos escritos fueron hechos treinta a?s y m? despu? de su crucifixi?. Esto hay que tenerlo en cuenta porque una cosa es narrar los hechos en los momentos en que suceden y otra es escribirlos muchos a?s despu?, y en algunos casos sin haber sido testigos directos.

?Son muchas las cosas que se pueden tergiversar!

Tambi? es importante tener en cuenta que Jes? no escribi?nada de lo que dice en la Biblia, ni tampoco le ordeno a nadie que escribiera sobre sus hechos. Por lo tanto, Jes? no es responsable de lo que escribieron los ap?toles, ni de sus palabras ni de los hechos. Pero esos escritos son la ?ica informaci? con que contamos para analizar y conocer el verdadero prop?ito de Jes?.

Cuando Jes? naci?Israel estaba bajo el dominio Romano.

Jes? inicio su misi? aproximadamente a los treinta a?s. Para los romanos Jes? nunca presento peligro alguno.

Sus seguidores, sin embargo, si esperaban que Jes? iniciara una revoluci? contra los romanos, y que estableciera de nuevo el reino Jud? (Hechos 1:6) pero la misi? de Jes? no era restablecer el reino Jud?. ? solo quer? establecer en la tierra el reino de Dios, un reino espiritual (Mateo 4:17), (Mateo 5:1, 11), (Marcos 1:15) ese nuevo reino deb? ser un reino de paz, de amor, de justicia (Juan 8:3-11), (Mateo 5:43-45), (Mateo 5:37), (Lucas 6:35-38), (Marcos 12:32-34). Lo que Jes? quer? crear era una nueva doctrina libre de leyes, de sacrificios, de sacerdotes y pont?ices. Porque con el tiempo el Juda?mo se hab? convertido en un c?culo vicioso de festejos, sacrificios y explotaci? al pueblo a trav? de diezmos, ofrendas y primicias que no representaban ninguna soluci? para los problemas humanos, ni para su utop? de salvaci?.

Y en una situaci? igual a? contin? viviendo la humanidad. Porque lo que pretend? destruir Jes? lo revivieron las religiones.

Entonces el prop?ito de Jes? era darle fin a esas viejas leyes de Mois? y crear una nueva doctrina, pero sus disc?ulos no lo entendieron as?

Jes? ten? un plan para realizar su misi?. Lo primero era convencer a los jud?s que ? era el mes?s, el mensajero de Dios anunciado por los profetas en el libro de la Ley.

Pero la cosa no fue f?il, porque, seg? el libro de la Ley, el Mes?s deb? aparecer pero despu? del regreso del profeta El?s (Malaqu?s 3:23) para resolver ese problema Jes? presento a su primo Juan el Bautista como el profeta El?s (Mateo 17:10-13) y vest? igual a El?s (Mateo 3:4), (2? Reyes 1:8) pero nada de eso convenci?a los Jud?s porque a Juan lo conoc?n, y adem? El?s no ten? que venir en el cuerpo de otro porque El?s no muri?(2? Reyes 2:11), los Jud?s esperaban a El?s en su propio cuerpo, as?como fue arrebatado de la tierra.

Pero, a pesar de no haber podido resolver bien ese punto, Jes? contin? con su plan. Y como buen conocedor del libro de la Ley, sab? lo que ten? que hacer para convencer al menos a sus disc?ulos.

La intenci? de Jes?, como ya sabemos, era acabar con el Juda?mo. Pero ten? que partir de la misma ley Jud?. A eso se refer? cuando dec? que no hab? venido a abolir la Ley sino a cumplirla (Mateo 5:17). Porque al cumplirse la Ley, esta misma ya quedaba abolida. Entonces se iniciar? un nuevo reino; el reino de Dios (Lucas 16:16).

Jes? ten? todo bien planeado para que saliera conforme estaba escrito en la Ley. Por eso le hace comprar espadas a sus disc?ulos (Lucas 22:36,37) para que en el momento de su captura se cumpliera lo que estaba escrito.

El plan era convencer a los jud?s, o al menos a sus disc?ulos de que ? era el Mes?s. Por eso mando a buscar un asno para entrar montado en ? a Jerusal?, porque as?estaba escrito (Mateo 21:2-7), (Zacar?s 9:9). Finalmente Jes? termina su plan voluntariamente en la cruz. Despu? viene la resurrecci?, lo cual, de alguna manera hab? que hacer que sucediera, porque as?tambi? estaba escrito. Y este es el punto clave del cristianismo, pues sin resurrecci? no hay cristianismo.

?C?o hicieron para hacerle creer a los ap?toles que Jes? hab? resucitado?

Lo ?ico que sabemos es que todo fue bien planificado y que Jes? no estaba solo, el que lo coloco en el sepulcro se llamaba Nicodemo, amigo de Jes?, y tambi? era de Galilea, lugar donde creci?Jes? (Juan 7:50-52), (Juan 19:38-40). Ahora, Jos?de Arimatea era miembro del Sanedr?, pero partidario de Jes? (Marcos 15:43). Mar? Magdalena tambi? aparece implicada en el plan, porque ella es la encargada de llamar a los ap?toles y llevarlos hasta la tumba vac? para hacerles creer que Jes? resucito.

Tambi? hay unos hechos que dejan duda de la muerte de Jes?; y es que cuando Jos?de Arimatea va a pedirle el cuerpo de Jes? a Pilato, para darle sepultura, Pilato se sorprende de que hubiera muerto tan r?ido (Marcos 15:44). Lo otro es que los dos ladrones crucificados igualmente con Jes? a? no hab?n muerto. (El prop?ito de la crucifixi? que hac?n los romanos era que el crucificado agonizara durante mucho tiempo para escarmiento de los dem?). Lo otro es que a Jes? no le quebraron las piernas como era costumbre, por lo tanto siempre tuvo punto de apoyo para resistir. Cuando el centuri? le clavo la punta de la lanza en un costado a Jes? este no reacciono, por lo tanto lo dio por muerto.

Lo ?ico que sabemos a ciencia cierta es que no existe la resurrecci? humana. Por ley natural la muerte es irreversible. Cuando se separa el ser de la materia esta empieza su descomposici? natural.

Existen estados catal?ticos y sustancias que producen letargo cuyos estados pueden confundirse con la muerte. Pero no hay descomposici? del organismo. Por lo tanto, si una persona cae en este estado, y despierta y vuelve a su actividad org?ica normal, esto no es resurrecci?.

Entonces solo quedan dos opciones en cuanto a la resurrecci? de Jes?; o Jes? no muri?o, si por alg? caso muri?su cuerpo fue escondido. Adem? en esa ?oca era muy f?il hacerle creer a la gente que eso pod? suceder, ya que a? no se conoc?n las leyes naturales.

?Uno de los retos m? grandes para la arqueolog? y la antropolog? es encontrar los restos de Jes?!

Jes? cumpli?su parte en el plan, la segunda parte del plan deb?n cumplirla los ap?toles anunciando el evangelio de Jes? y su segunda venida para juzgar a vivos y muertos, seg? el argumento. Ah?es cuando empieza a formarse el cristianismo. Pero entonces, esas manifestaciones de los ap?toles no eran bien vistas ni por los romanos, por temor a una sublevaci?, ni por los jud?s porque contradec? sus leyes y amenazaba su estabilidad.

?Entonces es cuando empieza la persecuci? a los cristianos!

Luego surge Pablo un conocedor de la Ley Jud? que se convierte al cristianismo.

El trabajo que le encargan a Pablo es el de evangelizar a los gentiles y tratar de enderezar el camino equivocado que algunos ap?toles le estaban dando al evangelio (Timoteo 1:3-7), (Tito 1:10,11) esto le trajo problemas a Pablo en su relaci? con los ap?toles (Filipenses 1:15-18) y tuvo que reprender a alguno. (G?atas 2:11-14).

La finalidad u objetivo del cristianismo, como ya sabemos, era la de acabar con el Juda?mo, cuyas formas de expiaci? de los pecados, a trav? de sacrificios, eran in?iles e imperfectas (Hebreos 10:1-18). Con el sacrificio de Jes? ya no se necesitar?n m? sacrificios de animales ni de normas Jud?s. Pero ese objetivo no se pudo lograr.

La discriminaci? y persecuci? a que fueron sometidos los cristianos hiri?sus sentimientos, eso motiv?m? su radicalismo. Jes? era para ellos su dios y se esforzaban mucho por demostr?selo a los dem?. Es por eso que en sus escritos presentan a Jes? con poderes extraordinarios: caminando sobre el agua, resucitando personas, multiplicando panes y peces, haciendo curaciones milagrosas, etc. y porque tambi? ? deb? hacer los ?prodigios? que los profetas hab?n hecho antiguamente, seg? las escrituras. Adem?, en esa ?oca era f?il convencer a la gente de que esas cosas se pod?n hacer. La escasez de conocimientos reales, el desconocimiento de las leyes naturales, y la pasi? por el mito y la fantas? ayudaba mucho.

Recordemos que los evangelios fueron escritos treinta a?s y m? despu? de la crucifixi? de Jes?, y despu? de la muerte de Pedro y de Pablo. Recordemos que Marcos y Lucas no fueron disc?ulos de Jes?.

?En los evangelios hay muchas exageraciones!

Dice en el evangelio de Juan, que si se hubieran escrito todas las cosas que hizo Jes? no cabr?n esos libros en el mundo (Juan 21:25), analicemos eso: calculemos que si se hubiera escrito un libro pos cada d? de los tres a?s en que Jes? predic?su doctrina, eso nos dar? un total aproximado de mil noventa libros. ?De qu?tama? pensaba el que escribi?eso que era el mundo?, ?no cabr?n mil noventa libros en todo el mundo?, ?o solo quer? impresionar y mostrar a Jes? como un ser insuperable?

La verdad de que Jes? no fue un ser divino ?ico (todos somos divinos porque somos creaciones de Dios) ni resucito asusta a muchos, porque esa idea fant?tica de la divinidad ?ica de Jes? y de su resurrecci? fue grabada en nuestras mentes por la organizaci? cristiana, desde nuestra infancia. Nos hicieron creer que eso era verdad y por eso es tan dif?il cambiar esa idea falsa de Jes? por la verdadera. Jes? fue un hombre igual a nosotros, pero con un gran ideal para la humanidad; la paz, el amor, la justicia y la libertad. Ideal del cual ? tampoco fue ni ser?el ?ico promotor.

Pablo, como todos los ap?toles, tambi? tuvo buena intensi?. Todos ellos quisieron cambiar el mal comportamiento de las personas y el sistema injusto en que la humanidad viv?. Pero lo que ignoraban era que lo estaban haciendo fundamentados en un argumento fant?tico.

Los fundamentos sobre los que Pablo y los dem? ap?toles razonaban no eran conocimientos reales, eran fantas?s, eran mitos (Romanos 5:14), (Timoteo 2:13), (2? Tesalonicenses 1:7,8 y 2:8,9), (Tesalonicenses 1:10), la ilusi? cristiana (Tesalonicenses 2:18), (2? Corintios 12:2-4), (Corintios 5:5 y 6:3), (Tesalonicenses 1:16,17), Ad? y Eva, ?geles, demonios, arrebatamiento por entre las nubes, resurrecci?, cielos, pecado y salvaci? etc. Toda esa falsa informaci? fue con la que se construy?el argumento cristiano.

Poco a poco fueron muriendo los ap?toles, unos por vejez, otros asesinados. Solo quedaron las iglesias fundadas por ellos (grupos de familias y de amigos) y los escritos con lo cual se continuo divulgando el cristianismo.

Los evangelios pr?ticamente fueron escritos por necesidad, porque se tem? que al morir los ap?toles tambi? desapareciera el cristianismo.

Marcos, ayudante de Pablo, que no conoci? a Jes? ni vio ni oy?nada de lo que dice que hizo y dijo, tomo la iniciativa y escribi?el primer evangelio.

Mateo, que entre otras cosas a? est?en duda su autor? porque no aparece el original, tambi? escribi?su evangelio, pero parece copiado del de Marcos, y esa es la raz? de que sean tan similares, Mateo le quito algunas cosas y le agrego lo que considero que le faltaba.

Lucas escribi?tambi? su evangelio, tampoco fue disc?ulo de Jes? ni lo conoci? fue ayudante de Pablo. Lucas tambi? escribi?Hechos de los Ap?toles.

Y por ?timo Juan tambi? escribi?su evangelio, que tambi? hay partes en que parece no ser ? el autor, porque el narrador describe los hechos como un observador diferente de las situaciones en que Juan participa.

Hay muchas contradicciones en esos escritos, pero lo que s?tienen en com? es que tratan de completar las profec?s que quedaron faltando sobre el mes?s seg? la Ley. Por eso es que Mateo, sin haber visto nada de esto, detalla el nacimiento de Jes? ajust?dolo o acomod?dolo a la Ley (Mateo 1:23; 2:6; 2:15; 2:18; 2:23).

Lo mismo hace Lucas, trata de llenar los faltantes de las profec?s sobre el mes?s, el fuego del esp?itu santo el d? de pentecost? (Hechos 2:3,4), (Joel 3:1,2) lo que quer?n era que no quedaran dudas de que Jes? si era el mensajero de Dios anunciado por los profetas en el libro de la Ley, y que todas las profec?s ya se hab?n cumplido en ?.

Pero ni con todo eso pudieron convencer a los jud?s, que contin?n, hasta hoy, esperando el regreso de El?s y despu? al mes?s.

Pero convencer a los jud?s ya no fue tan necesario, porque el cristianismo empez?a ser aceptado por gentes de otras culturas; griegos, europeos, asi?icos, africanos etc. y fue m? f?il convencerlos, porque no conoc?n las antiguas escrituras jud?s.

Y as?fue que sobrevivi?el cristianismo hasta que fue aceptado por los romanos en el siglo III en Constantinopla. A partir de esa ?oca las cosas cambiaron, porque ya no eran los cristianos los perseguidos sino los que no lo fueran.

El cristianismo fue usado como nexo ideol?ico para unir a los romanos. Pero eso no pudo detener la ca?a de ese gran imperio, ca?a que desde antes del cristianismo ya hab? empezado.

El cristianismo se convirti?entonces en una religi? obligatoria, y as?se extendieron por Europa y de Europa a Am?ica.

La invenci? de un jefe m?imo dentro de esa organizaci? religiosa le dio m? fuerza y autoridad. Hasta el punto de que los Papas llegaron a gobernar con m? poder que los reyes.

Pero tambi? surgieron discrepancias dentro del cristianismo; el arrianismo, el ate?mo y otros movimientos que cuestionaron el cristianismo a lo largo de la historia. Pero los gobernantes cristianos actuaron dr?ticamente, llegaron incluso al asesinato cuando su estabilidad jer?quica se vio amenazada.

Desde entonces empezaron a hacer concilios, buscando concretar mejor los fundamentos del argumento cristiano. De esos concilios salieron los DOGMAS ?verdades absolutas? declarados por la iglesia y que no se pod?n contradecir, ten?n que ser aceptadas por todos los creyentes sin cuestionarlas, aun hoy d? sigue siendo as?

A esos dogmas llegaban a trav? de un ?fuerte an?isis? pero l?icamente que esos an?isis eran pobres en informaci? real, porque la iglesia rechazaba, y a? rechaza todo principio o concepto cient?ico. Su ?ica fuerte de an?isis era la Biblia, de all?que todo concepto y resultado de esas investigaciones era solamente ideol?ica, especulativa.

Con el tiempo se le fueron aumentando poco a poco m? cosas al argumento cristiano: el purgatorio, mediadores como la virgen y los santos, claustros, monasterios, el celibato etc. Todas estas cosas comenzaron a producir m? problemas emocionales, fanatismos, esquizofrenia, locura, aberraciones, homosexualismo, etc. Incluso dentro de la organizaci? cristiana. Pero tambi? gracias al cristianismo, empezaron a formarse los centros de estudio, los colegios, las universidades etc.

Las ideas de Plat? y Arist?eles, fueron acomodadas al cristianismo, as? se cristianizo la filosof?.

Algunos pensadores cristianos, como San Agust? y Tomas de Aquino, trataron de resolver las incoherencias que el argumento cristiano presenta, pero al final resolvieron el problema calific?dolas como misterios de Dios imposibles de ser comprendidos por los humanos. L?icamente que no hicieron un an?isis correcto porque les falto informaci? real.

El cristianismo produjo algunas cosas buenas como la personalidad de la Madre Teresa de Calcuta, idealista cristiana entregada al servicio de los m? sufridos, gran ejemplo de humanismo.

Pero tambi? produjo el cristianismo cosas muy malas como la santa inquisici?, el bloqueo intelectual a la humanidad y la explotaci? a trav? de diezmos, ofrendas y primicias etc.

La idea de la iglesia de fomentar la ?fe? de los creyentes a trav? de ?apariciones milagrosas? de santos, cristos, v?genes etc. pintados o grabados en piedra, tela o madera, produjo un efecto negativo en la capacidad mental humana, perturbando la capacidad de discernir entre lo real y lo imaginario, convirti?dolos en creyentes de esas fant?ticas historias y en fan?icos de esas im?enes.

El cristianismo tambi? tuvo sus cismas, sus divisiones. Martin Lutero logro dividir el cristianismo, as?naci?el Protestantismo.

Pero los protestantes tambi? se dividieron por diferencias de interpretaci? del argumento cristiano. Hasta el punto de que hoy existen tantas sectas cristianas como tantas interpretaciones que se le quieran dar a la Biblia.

Esta es la prueba de que la Biblia no contiene un concepto ?ico, porque es claro, y curioso a la vez, que cada secta cristiana puede demostrar que su interpretaci? est? fundamentada en la Biblia. Pero las dem? sectas tambi? pueden demostrar lo mismo.

Cada secta cristiana dice que su interpretaci? es la correcta, que las dem? est? equivocadas, pero ninguna puede desaprobar el fundamento de las otras porque es su propio fundamento: La Biblia.

Ninguna otra ideolog? religiosa, de las tantas que existe en nuestro peque? planeta, tiene tantas divisiones y tantas contradicciones como la cristiana.

La Biblia, como ya vimos, hay que leerla sin m?tica, sin fanatismo y sin temor, para poderla entender, con sentido com? y fundamentados en conocimientos reales.

El apocalipsis

Este es el libro de la Biblia que m? temor causa a los creyentes cristianos, por su contenido dr?tico de castigo para los que no obedezcan los mandamientos cristianos, pero tambi? de venganza hacia los enemigos del cristianismo.

Este libro, de dice, que fue escrito por Juan en su ancianidad y fue dedicado a siete iglesias de Asia (Apoc. 1:4).

El contenido de este libro es de reprensi? por alg? comportamiento anti cristiano, tambi? de advertencia ante el peligro de contaminaci? por otras ideolog?s. Tambi? de aliento ante el acoso de sus persecutores. Finalmente Juan les renueva la esperanza de venganza que promete Dios, destruyendo a sus enemigos y d?doles la recompensa prometida: el para?o, la Jerusal? celestial.

Todo esto simbolizado en una ?visi?? con rollos (libros), ?geles vengadores, trompetas, caballos, copas de juicios etc. Pero, realmente, todos estos s?bolos fueron tomados por Juan de las antiguas escrituras jud?s.

El juicio contra Babilonia ?la gran prostituta? (se refiere a Roma) y la destrucci? de la bestia, 666, es la parte central del libro. La conclusi? es una nueva Jerusal?, la Jerusal? celestial en donde vivir?n los escogidos y sobrevivientes de una gran tribulaci?.

El libro termina en una sentencia terror?ica, como advertencia para quien se atreva a dudar o a cambiar lo que est?escrito. Esto atenta gravemente la libertad de opini?. Y la libertad de pensamiento que nos concedi?Dios al darnos razonamiento.

La bestia, como simb?icamente llama el autor a cierto personaje de su ?oca, nombre del cual es convertido en un acertijo cifrado: 666, que solo los jud?s pod?n descifrar, seg? la investigaci? hecha sobre el tema, y cuyas notas de hallan en la Biblia cat?ica de Fray Seraf? de Ausejo, pagina 1314, el probable y temido personaje fue nada menos que Ner? Cesar. La nota dice: antes de generalizarse los n?eros ar?igos, las cantidades se escrib?n en letras representativas de un valor num?ico. La cifra 666 oculta un nombre propio, entre much?imas interpretaciones dadas, la m? generalizada es la de Ner? Cesar, cuyas consonantes escritas en hebreo dan el n?ero indicado.

Adem?, hist?icamente es bien sabido que Ner? fue el m? ac?rimo enemigo de los cristianos. Que hasta le prendi?fuego a Roma para gozar del espect?ulo y culpar se ello a los cristianos. La constancia de ese incendio la encontramos en la primera carta de Pedro (1? de Pedro 4:12) eso sucedi?aproximadamente en el a? sesenta y cuatro.

El t?ulo de Babilonia ?la gran prostituta? dado a Roma por los cristianos fue debido a la opulencia y corrupci? de los romanos, situaci? muy parecida a la de la antigua ciudad de Babilonia, de la cual ten?n conocimiento los jud?s a trav? de sus escrituras.

Lo que se narra en el Apocalipsis: cap?ulo 18:9-20 es el mismo incendio en Roma. Ya hab? sucedido, pero Juan hace ver ese suceso como un castigo divino por los cristianos all?asesinados (Apoc. 18:24).

Los cristianos, al paso del tiempo, han venido acomodando a sus ?ocas las cosas del Apocalipsis: por guerras, por fen?enos naturales, por personajes negativos como Hitler etc. Pero la realidad es que algunas cosas del Apocalipsis estaban sucediendo en la ?oca de Juan, otras son imaginaci? del autor y otras son solo copia de los antiguos textos jud?s. Por ejemplo; lea Apoc. 4:8 y lea Isa?s 6:2,3. Vemos all?los mismos seres de seis alas diciendo santo, santo, santo. Lea Apoc. 5:1 y lea Ezequiel 2:9,10. Lea Apoc. 6:13,14 y lea Isa?s 34:4. Lea Apoc. 10:10 y lea Ezequiel 3:3. Lea Apoc 7:16 y lea Isa?s 49:10. Lea Apoc 13:1,2 y lea Daniel 7:3,6, el parecido de la bestia del Apoc. con las bestias de Daniel, con algunas diferencias. Lea Apoc. 19:17,18 y lea Ezequiel 39:17-20. Lea Apoc. 21:1 y lea Isa?s 65:17. Lea Apoc. 21:12,13 y lea Ezequiel 48:30-35. Lea Apoc. 21:15 y lea Ezequiel 40:5. Lea Apoc. 21:18,19 y lea Isa?s 54:11,12. Lea Apoc. 22:2 y lea Ezequiel 47:12. Lea Apoc. 22:5 y lea Isa?s 60:19.

Cuernos, bestias, libros, seres alados, ciudad santa etc. son los elementos que el autor tom?de los antiguos libros jud?s para escribir el Apocalipsis.

Claro que el autor del Apocalipsis nunca imagino que aproximadamente trescientos a?s m? tarde su libro y dem? escritos cristianos se juntar?n con los antiguos textos jud?s para conformar un solo libro: la Biblia. Lo cual nos facilita la investigaci? y el descubrimiento de su ?misterio? apocal?tico.

El Apocalipsis solo fue un refuerzo en la esperanza de salvaci? tan ansiada por los antiguos creyentes cristianos.

Tenemos que comprender la dif?il situaci? de estas personas en esas ?ocas de escaso conocimiento real.

Tenemos que valorar el esfuerzo y voluntad de esos seres humanos que, sin contar con los conocimientos y medios con que contamos hoy, se sacrificaron por una causa justa como es el bien, la justicia y la paz. Aunque estuvieran equivocados en sus argumentos merecen nuestro respeto y admiraci?.

?Hasta aqu?el an?isis b?lico!

La conclusi? es que la Biblia est?llena de fantas?s, creatividad, y mucha informaci? falsa, ya sabemos la raz?. Pero en ella hay tambi? mucha ense?nza valiosa e informaci? hist?ica y cultural.

NUESTRA VERDADERA IDENTIDAD

Aclarado pues, el porqu?del concepto equivocado sobre lo que es El Creador, y aclarado tambi? el concepto real de c?o es nuestro verdadero Padre Creador, vamos a aclarar tambi? nuestra verdadera identidad.

Nosotros somos hijos de La Gran Conciencia Creadora.

Somos conciencias, con voluntad propia, en una manifestaci? de su ser.

Somos habitantes del universo.

Somos habitantes de este peque? y maravilloso planeta.

En nuestro peque? planeta ya hay m? de seis mil millones de seres humanos, la mayor? son conciencias dormidas.

Pero esta situaci? ya est?empezando a cambiar. Las nuevas generaciones ser? orientadas con informaci? real.

Estas ser? las generaciones libres, pues no ser? encadenadas a ninguna ideolog?.

Ahora vamos a ver lo referente a la vida humana y las relaciones interpersonales.

?QU?ES LA VIDA?

Se necesita todo un tratado para definir lo que es la vida, pues los aspectos que la conforman son muchos y de amplia explicaci?. Pero podemos analizar y sintetizar los aspectos m? importantes.

La vida se da en una dimensi? de tiempo y espacio.

Tiempo: dentro del cual las cosas y los seres vivos se forman y se transforman.

Espacio: dentro del cual las cosas y los seres vivos se multiplican y se mueven.

Dentro de esta dimensi? de tiempo y espacio es que nacemos, crecemos, nos reproducimos, envejecemos y morimos.

Los humanos desarrollamos cuatro etapas en la vida: la ni?z, la juventud, la adultez, la vejez.

Cada una de estas etapas tiene un desarrollo diferente. En la ni?z desarrollamos m? el aspecto emocional a trav? del juego y la exploraci?. Aun no comprendemos muchas cosas pero trabajamos mucho con la imaginaci?. En la ni?z somos muy dependientes sentimental, emocional, intelectual y econ?icamente de nuestra familia. Desde esta ?oca empieza nuestra orientaci? y estructuraci? intelectual, dependiendo de la informaci? que nos den, y tambi? empezamos a formar nuestra personalidad.

De todos los conocimientos que ya sabemos, y que tienen que ver mucho en la buena o mala estructuraci? y edificaci? intelectual del individuo, hay dos que son los m? comunes, y que son los que empieza recibir todo ser humano al crecer, seg? el medio cultural en que nace: el conocimiento com? y el conocimiento ideol?ico

Los dem? conocimientos los desarrolla el individuo seg? su voluntad. Si no queda bloqueado intelectualmente por el conocimiento ideol?ico que le toc?

Poco a poco vamos pasando a la etapa de la juventud. Es all?cuando vamos desarrollando m? nuestras capacidades y habilidades. El aspecto reproductivo entra en funcionamiento y empezamos a sentirnos atra?os hacia el sexo opuesto, empiezan los enamoramientos. En la etapa de la juventud queremos experimentarlo todo. Tambi? nos creemos capaces de controlarnos y de controlar a los dem? pero nos equivocamos. Es as?como empezamos a madurar y a aprender de la vida. La etapa de la juventud es la m? dif?il porque es cuando se juntan las ganas de independencia con los deseos de realizar nuestros sue?s y el temor que produce la expectativa de un futuro incierto. Los estados de entusiasmo y de depresi? son muy fuertes en esta etapa y nos llena de confusi?.

En la etapa de la juventud es cuando necesitamos m? apoyo y orientaci?.

Luego viene la etapa de la adultez. Es en esta etapa cuando regularmente tomamos algunas responsabilidades; nos volvemos independientes econ?icamente, formamos una familia, nos convertimos en l?eres sociales etc. Algunos logran realizar sus sue?s.

Por ?timo llegamos a la etapa de la vejez. Esta es la etapa de la reflexi?, la etapa de los balances; lo que se hizo, lo que no se hizo, lo que se hizo bien, lo que se hizo mal. Despu? viene lo inevitable: LA MUERTE. Este es el momento en que terminan nuestras andanzas por este peque? y maravilloso planeta, nos desmaterializamos, nos desintegramos y pasamos al plano espiritual, consciente o inconsciente, seg? el grado de evoluci? que hayamos alcanzado gracias a los conocimientos reales.

La vida es un paseo por el planeta cargado de experiencias; aprendemos, gozamos, sufrimos, amamos, odiamos etc. Algo para tener en cuenta es que no podemos escoger el pa? donde nacemos, no podemos elegir nuestro idioma natal, no podemos elegir a nuestros padres y familiares, no podemos elegir nuestra clase social ni nuestro nombre ni nuestro sexo ni nuestra religi? ni la estatura ni el color de la piel etc. Pero cuando ya crecemos si podemos cambiar algunas cosas, y elegir entre vivir mal y vivir bien, y eso depende del uso que le demos a nuestras capacidades, del aprovechamientos del tiempo y de las circunstancias, y de la forma como manejemos nuestras relaciones interpersonales.

La vida humana se desarrolla en cuatro ?bitos: el personal. El familiar. El conyugal. El social.

El ?bito personal lo desarrollamos a trav? de nuestros sentimientos, emociones y pensamientos.

Tenemos que conocer y aprender a manejar todos estos aspectos humanos que nos componen.

El ?bito familiar lo desarrollamos en nuestra relaci? con nuestros padres, hermanos, hijos, t?s, primos, abuelos etc.

El ?bito conyugal es el que desarrollamos en nuestra relaci? con otro ser humano con el cual compartimos nuestra vida, trabajo, diversiones, ideales, conocimientos, y dem? circunstancias.

La relaci? interpersonal m? completa es la relaci? conyugal, porque en ella se comparten todos los aspectos humanos. Pero tambi? es la relaci? m? dif?il. Cuando alguno de ellos, o ambos, no tienen conocimiento de lo que es esta relaci?.

En la relaci? conyugal se pueden dar incompatibilidades y dependencias. Las dependencias sentimentales son uno de los problemas m? graves en la relaci? conyugal. El amor no se exige, el amor se merece. Pero muchos c?yuges hacen infeliz a su pareja exigi?dole amor.

La relaci? conyugal m? sana es en la que cada c?yuge es consciente de su individualidad y de sus responsabilidades o deberes.

?La relaci? conyugal debe ser voluntaria!

La relaci? conyugal, como cualquier relaci? interpersonal, debe ser de beneficio com?.

El ?bito social es el que desarrollamos en nuestra relaci? con amigos, vecinos, compa?ros, trabajadores, patrones, clientes y otras relaciones ocasionales.

Las relaciones interpersonales a nivel familiar, conyugal y social tienen caracter?ticas: intelectual, emocional, sentimental y econ?ica. No es lo mismo una relaci? social de car?ter intelectual que una relaci? social de car?ter emocional. En el primer caso se comparten ideas y conocimientos. En el segundo caso se juega, se divierten etc.

No es lo mismo una relaci? sentimental que una relaci? econ?ica. En el primer caso se comparte afecto, cari? etc. En el segundo caso se hacen negocios.

?Cu? es el sentido de la vida y para que existimos?

?El sentido de la vida es SERVIR!

Imaginemos a una persona viviendo solo en una isla. All?tiene todo lo que necesita. No tiene problemas sociales ni familiares ni conyugales. Pasa all?toda su vida hasta que muere. ?Qu?sentido tuvo su vida?

Muchas personas desde su propia perspectiva, creen que le est? dando sentido a su vida satisfaciendo solo sus propios deseos, y, como el individuo de la isla, no le dan sentido a su vida.

Pero el sentido de la existencia es otro: DESPERTAR CONCIENCIA.

Muchas personas le dan sentido a su vida sirviendo a los dem?, pero no le dan sentido a su existencia. Viven y mueren sin conocer su verdadera identidad y el verdadero sentido de su existencia.

No podemos nacer inconscientes y morir en el mismo estado, sin evolucionar.

NUESTRA RELACI? CON NUESTRO PADRE CREADOR

Aparte de nuestra relaci? personal, familiar, conyugal y social debemos desarrollar tambi? una relaci? especial con nuestro Padre Creador.

Esta relaci? especial la logramos a trav? de nuestra mente, de nuestro pensamiento. Cuando pensamos en nosotros mismos entramos mentalmente a un nivel personal, cuando pensamos en los dem? entramos mentalmente a un nivel interpersonal, cuando pensamos en la creaci?, en el Creador entramos mental, sentimental y emocionalmente a un nivel superior.

Es necesario que elevemos diariamente, y varias veces al d?, nuestro pensamiento hacia nuestro Padre Creador. Este es el nivel m? alto de conciencia y el punto de referencia y de apoyo m? fuerte para nuestro equilibrio personal.

Es necesario elaborar una meditaci? personal como gu? para lograr esa uni? especial con nuestro Padre Creador.

?Yo tengo la m?!

GRACIAS MI CREADOR POR DARME LA VIDA, MIS CAPACIDADES Y MI PODER DE VOLUNTAD PARA MANEJARLAS.

T?ESTAS EN M? T?ESTAS EN LOS DEM?, T?ESTAS EN TODO.

Durante esta meditaci? me hago consciente de lo que soy y de lo que son los dem?.

VALORES Y PRINCIPIOS HUMANOS

Hay valores naturales y hay valores virtuales.

La existencia es un valor natural. Por el solo hecho de existir ya valemos mucho.

Las capacidades son otro valor natural.

La vida es otro valor natural.

La voluntad es otro valor natural. El Creador nos dio la vida, las capacidades y el poder de voluntad para manejarlas.

Pero tambi? tenemos que adquirir otros valores, como los conocimientos y los principios, para complementar nuestra riqueza.

Los conocimientos son necesarios para el desarrollo de nuestra vida y para la formaci? de nuestros principios.

Los seres humanos sin conocimientos reales y sin principios son responsables de la ca?ica situaci? que vivimos en nuestro peque? planeta.

Hay valores externos y hay valores internos.

Los valores externos, tambi? llamados valores materiales, est? divididos en dos: artificiales y superficiales.

Artificial es todo aquello que los humanos creamos; utensilios, maquinas, dinero, ropa, casas, herramientas, veh?ulos, computadores etc.

Muchos valores artificiales son muy ?iles. Pero hay otros que solo sirven para aparentar, como joyas, adornos y otras vanidades.

Los valores superficiales son los que corresponden a lo externo de nuestro ser: la piel, los ojos, el pelo, la cara, la estatura, la forma del cuerpo en general.

El cuerpo humano tiene dos formas de valoraci?: el valor superficial y el valor real.

El valor superficial de nuestro cuerpo es el aspecto externo, y el valor real es su funci?, su utilidad. Por ejemplo: tener las piernas bonitos es el valor superficial, y poder caminar es el valor real. Tener los ojos bonitos es el valor superficial, y poder ver es el valor real.

Este sistema de valoraci? tambi? se aplica a las cosas artificiales. Porque hay cosas que se compran por su utilidad, y hay cosas que se compran para aparentar.

Las personas inseguras, por lo regular, se apoyan siempre en los valores externos, porque en ellos creen encontrar su seguridad, y tambi? la felicidad. Esto, para ellos, es motivo de frustraci? y de angustia, porque los valores externos no son muy estables. Estas personas son las que constantemente est? buscando algo para aliviar su vac? existencial, su frustraci?; juegos, distracciones, compa?a, alcohol, drogas y hasta afecto comprado. Algunos, al no hallarse satisfechos se suicidan. Otros se a?lan del contexto social y se convierten en esclavos de esos valores externos.

Los valores externos son necesarios y son parte de la vida humana, pero no son apoyo suficiente para nuestro real bienestar personal.

Nuestra verdadera seguridad y bienestar personal est?en los valores internos; los conocimientos y los principios.

Los conocimientos son valores estables, nunca se pierden. Podemos compartir nuestros conocimientos sin que se nos acaben.

Los conocimientos nos generan comprensi?, entendimiento, y por lo tanto nos proporcionan seguridad.

El tesoro m? grande de la humanidad son los conocimientos. ?Qu?seriamos sin la matem?ica o sin la historia o sin la ciencia?

Son muchos los conocimientos que recibimos durante nuestra formaci? acad?ica. Pero lamentablemente no nos ense?n su gran valor.

El verdadero objetivo del estudio debe ser la capacitaci?, la orientaci? y ubicaci? en el tiempo y en el espacio ,y el despertar de nuestra conciencia.

Si la formaci? acad?ica no est?logrando este objetivo, entonces, se est?perdiendo el tiempo.

?Qu?son los principios humanos?

Los principios humanos se forman con los conocimientos reales.

Principios son razones sobre las cuales basamos nuestro comportamiento.

Hay varias formas de comportamiento humano: seg? la clase social, seg? el nivel intelectual, seg? el medio cultural, seg? la generaci? etc. Pero realmente solo hay una clase de principios humanos sanos que generan un comportamiento igualmente sano. Porque solo en la verdad es que podemos juzgar y actuar con verdadero equilibrio.

Los principios apoyados en ideolog?s religiosas, creencias y supersticiones son principios d?iles, inestables.

Las c?celes est? llenas de personas que piensan y act?n sobre esos principios.

En este peque? planeta hay millones y millones de personas que cumplen con cultos y ritos religiosos, pero viven llenos de odio, de envidia, de ambici? etc. Y saben orar pero no saben respetar, no saben amar, no saben perdonar.

Ahora si podemos comprender el mal comportamiento de pol?icos y profesionales, que a pesar de haber sido educados en car?imos colegios y universidades, son corruptos, ambiciosos, ego?tas, injustos, mentirosos, etc. porque su formaci? fue basada en ideas religiosas, en creencias, y no en la verdad. Por eso es que se comportan de manera impropia para su alto nivel intelectual. El desconocimiento de su propia identidad y de lo que son los dem?, el desconocimiento de lo que verdaderamente es la vida y las cosas en general, es lo que los lleva a actuar instintiva e injustamente.

La astucia, la ambici?, la envidia, el ego?mo, la mentira etc. son sentimientos negativos, son agentes negativos que se forman en el ser humano por falta de conocimiento real.

Por mucho tiempo las religiones han tratado de controlar a la humanidad a trav? de prohibiciones, amenazas de castigo e ilusiones. Pero eso solo ha causado frustraci? en los seres humanos, doble moral, sentimientos de culpa, etc.

Los seres humanos ahora podemos controlarnos a trav? de nuestra propia conciencia. Con libertad y sin temores, sin esperar recompensas, basados solo en la verdad.

De la verdad es que se derivan; LA JUSTICIA, EL AMOR Y LA LIBERTAD.

Estos son los verdaderos par?etros en que debemos fundamentar nuestro comportamiento.

JUSTICIA es igualdad. Todos merecemos lo mismo, todos tenemos los mismos derechos y los mismos deberes.

AMOR es valoraci?. Todos valemos lo mismo. Nadie vale m? ni menos que nadie.

LIBERTAD es autonom?. Todos somos libres dentro de nuestros l?ites personales.

Dentro de esos par?etros es que se desarrollan o se forman los principios humanos, algunos de los cuales son: LA SINCERIDAD. LA SOLIDARIDAD. LA COMPRENSION. EL RESPETO. LA TOLERANCIA.

La SINCERIDAD es el principio a trav? del cual reconocemos nuestros errores, nuestros defectos y virtudes. Ning? ser humano es perfecto, pero no debemos usar eso como disculpa para no corregir nuestros errores.

La sinceridad es el principio sobre el cual se afirma las relaciones interpersonales.

Las personas mentirosas forman un sentimiento de inseguridad, hacia ellos mismos, en los dem?.

?Perder la confianza en s?mismo es perder un gran valor!

?Perder la confianza de los dem? es perderlo todo!

La SOLIDARIDAD es el principio a trav? del cual manifestamos el amor hacia los dem?.

La COMPRESION es el principio que permite sostener y rehacer las relaciones interpersonales. Comprender es perdonar. Mal se piensa que perdonar es olvidar. Perdonar es recordar pero con un sentimiento de comprensi?.

No solo debemos perdonar, tambi? debemos aprender a pedir perd?, para anular esos sentimientos negativos que se forman hacia nosotros en las personas que ofendemos.

El RESPETO es el principio a trav? del cual podemos mantenernos libres de vicios y de todo lo que atente nuestra dignidad.

Somos obras originales de El Creador, valor?onos como tal, respet?onos.

Respetar es reconocer los derechos y l?ites de los dem?, es permitir que los dem? act?n dentro de sus l?ites personales.

La TOLERANCIA es el principio a trav? del cual podemos reconoces que no somos perfectos al ciento por ciento.

La perfecci? como meta no existe. Lo que existe es el camino de la perfecci?, a trav? del cual podemos ir mejorando nuestro comportamiento.

Siempre tendremos algunas cosas que no podemos corregir. No debemos por esto crear sentimientos negativos, ni hacia s?mismos ni hacia los dem?.

Pero la tolerancia tambi? tiene sus l?ites, no se puede tolerar la violaci? de derechos y limites personales, porque, entonces, ?en que quedar? la individualidad?

Una frase sencilla que ayuda mucho en la relaci? interpersonal:

- Atrae m? abejas una gota de miel que un barril de vinagre-.

Es m? agradable una personalidad comprensiva que una personalidad agresiva.

?ORIENTACI??

?De qu? nos sirve desarrollar una vida material aparentemente satisfactoria, sin saber que somos, sin saber que es la vida, sin saber cu? es el verdadero sentido de nuestra existencia?

Es importante saber que el hogar es una microempresa en donde se forman las nuevas conciencias que van a ser parte integral de la sociedad. Nuestro deber no solo es alimentarlos, protegerlos, vestirlos. Nuestro deber es orientarlos hacia la verdad para que puedan comprender y ver la vida y las cosas como son en realidad. Para que puedan desarrollar una vida personalmente satisfactoria y en armon? con los dem?.

Los tres elementos indispensables en la formaci? humana son:

  • EL AFECTO

  • LOS PRINCIPIOS

  • LA CAPACITACI?

?M? all?de la dif?il convivencia entre

tantas ideolog?s humanas a trav? del

principio de la tolerancia, est?la dicha de

compartir unidos en un solo conocimiento.

EN LA VERDAD?

Aprovechemos bien nuestra vida, usemos bien nuestras capacidades, vivamos con alegr? y en plena libertad, gocemos sanamente de todo lo que El Creador nos proporciona en este peque?s y maravilloso planeta.

? est?en ti. ? est?en m? ? est?en todo.

?DEMOS GRACIAS POR TODO AL CREADOR!

DEDICATORIA

  • Dedico esta obra a mis hijos:

  • Lina Giseth,

  • Blanca Shirley,

  • Juli? Alberto.

  • A mis nietos: Daniel y Salome.

  • Y dem? descendencia

IMPORTANTE: En este sitio no tratamos de convencer a nadie de nada, sino simplemente navegar por "EL TODO" a través de los conocimientos y así descubrir la grandeza del Creador Supremo. En este sitio encontraras personajes de todas las religiones y creencias, sus enseñanzas y sus vidas, para que las conozcas y las estudies, y así la semilla de tu Ser germine hasta el Infinito. Ver advertencias

La espiritualidad "NO" es un negocio y mucho menos una mercancía. "NO" se reciben donaciones y mucho menos diezmos, mejor compartan con un hermano necesitado. "NO" pongas tu espiritualidad en riesgo en manos de inexpertos, sigue a dios todo y eterno directamente. Dios todo y eterno es sabio y es el único que sabe cómo comunicarse con tu ser, síguelo directamente. La verdad y el amor absoluto solo pueden ser revelados a través de su manifestación, cualquier otro medio quebranta su pureza y perfección sagrada. Obedece el aquí y el ahora, es el amor manifestado.